El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

CNC pide terminar con monopolios aéreo y terrestre para repuntar el comercio internacional

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, planteó este martes terminar con los monopolios del transporte – aéreo y terrestre- que restringen el crecimiento sostenido del comercio internacional boliviano.

hace 4 mese(s)

,

"El comercio exterior boliviano que durante el 2021 pudo lograr un gran superávit comercial por 1.471 millones de dólares, necesita contar con las vías de exportación expeditas para que le permita al país seguir creciendo”, señaló el líder empresarial en una columna de opinión titulado “Monopolios contra el comercio internacional” que publicó en un periódico local en La Paz.

Según Kempff, lamentablemente, esta actividad —generadora de divisas y creadora de nuevas fuentes de trabajo digno— tiene que sufrir las consecuencias de actividades monopólicas que deben ser resueltas por el Gobierno.

Mencionó, en este sentido al transporte por carretera y al servicio aéreo, ambos medios bajo dominio absoluto de sindicatos agremiados, y de la empresa Transportes Aéreos Bolivianos (TAB), dependiente de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB).

Por un lado, está el transporte por carretera, que con medidas de presión no permitió que el ferrocarril Arica-La Paz volviera a operar, recordó.

Otro monopolio que afecta nuestras exportaciones es el Transporte Aéreo Boliviano (TAB), empresa que se encarga del transporte de carga hacia mercados internacionales, que debido a los problemas que enfrenta no puede cumplir con su tarea de llevar la carga fuera del país, enfatizó el empresario.

Usar el transporte ferroviario

Identificados los monopolios, Kempff propuso dos salidas. Usar el ferrocarril Arica-La Paz y abrir los cielos a empresas distintas al TAB, para agilizar el comercio internacional boliviano.

Entre estas conexiones está el ferrocarril, especialmente el que vincula La Paz con Arica, más ahora que se presentan filas de cientos de vehículos demorados en la frontera con Chile y otros países, por los controles sanitarios impuestos por sus autoridades, argumentó el ejecutivo.

En este sentido detalló las ventajas que tiene el transporte ferroviario.



“Las ventajas del ferrocarril como medio de transporte de carga: un caballo de fuerza (HP) en un camión que circula por una vía pavimentada puede mover 150 kilogramos, mientras en la ferrovía, 500 kilogramos. Si queremos transportar una tonelada de mercancía por carretera necesitaríamos un litro de combustible para recorrer 23 kilómetros, mientras que en el ferrocarril se recorrerían 90 kilómetros”, aseguró.

La empresa privada está a cargo de las vías férreas en el país y está cumpliendo con su papel de inversor, mejorando los servicios que presta a los exportadores e importadores de productos. Y, debemos aprovechar este medio que, como se ha demostrado con estadísticas, no quitará el trabajo a los camiones de carga que ahora trasladan la mercadería hacia/desde los puertos que utilizamos, indicó.

Cielos abiertos

Para el caso del TAB, la Cámara Nacional de Comercio solicitó al gobierno considere la posibilidad de abrir los cielos para el ingreso de una nueva línea aérea que pueda poner las naves necesarias para las exportaciones.

Debería ser un objetivo a corto y mediano plazo apuntalar un proyecto orientado a considerar la construcción de un aeropuerto Hub en La Paz, plantó la propuesta.

La demora en los envíos perjudica las exportaciones, pues no se cumplen los compromisos adquiridos. Si se quiere que las exportaciones sigan en crecimiento, este sector debe tener todos los medios disponibles para incrementar las ventas al exterior, reflexionó el empresario.

Como lo señala un estudio de la ALADI, dentro de los procesos y operaciones que se llevan a cabo para realizar transacciones en el comercio internacional, el transporte es uno de los más importantes, pues se ha convertido en una actividad de suma relevancia dentro de cada operación de importación y exportación de los países, consolidándose como una variable imperativa en el alcance de los niveles de competitividad de una empresa en el mercado.

“El transporte ha ido cobrando cada vez una mayor importancia en los países industrializados, emergentes y en vía de desarrollo, convirtiéndose así en una actividad básica desde un escenario económico y social, en el que se convierte en un contacto entre consumidores y productores”, manifestó.

Si queremos mejorar la competitividad de los productos nacionales en el mercado internacional, este sector debe contar con todos los medios necesarios para rebajar costos y lo más importante, cumplir los plazos de entrega, subrayó Kempff.


Notas Relacionadas