Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Tarijeños de entre 20 y 40 años, los más afectados por problemas mentales

hace 9 mese(s)

,

La salud mental es un problema real y vigente en el departamento. La mayoría de los pacientes que fueron atendidos el año pasado tienen entre 20 y 40 años, los jóvenes están entre los principales afectados.

Los hospitales y centros de salud están llenos. Basta ir a alguno por un momento para ver a gente que sale de los consultorios con una receta en la mano, que se dirige a las farmacias a comprar lo recetado por el médico. 

Ahí, o en una conversación cotidiana, se puede escuchar hablar sobre sus dolencias, enfermedades, tratamientos. Más de uno ha intercambiado consejos con algún conocido que sufría de algo similar. La salud es algo prioritario para todo el mundo.

Pero ¿y aquellas enfermedades de las que no se habla? Hay dolencias que no se comentan, aunque afecten a las personas de igual forma. Muy raras veces, salen en alguna conversación. Medio en susurros, medio a escondidas. ¿Será porque no se ven? Se puede ver un yeso, pero la depresión no se ve.

Se puede hablar del asma, pero no de la adicción a alguna sustancia. Se puede ir al traumatólogo o al oftalmólogo, pero pareciera que no se puede ir al psicólogo.

Peor aún al psiquiatra. Porque es “para locos”, porque no se lo necesita, porque de la salud mental, simplemente no se habla. Y así, mil y un razones más.

Pero aunque existan mil razones y prejuicios, debe hablarse. Pues la salud mental afecta a las personas tanto como puede hacerlo cualquier otra enfermedad. Es sabido que es indispensable para llevar un buen estilo de vida. Porque es real y porque puede hacerse algo al respecto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 350 millones de personas en todo el mundo que tienen depresión. Dicha enfermedad llegará a ser una de las tres más comunes en todo el mundo para el año 2020, menciona Fernando Gonzales Torrico, encargado del departamento de prevención del Instituto Nacional de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Drogodependencias y Salud Mental (Intraid).

Debe aclararse que la depresión es solo una de las muchas y complejas enfermedades mentales que existen y que se conocen o comentan poco. En parte, según Gonzales, debido a los prejuicios que existen en la población acerca de todo lo relacionado a salud mental. Hay prejuicios acerca de las enfermedades en sí, del personal médico que las atiende o los tratamientos existentes.

Todo esto hace que exista un tabú acerca del tema. Es más, se puede llegar al extremo en que en Tarija, muchas veces las familias han optado por esconder a personas con problemas mentales graves en lugar de buscar ayuda médica en el momento oportuno, haciendo que la condición del afectado empeore.

Un total de 14.377 consultas se han realizado en el Intraid el año pasado. Se calcula que el número de pacientes es de 4.778. Tales datos indican que, claramente, los problemas de salud mental afectan a muchas personas en el departamento. Así como hay personas llenando los hospitales buscando atención médica para cualquier dolencia, hay otras miles que hacen lo propio para enfermedades sobre las que no se comenta.

Un hecho que llama la atención es que la edad de la mayoría de los pacientes atendidos oscila entre los 20 y 40 años, es decir que se encuentran en edad productiva. Si bien los problemas de salud mental pueden aparecer en cualquier etapa de la vida, puesto que dependen de diversos factores, la adolescencia y juventud son etapas particularmente vulnerables.

La salud mental en los hechos

En este sentido, el apoyo psicológico, especialmente a la juventud y adolescencia, puede ayudar no solo a un mejor aprendizaje, sino también a una mejor calidad de vida y a una detección y prevención de posibles enfermedades.

Actualmente, la Universidad Privada Domingo Savio es la única en el departamento que cuenta con un área de bienestar estudiantil que también ofrece servicios de orientación y psicología. La encargada del área, Cecilia Torres, mencionó que el objetivo es brindar apoyo psicopedagógico a los estudiantes y realizar un seguimiento en los casos que se consideren necesarios.

Entre los casos atendidos están: estados emocionales afectados (ej. depresión), estrés, bajo rendimiento académico, desórdenes alimenticios y conducta disruptiva, a la vez que se busca apoyar a estudiantes con problemas socio económicos, de salud o con capacidades diferentes. De identificarse un problema más grave, menciona Torres, se orienta al estudiante sobre a qué especialistas podría acudir.

El seguro universitario de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho ofrece el servicio de psicología. Este beneficio no llega a todos los estudiantes del campus, puesto que no todos están asegurados.

Por otro lado, dicha universidad sí brinda apoyo legal para víctimas de violencia.



Asimismo, en la Universidad Católica Boliviana no se cuenta con un gabinete o servicio de similares condiciones. Se brinda orientación vocacional a bachilleres, pero éste no abarca el espectro psicológico.

