Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

La mitad de la bases militares de Estados Unidos están amenazadas por el cambio climático

Un informe del Departamento de Defensa contradice la política oficial de Trump sobre el clima.

hace 3 mese(s)

,

La maquinaria burocrática de Estados Unidos continúa su curso y, muchas veces, obtiene resultados que están en abierta contradicción con las intenciones del hombre que ocupa el Despacho Oval. Según un estudio del Departamento de Defensa norteamericano, la mitad de las 3.500 instalaciones militares que posee el país en su territorio y en el extranjero ya se han visto afectadas por cambios meteorológicos drásticos como sequías, vendavales, olas de calor, incendios e inundaciones. "Es un impacto inaceptable para nuestra seguridad si el clima extremo hace inútiles nuestras infraestructuras o necesitadas de mucho personal para su funcionamiento", reza el informe. 

En la anterior investigación de 2009, el Departamento de Defensa identificó 128 bases costeras -de las cuales 56 son de la Marina y están valoradas en 100.000 millones de dólares- que estarían en serio riesgo si el mar sube un metro. Nueve de esas bases estratégicas perderían la mitad de su territorio si el nivel sube dos metros para 2100, según otro estudio de la Union of Concerned Scientists citado por The Economist. Radares oceánicos e instalaciones como las situadas en la isla de Diego García -utilizada como cárcel secreta de la CIA durante las guerras de Irak y Afganistán- quedarían sumergidos. 

Mediante una encuesta a los responsables de todas sus bases y puestos, el informe señala algunas de las consecuencias inmediatas: la imposibilidad de llevar a cabo ensayos militares, problemas en el suministro de agua potable o cambios en las misiones para atender a población civil como en el caso del huracán María que afectó a Puerto Rico. El secretario de Defensa, James Mattis, considera que el asunto es un "factor de inestabilidad".



El hallazgo choca con la política de Donald Trump con respecto al cambio climático. Tras retirar a Estados Unidos de los Acuerdos de París para limitar el calentamiento global, la amenaza meteorológica ha sido eliminada de muchos de los planes estratégicos que cada rama de la administración diseña y presenta al presidente. La burocracia subterránea, no obstante, sigue su curso. "Se tarda un tiempo en darle la vuelta", ha dicho a The Economist una almirante de la Marina retirada que se encargaba de evaluar los riesgos climáticos. Otros exmilitares citados por la publicación inglesa critican que la política de Obama al respecto era más comprometida públicamente, pero que no se destinó ni un dólar a remodelar o planear el futuro de esas instalaciones.

El nivel de los océanos está creciendo el doble de rápido que hace 25 años, según el National Climate Assessment publicado el pasado 18 de febrero, una institución del gobierno norteamericano dedicada a asesorar al Congreso en este tema. “Los cambios en el clima pueden alterar el medio en el que operamos y las misiones que hacemos", concluye el informe del Departamento de Estado. Las implicaciones son difíciles de imaginar y no porque el cine de Hollywood no haya creado todo un género apocalíptico acerca de ellas. ///


Notas Relacionadas