Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Un estudio del especialista en finanzas Miguel Roca desmiente que la economía se haya triplicado durante el Gobierno del MAS

hace 6 mese(s)

,

Un libro de próxima aparición desmiente que la economía boliviana se haya triplicado en la última década, como afirman las autoridades con frecuencia. El ingeniero y especialista en finanzas Miguel Roca refuta en su próximo texto que el tamaño de la economía boliviana sea hoy tres veces más grande que en 2006.

El texto “Proceso de cambio, el milagro que no fue” ofrece un panorama completo de la evolución de la economía y la inversión pública de Bolivia entre los años 2006 y 2016.

La frecuente afirmación de las máximas autoridades de que el PIB boliviano ha aumentado de 9.574 millones de dólares, a 36.000 en 2016, es, por tanto, incorrecta.

Respecto de la supuesta “triplicación” del tamaño de la economía, Roca dice que las cifras que presenta el Gobierno se deben a un truco estadístico: el Gobierno ofrece los datos del Producto Interno Bruto (PIB), a precios corrientes, es decir sin tomar en cuenta la pérdida del valor adquisitivo, dividiéndolo luego por el tipo de cambio del dólar que, además, mantiene al boliviano sobrepreciado.

“Los números (que ofrece el Gobierno) son el resultado de tomar el PIB a precios corrientes para cada año y dividirlo por el tipo de cambio oficial al 31 de diciembre de cada año, es decir calcular el tamaño del PIB en términos nominales a precios corrientes de cada año sin tomar en cuenta la pérdida del valor adquisitivo de la moneda nacional ocasionada por la inflación”, expresa el libro, editado por la Fundación Pazos Kanki.

Roca, entrevistado por Brújula Digital, puso un ejemplo para entender mejor la situación: “Digamos que un campesino produce 100 papas a un boliviano cada una, ello da un total de 100 bolivianos de venta. Si el siguiente año el mismo campesino produce 110 papas, pero a dos bolivianos cada una, entonces tendría una venta de 220 bolivianos. A precios ‘corrientes’, el aumento es de 54%. Pero a términos constantes (que refleja el aumento en la producción, no del precio), el crecimiento es sólo de 9%. Ese es el crecimiento ‘real’”.

El autor agregó que en economía se pueden usar tanto cálculos a “precios corrientes” y “constantes”, pero no se pueden mezclar los resultados, “como lo ha estado haciendo el Gobierno con fines propagandísticos para confundir a la población”. 

En base a las cifras oficiales de crecimiento económico, Roca estima que el PIB, calculado en términos constantes, y tomando como año base a 1990, fue en 2016 de 16.352 millones de dólares, no 36.000 millones como afirma el Gobierno.

 

O sea que el tamaño de la economía no se triplicó sino que aumentó en un 55% (media vez). Otro cálculo, usando el año 2010 como base y realizado por el BM, establece que el PIB boliviano, en términos constantes, era de 26.758 millones de dólares en 2016, no de 36.000 millones. El crecimiento del tamaño de la economía, en ese caso, fue de 61% en una década, no tres veces.

Varias economías de la región, excepto la venezolana y brasileña, han crecido en términos generales a un ritmo similar en la última década, por lo que el desempeño de Bolivia, a diferencia de lo que afirman las máximas autoridades, no es excepcional.

La economía también se “cuadruplicó” en el pasado

Si se toma la misma manera de analizar la economía (en precios corrientes) se comprueba que también antes del Gobierno del MAS “se triplicó” o “cuadruplicó” cada 10 años.



En base a datos del INE, Brújula Digital realizó los dos cuadros siguientes para ver cómo fue el crecimiento de la economía en las décadas 1988-1997 y 1998-2007. Usando las cifras del PIB a precios corrientes, ésta subió de 10.800 millones de bolivianos a 41.643 millones entre 1988 y 1997, es decir un “crecimiento” de cuatro veces. En la década siguiente, el PIB en bolivianos aumentó de 46.822 millones (1998) a 103.009 millones (2007), un “aumento” de 2,2 veces. 

En cambio, el cálculo del PIB a precios constantes establece que entre 1988 y 1997 la economía tuvo un crecimiento “real” de un tercio, no de cuatro veces; entre 1998 y 2007, ese aumento fue del 25%, no de 2,2 veces.

Boliviano sobrevaluado

Para lograr controlar la inflación y mantener bajos los precios de productos importados, el Gobierno sostiene desde hace años una política de precio fijo del dólar, a 6,96 bolivianos. Al haber caído las exportaciones y el ritmo de crecimiento en los últimos años, ese precio fijo implica que el boliviano está sobrevaluado, es decir vale más que su “precio real”.

El economista Gonzalo Chávez dijo que el debate del cálculo del PIB tiene un ingrediente adicional al tema de precios corrientes versus términos constantes y es, precisamente que el precio del boliviano este sobrevaluado.

“Según cálculos del FMI, actualmente el boliviano está sobrevaluado en un 26%. Si esa estimación es correcta, entonces actualmente el dólar debería costar en Bolivia 26% más, es decir 8,82 bolivianos”, expresó Chávez.

En ese sentido, explicó, como el Gobierno calcula el PIB en bolivianos que luego divide en dólares, si se produjera una devaluación del 26% que estima el FMI, el PIB del país también se vería reducido en 26%.

“Como se necesitarían más bolivianos para comprar dólares, si se produce una devaluación, el PIB en dólares caería”, señaló.

Todos los países vecinos han devaluado su moneda, a veces hasta en un 50%, lo que ha convertido a sus economías en más competitivas, haciendo que sus productos exportables ingresen a Bolivia con mayor facilidad. Por eso es que los productores y exportadores bolivianos han pedido al Gobierno iniciar una fase de devaluaciones progresivas.

Brújula Digital calculó el impacto de esa eventual devaluación. El PIB estimado de 16.352 millones de dólares a precios constantes de 1990 (calculado por Roca), pasaría a ser de 12.100 millones de dólares.

La distancia con Chile

Usando ese mismo “truco” (PIB a precios corrientes, pero con una moneda sobrevaluada) es que el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera han señalado en varias oportunidades que la diferencia entre las economías chilena y boliviana se está reduciendo. “En 2005 la economía chilena era 14 veces más grande que la boliviana; ahora mide ocho. Y el 2020 debe ser sólo cuatro veces más grande. Y el 2025 deberíamos estar iguales o máximo uno a dos” expresó García Linera en 2016.

Sin embargo, según datos del BM y tomando el PIB a precios constantes, la economía chilena sigue siendo alrededor de 10 veces más grande que la boliviana, igual que hace una década. Además, si Bolivia devaluara su moneda, la “distancia” con el país vecino volvería a aumentar, lo que demuestra que la afirmación del Gobierno es puramente un juego estadístico.////


Notas Relacionadas