Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Voluntarios chilenos ayudan a los damnificados de Tiquipaya

hace 4 dia(s)

,

El textilero Nicolás Cruz debió acudir ayer al banco a pagar una cuota de su deuda, pero, no pudo. No era impedimento el lodo que tenía en casi todo el cuerpo, excepto la cara; desde el martes está quitando los más de dos metros de mazamorra que ingresaron a su casa. Tampoco era una limitante los “visitantes” que llegaron a su casa: familiares, vecinos, funcionarios de la Alcaldía de Tiquipaya y voluntarios que le ayudaron a “desenterrar” sus pertenencias. La verdadera razón era que no tenía dinero; sus máquinas fueron sepultadas y con ellas el sustento económico de su familia.

Cruz es propietario de la textilera Cruz Sport, una entre varias actividades económicas con sede en Tiquipaya que quedaron anegadas por la mazamorra que azotó a ese municipio la semana pasada. Ayer, la población de ese municipio “desenterraba” sus propiedades con ayuda de voluntarios chilenos y, mientras lo hacía, se podía ver la ruina en la que quedaron.

La textilera de Nicolás Cruz, por ejemplo, funcionaba con maquinaria que la familia había adquirido recientemente. “Tenía unos meses”.

Lograron comprar los equipos valuados en al menos 40 mil dólares, gracias a un préstamo bancario. Ayer, Nicolás debía ir a pagar una de sus cuotas, pero las circunstancias lo impedían. Mientras quitaba el lodo de su taller, lo invadía cierto nerviosismo, pues, en cualquier momento le llamaría su agente de crédito para pedirle explicaciones. “No puedo hacer nada, tendrá que entender”, dijo.

El gobernador de Cochabamba Iván Canelas, indicó que se realizarán las gestiones necesarias para que las entidades bancarias den una prórroga a los deudores. No obstante, Nicolás Cruz contó que, hasta ayer, nadie se puso en contacto con él para realizar esa reprogramación.

El taller y domicilio de Nicolás y otras viviendas aledañas eran socorridas ayer por funcionarios municipales y familiares de los damnificados, además de voluntarios que llegaron de Santiago de Chile.



Siete jóvenes que llegaron a La Paz a vacacionar se enteraron a través de los medios de comunicación del desastre natural sucedido en Tiquipaya, y no dudaron en echar una mano. Una de las chilenas, Josefa Rodríguez, de 24 años, contó que dentro de poco iniciarán labores educativas, por lo que deben volver pronto a su país, pero, mientras puedan, cooperarán a las familias.///


Notas Relacionadas