Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Carlos Menem: “En todos los gobiernos, salvo el mío, hubo corrupción”

hace 9 mese(s)

,

Sin titubear, hablando de su salud e insistiendo en su pasión por la política, el expresidente argentino Carlos Saúl Menem volvió a dar una entrevista después de mucho tiempo.

“En todos los gobiernos, salvo el mío, hubo corrupción”, sostuvo el exmandatario ante la duda de si se había lanzado a senador por el fuero parlamentario, ya que esa condición impide que sea detenido por las varias causas judiciales que hay en su contra.

“Los fueros parlamentarios no me protegen y no quiero que me protejan. Que se investigue todo lo que se quiera pero no me voy a valer de esos fueros para evitar esa investigación. En todos los gobiernos, salvo el mío, hubo corrupción”, señaló antes de asegurar que no tiene ninguna condena en su contra y que parte de las causas abiertas “ya están cerrando”.

Pero los líos judiciales que aún pesan sobre él no fueron el único centro de una conversación donde primó la variedad de temas: desde el peronismo, el actual presidente Mauricio Macri, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, hasta el fiscal fallecido Alberto Nisman, la muerte de su propio hijo “Carlitos” Menem Jr., e incluso el papa Francisco.

Menem no tiene una visión positiva del país bajo el mandato de Mauricio Macri: “Por lo que uno ve, lee y estudia, evidentemente estamos en una situación no muy buena. Tenemos serios problemas que todavía no se solucionan. Por ejemplo, el tema de la inflación”, sostuvo. Pero, cuando se le preguntó por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue más incisivo. Dijo que no le gustó ese gobierno “porque no hubo una especie de adelante en todos los sectores de la comunidad argentina. Al contrario, creo que fuimos un poquito para abajo. Y esto nos causó mucho daño”. Y a la hora de calificarla, del uno al 10, “un uno le pondría”, remató.

El expresidente también reveló que conoció personalmente al fiscal fallecido y cuya muerte investiga la justicia Alberto Nisman. “Lo conocí. Una excelente persona. No es como dicen algunas personas que se suicidó. Para mí lo mataron”. Refiriéndose a su muerte como “escandalosa”, sostuvo que las denuncias del funcionario llevaron a que alguien quisiera acabar con su vida. Y dijo que cree que el gobierno de Cristina Fernández tiene algo que ver con los hechos. “¿A quién iba a denunciar? A la expresidenta. Así que si uno tiene más o menos cerca los hechos llega a una conclusión que evidentemente lo mandaron a matar desde un sector de aquel gobierno”. Fernández de Kirchner ha dicho previamente que que los señalamientos de que haya tenido algo que ver con la muerte de Nisman “es un disparate”.

Nisman apareció muerto de un tiro en la cabeza en el baño de su casa el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a la entonces presidenta Cristina Fernández y a varios funcionarios del Gobierno por el supuesto encubrimiento de los acusados iraníes por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, que dejó 85 muertos. Todos los funcionarios han negado los cargos.

Menem es enfático en la pasión que le despierta la política. Además de reconocer que es un “animal político” respondió que se lanzó a senador de La Rioja porque era el único cargo que le faltaba ocupar. “Fui presidente de la Nación, fui gobernador, ya no me quedaba otra que ser senador. Yo no puedo vivir sin la política”, dijo. De ahí que negara tajantemente que su candidatura y posterior reelección como parlamentario se debiera a los fueros.

 

“No tengo ninguna condena, para empezar. Hay causas abiertas que algunas ya se están cerrando. Y a otras les falta un tiempo todavía prudencial para que se acaben todos los juicios que se han instaurado en mi contra”, aseveró. Ahora, sobre Menem pesan dos sentencias, aunque él se ha declarado inocente en ambos casos y ha apelado, por lo que también dijo  “no están en firme”.



En 2013, fue condenado a 7 años de cárcel y 14 de inhabilitación para desempeñar cargos públicos por contrabando de material bélico a Croacia y Ecuador en los años 90. Es un caso en el que se investigó la venta ilegal de 6.500 toneladas de armas del Ejército a estos dos países.

 

Esta sentencia fue ratificada en junio de 2017, por la Cámara Federal de Casación Penal, pero en ese momento Menem ya era senador de La Rioja y contaba con el fuero. Dos meses después, en agosto de 2017, fue habilitado por la Cámara Nacional Electoral para aspirar a la renovación de su banca. La decisión de la entidad, indicó que las impugnaciones basadas en la sentencia “no son impedimento para su postulación”. Además, en diciembre pasado, la Cámara Federal de Casación volvió a asumir el proceso, después de que la Corte Suprema dejara sin efecto la ratificación.

 

En 2015, Menem fue condenado a 4 años y seis meses de prisión por peculado al organizar un sistema clandestino de pagos en la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE). El caso, conocido en Argentina como los sobresueldos, indagó por el cobro aumentado en efectivo de funcionarios, recurriendo a fondos reservados que tenían otros fines. En estos momentos, la condena se encuentra en la Cámara Federal de Casación que deberá revisarla para decidir si la ratifica o no. Su defensa solicitó que la sentencia sea rechazada, pues es una acusación “política”.

 

El expresidente también es uno de los investigados en el caso del supuesto encubrimiento al ataque terrorista perpetrado en 1994 contra la AMIA. En diciembre pasado la Fiscalía pidió 4 años de prisión en su contra por desviar la investigación. En 2013, Menem pidió que se suspendiera el juicio en su contra.

Sobre el polémico caso de la muerte de su hijo,  “Carlitos” Menem Jr., el expresidente señaló reiterativamente que “lo mataron”. Aunque en un principio pensó que se trataba de un accidente, “con las conversaciones que llevé a cabo, con lo que hablé con la gente de la Gendarmería, evidentemente no fue un accidente. A mi hijo lo mataron”. Él dice que cree que fue una cuestión política porque querían hacerle daño a su familia. “Yo hubiera preferido que me maten a mí y, sin embargo, en plena juventud matan a mi hijo. Fue muy doloroso, tremendamente doloroso”.

Menem dice que hasta el último día de su vida será peronista: "No sé cuántos años más viviré pero hasta la tumba voy a seguir siendo peronista". Y, además, es optimista sobre esta corriente política, pues lo ve muy bien. "¿Cuántas veces mataron al peronismo? Muchas y sin embargo resurge de sus cenizas, como está ocurriendo ahora, y en las próximas elecciones el peronismo va a volver a triunfar", aseguró.

Aunque reconoció que es difícil nombrar a alguien como líder, aclaró que tiene "cualquier cantidad de dirigentes". Por eso, reiteró, "cuando llegue el momento va a surgir uno que se ponga al frente de la causa. Eso ha ocurrido no una una vez sino infinidad de veces. Todo el mundo lo daba por muerto al peronismo y resurgió de sus cenizas y tiene diputados y senadores. El peronismo no va a morir nunca". Eso sí, comentó, él kirchnerismo no es peronismo: "Es una cosa totalmente distinta. ¿A dónde nos llevó el kirchnerismo? ¿Creció Argentina? Al contrario, se estabilizó y se vino abajo".///


Notas Relacionadas