Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Zvonko Matkovic:"Salí como quise salir, sin negociar y sin echarme la culpa”

hace 9 mese(s)

,

A pocos días de cumplirse ocho años de detención preventiva en tres cárceles diferentes y que la salud de Zvonko Matkovic Ribera se vea deteriorada seriamente, la justicia determinó que él podrá defenderse desde fuera de un centro penitenciario del juicio por supuesto terrorismo, que a más de seis años de llevarse adelante todavía no termina.   

La decisión judicial que favorecerá a Zvonko fue decretada en La Paz ayer por la tarde, al final de la audiencia de apelación que se realizó en la Sala Penal Tercera, juzgado al que le tocó resolver la determinación que en los primeros días de enero asumió el Tribunal Primero de Sentencia paceño, que le negó el pedido de cambio de medidas cautelares para salir de Palmasola.

Los abogados defensores de Matkovic presentaron pruebas y argumentos de las dolencias lumbares que sufre el procesado y que estando en el reclusorio cruceño serían prácticamente imposibles de mitigar y se corría el riesgo de que, incluso, pudiera quedar paralítico.

“Salí como quise salir, sin negociar y sin echarme la culpa”, dijo el procesado anoche al arribar a Santa Cruz. 

Gary Prado, abogado defensor de Zvonko, explicó que ahora se deben concluir los trámites de arraigo, la presentación de garantes y la certificación del domicilio donde quedará detenido con escolta policial, para que deje el pabellón donde estuvo preso en Palmasola.

“Esperamos que hasta la siguiente semana se cumplan todos los requisitos establecidos en la sentencia dictada, para que Zvonko vaya a su casa”, indicó Prado.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, al enterarse de la decisión de los vocales de La Paz, dijo no estar satisfecho por la determinación, ya que él cuestionó que hasta ahora los juzgadores no hubieran podido concluir el proceso y dictar una sentencia.

Zvonko es uno de los tres presos por el caso terrorismo, ya que junto a él están en prisión Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza, para quienes el procesado también pidió que en el futuro ellos se puedan defender en libertad.

La medida de detención domiciliaria permitirá también que Zvonko pueda salir dos veces al día de su domicilio, una por la mañana y la segunda al final del día, para recibir el tratamiento de fisioterapia que precisa.

El lunes de la siguiente semana se reiniciarán las audiencias del juicio, donde aún se continúa leyendo las pruebas documentales que presentó el Ministerio Público, para confirmar que los implicados son culpables.

Su madre se fue a la iglesia 
Anoche, antes de ir al aeropuerto a recibir a su hijo, Carmiña Ribera estaba en una pequeña capilla en la iglesia La Santa Cruz, de rodillas agradeciendo a Dios por la noticia que había recibido horas antes. 

“Medidas sustitutivas” y el ícono del pulgar arriba, fue lo que Zvonko le escribió desde su computadora. “Yo estaba conduciendo rumbo a mi trabajo, sabía que la audiencia se estaba realizando en La Paz. Escuché que llegó un mensaje y lo vi; tuve que estacionar, rompí en llanto y di gracias a Dios”, contó. 



La madre del vicepresidente cívico asegura que nunca perdió las esperanzas de que Zvonko pudiera defenderse en libertad, pero que “cada vez que se la negaban era un golpe muy duro para toda la familia”. 

 los abogados defensores de Matkovic presentaron pruebas y argumentos de las dolencias lumbares que sufre el procesado y que estando en el reclusorio cruceño serían prácticamente imposibles de mitigar y se corría el riesgo de que, incluso, pudiera quedar paralítico.

“Salí como quise salir, sin negociar y sin echarme la culpa”, dijo el procesado anoche al arribar a Santa Cruz. 

Gary Prado, abogado defensor de Zvonko, explicó que ahora se deben concluir los trámites de arraigo, la presentación de garantes y la certificación del domicilio donde quedará detenido con escolta policial, para que deje el pabellón donde estuvo preso en Palmasola.

“Esperamos que hasta la siguiente semana se cumplan todos los requisitos establecidos en la sentencia dictada, para que Zvonko vaya a su casa”, indicó Prado.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, al enterarse de la decisión de los vocales de La Paz, dijo no estar satisfecho por la determinación, ya que él cuestionó que hasta ahora los juzgadores no hubieran podido concluir el proceso y dictar una sentencia.

Zvonko es uno de los tres presos por el caso terrorismo, ya que junto a él están en prisión Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza, para quienes el procesado también pidió que en el futuro ellos se puedan defender en libertad.

La medida de detención domiciliaria permitirá también que Zvonko pueda salir dos veces al día de su domicilio, una por la mañana y la segunda al final del día, para recibir el tratamiento de fisioterapia que precisa.

El lunes de la siguiente semana se reiniciarán las audiencias del juicio, donde aún se continúa leyendo las pruebas documentales que presentó el Ministerio Público, para confirmar que los implicados son culpables.

Anoche, antes de ir al aeropuerto a recibir a su hijo, Carmiña Ribera estaba en una pequeña capilla en la iglesia La Santa Cruz, de rodillas agradeciendo a Dios por la noticia que había recibido horas antes. 

“Medidas sustitutivas” y el ícono del pulgar arriba, fue lo que Zvonko le escribió desde su computadora. “Yo estaba conduciendo rumbo a mi trabajo, sabía que la audiencia se estaba realizando en La Paz. Escuché que llegó un mensaje y lo vi; tuve que estacionar, rompí en llanto y di gracias a Dios”, contó. 

La madre del vicepresidente cívico asegura que nunca perdió las esperanzas de que Zvonko pudiera defenderse en libertad, pero que “cada vez que se la negaban era un golpe muy duro para toda la familia”. ///


Notas Relacionadas