Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Gobernación de Chuquisaca tiene una deuda de 613 millones de bolivianos en 29 años

hace 6 mese(s)

,

En casi 30 años, la Gobernación acumuló una deuda de Bs 613 millones por créditos contraídos con organismos internacionales y entidades gubernamentales, pero a pesar de ello todavía tiene margen para seguir canalizando préstamos por Bs 490 millones.

El secretario de Hacienda de la Gobernación, Franco García, informó que de esos Bs 613 millones, 306 millones corresponden a deuda externa y 307 a deuda interna.

Uno de los créditos de mayor data se remonta a septiembre de 1989 y el acreedor es el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), al que todavía se le debe Bs 20 millones por el Plan de Desarrollo de Chuquisaca que financió.

La deuda interna actualmente representa la mayor parte de las obligaciones contractuales de la Gobernación, siendo el Fondo Nacional de Desarrollo Rural (FNDR) el principal acreedor con Bs 306 millones. Esta entidad financió diversos proyectos de inversión pública y programas de desarrollo.

Los organismos financiadores extranjeros son Banco de Cooperación Financiera Alemán (KfW, por sus siglas en Alemán), Coorporación Andina de Fomento (CAF), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), FIDA y Banco Mundial, a los que todavía se les adeuda Bs 306 millones.



La Gobernación consignó como fuente de financiamiento interno a la CAF y al FNDR, con Bs 307 millones.

García indicó que con varios de los organismos se estableció un crédito con un horizonte de pago de entre 20 y 25 años.

Considerando que la Gobernación cancela entre 60 y 79 millones de bolivianos por año, toda esa deuda podría ser liquidada en unos siete años.

Con la KfW se financió proyectos de riego de Culpina, Incahuasi, Serrano, Tomina, Cachimayu (Sucre) y San Lucas, además del proyecto de agua potable Sucre III. Con la CAF, el mejoramiento de los canales de aducción Ravelo y Cajamarca, además de la carretera del sur, así como otros proyectos de inversión caminera.

Con el préstamo del BID se pagó la línea de transmisión Sucre–Padilla, un programa de electrificación rural y otro de agua potable y alcantarillado periurbano.

El BM financia el Proyecto de Acceso a Energía Eléctrica y Energía Renovable (IDTR), y el FNDR garantizó proyectos de inversión pública y programas de desarrollo.///


Notas Relacionadas