Por otro lado, contar con un psicólogo en los colegios también puede contribuir a detectar posibles factores de riesgo o síntomas de alguna enfermedad mental. De tal forma, se puede luchar contra las consecuencias de su falta de tratamiento, que incluyen el deterioro en la vida académica, profesional y personal, y que pueden derivar, en casos extremos, en un suicidio.

El encargado del área de prevención de la Secretaría de la Mujer y la Familia del Gobierno Municipal, Ricardo Torrejón, declaró que se cuenta con 18 psicólogos para atender un total de 69 unidades educativas fiscales. El sistema que se utiliza es itinerante, por lo que cada psicólogo visita cinco diferentes unidades educativas una vez por semana a lo largo de todo el año. 

Torrejón menciona que debido a que es complejo realizar un seguimiento adecuado de los casos dentro de las unidades educativas, se procede a la derivación a algún especialista si se determina que algún estudiante necesita ayuda posterior. En 2017 tuvieron 10 casos de este tipo. Por otro lado, Torrejón mencionó que al menos tres colegios privados cuentan con un psicólogo: La Salle, Felipe Palazón y San Bernardo.

Los problemas más atendidos

En Tarija, el Intraid es el único centro estatal que se dedica al cuidado y prevención en temas de salud mental. Es, según declaró Gonzales, uno de los centros líderes en el sur de Bolivia, puesto que recibe pacientes no sólo del departamento, sino también de otras ciudades del país y del norte argentino.

De acuerdo al departamento de prevención de dicha institución, los casos más atendidos son los siguientes:

1) Problemas relacionados al abuso de sustancias como el alcohol, las drogas, o las mezclas de ambas. Esto es frecuente entre la juventud tarijeña, la cual está más presta a probar diversas drogas.

2) Trastornos emocionales. Entre estos se encuentran la depresión y la ansiedad, entre otros.

3) Trastornos mentales orgánicos. Son aquellos que tienen como origen causas que podrían haber sido evitadas, tales como lesiones neuronales, traumatismos craneales, falta de consumo de yodo durante la gestación o embarazos mal atendidos.

Según uno de los psiquiatras del Intraid, Luis Durán, se atiende a una cantidad similar de hombres y mujeres, si bien las mujeres acuden más frecuentemente por trastornos del ánimo y los hombres por problemas relacionados al consumo de alcohol. En el caso de los trastornos psicóticos, el número de pacientes mujeres y hombres es similar.

Si bien acudir a la consulta de un psicólogo o psiquiatra es aún algo extraño en el entorno tarijeño, las enfermedades mentales existen. Hablar e informarse sobre el tema es el primer paso para quitar el estigma. Esas, las enfermedades que no se ven, también merecen tratamiento.

Asunto pendiente en la salud tarijeña

Al igual que con cualquier otra enfermedad, buscar ayuda profesional es vital para llegar a superar o aprender a lidiar mejor con una enfermedad mental. En Tarija, el Intraid es la única institución estatal que ofrece servicios médicos de forma exclusiva en esa área. Debido a ello hay una gran afluencia de pacientes que acuden a sus instalaciones, las cuales por lo general no abastecen la demanda.

Los espacios actuales tampoco fueron pensados para convertirse en un centro de salud mental. Anteriormente, en esas instalaciones funcionaba un hospital pediátrico, cuyos espacios fueron adaptados. El Intraid cuenta con 32 camas para la internación de pacientes, las instalaciones no permiten una separación adecuada de los pacientes de acuerdo a edad, género o diagnóstico. El psiquiatra Luis Durán declaró que en ocasiones el Intraid tuvo que rechazar pacientes por falta de espacio.

Con el objetivo de solucionar este problema, el año 2014 la Asamblea Legislativa Departamental aprobó la ley 111, en la que se establece que se llevará a cabo la construcción del instituto de salud mental Dr. Alfredo Scott Moreno. Hasta la fecha, el proyecto no ha avanzado, a pesar de que en 2017 el director de Seguridad Ciudadana, Adel Vergara, manifestó que era “una necesidad impostergable”.

A esto debe añadirse el hecho de que los seguros de salud por lo general no cubren los servicios de psicología y psiquiatría, tal es el caso del SUSAT. Esto contribuye a que muchos pacientes no puedan tener acceso a una atención adecuada debido al alto costo que muchas veces tienen los medicamentos para tratar las diversas patologías. Durán mencionó que el Intraid cuenta con un fondo institucional para ayudar a las personas de escasos recursos que no puedan costear el tratamiento.

 

mg


Notas Relacionadas