El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

El considerado como "Pablo Escobar boliviano" no tiene antecedentes por narcotráfico en el país

Omar Rojas Echeverría trabajó 15 años en la Policía boliviana. Nadie se explica cómo se convirtió en uno de los más grandes traficantes de cocaína de la región.

hace 16 dia(s)

,

El exmayor de la Policía, Omar Rojas Echeverría, quien por su prontuario en Colombia es considerado como el 'Pablo Escobar boliviano', no tiene antecedentes por narcotráfico en el país, según declaró el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), coronel José María Velasco, en entrevista con Unitel.

Rojas fue capturado en Colombia luego de un trabajo coordinado con la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y según las investigaciones, Rojas era el encargado de coordinar el movimiento de aeronaves de alta gama que salían de pistas clandestinas de Beni hacia Centroamérica con destino final a Estados Unidos, lugar donde será extraditado, según la publicación de la revista Semana.  

Sin embargo, en Bolivia solo se conoce que fue dado de baja en 2014, pero el actual director de la Felcn indicó a EL DEBER, a través de un contacto telefónico, que solo se tenía esa información y aún se recopilaba mayores datos sobre el exmayor de la Policía.

"Este señor trabajaba en la ciudad de Santa Cruz, no registra antecedentes por narcotráfico, toda vez que en algún momento trabajó en la distrital policial de la ciudad, en la avenida Paraguá", declaró Velasco. 

Por las investigaciones de la DEA, se conoce que el capo del narcotráfico tenía alianza con una red internacional con vínculos en Perú, Venezuela, Brasil, México y Estado Unidos, enviando cientos de toneladas de cocaína y armas.

La revista Semana, señala que Rojas tenía estrechas relaciones en los más altos niveles de Gobierno de Bolivia y trabajó por lo menos 15 años en la institución verde olivo. Además, el hermano del 'Pablo Escobar boliviano', Alexander, era inspector general de la Policía boliviana, tercer cargo en jerarquía de esta entidad.



La organización de Rojas hacía una triangulación y coordinación de vuelos hacia Centroamérica, con naves cargadas con droga cuyo destino final era Estados Unidos. 

Nadie se explica cómo se convirtió en uno de los más grandes traficantes de cocaína de la región. 

Se le atribuye el envío de por lo menos 100 toneladas de droga y miles de armas a comienzos de 2019 y finales de 2020, cuando su banda fue desarticulada, tiempo que coincide con el periodo de transición entre el Gobierno de Evo Morales y Jeanine Áñez; las autoridades estadounidenses están tratando de establecer los vínculos con mayor precisión.

Los documentos de investigación de la DEA detallan que Rojas contrataba a funcionarios de los controles aéreos de Bolivia y Perú para que omitieran sus funciones, dejando pasar la aeronaves cargadas con cocaína y salieran sin ningún inconveniente rumbo a EEUU.

Mientras tanto, se espera un informe oficial de las autoridades bolivianas sobre los antecedentes y qué operaciones realizaba el exmayor en Bolivia. 

El Deber


Notas Relacionadas