Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Infancia en guerra: la vida de 300 millones de niños a la sombra del conflicto

hace 3 mese(s)

,

Un informe de la organización benéfica Save the Children confirma que al menos 337 millones de niños viven en zonas de conflicto en países como Siria, Somalia y Afganistán.

Crecer arrullado por el miedo es una realidad para miles de niños sirios, afganos y somalíes. Ellos persiguen sus sombras bajo el sol mientras se pasean entre las ruinas de estructuras bombardeadas. Reconocen el sonido de los disparos. Aprendieron a intentar huir de los ataques, a tratar de escapar del eco de la guerra.

Cada vez son más, así lo confirma la organización Save the Children, se trata de al menos 337 millones de pequeños cercados por el conflicto. Viven amenazados por la posibilidad de encontrar la muerte al pie de sus hogares, al pie de sus ataviadas poblaciones natales, aquellas que se convirtieron en campos de batalla.

Su agonía diaria no es ajena a las estadísticas. Entre 1990 y 2018, el número de niños que habita en áreas golpeadas por los enfrentamientos armados aumentó en un 75%, lo que deja una huella de guerra en uno de cada seis niños en todo el planeta.

La silueta de la violencia los aqueja. Datos oficiales señalan que más allá de los cohetes y los artefactos explosivos detonados en sus regiones, también los amenaza el secuestro y la violencia sexual, y Helle Thorning-Schmidt, la directora ejecutiva de Save the Children, asegura que es así: "Los niños están sufriendo cosas que ninguno debería temer, desde la violencia sexual hasta su uso como terroristas suicidas”.

El panorama descrito por Thorning-Schmidt coincide con el reportado por Naciones Unidas, según la cual más de 73.000 menores de edad fueron asesinados o mutilados desde el año 2005. Las muertes y afectaciones de estos pequeños se produjeron en 25 puntos distintos de conflicto.



El veloz aumento de los casos de niños afectados por la guerra

El incremento del número de casos de infantes mutilados o asesinados que fueron verificados por Naciones Unidas fue acelerado. En los últimos 18 años, se elevó en cerca del 300%, una cifra aterradora para el futuro de la generación que vive en estas zonas.

La intensificación de los ataques en áreas habitadas aumenta la tensión en medio de la que crecen estos niños que se convierten en el blanco de una mancha de terrorismo que se extiende por Medio Oriente.

Manuel Fontaine, el jefe de programas de emergencia en UNICEF, la agencia de los niños de la ONU, le indicó a Reuters que “los niños en las zonas de conflicto de todo el mundo están siendo atacados a una escala impactante” y precisó que en muchos de esos puntos se violan las leyes internacionales.

Desde Afganistán hasta Siria, desde Somalia hasta los refugios más improvisados para huir de los combates, hasta allí llega la esperanza de los niños que, a pesar de probar el amargo sabor de una infancia en guerra, sueñan con borrar de sus historias la sombra del conflicto.

 

mg


Notas Relacionadas