El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

El 84% de pistas destruidas a narcos operaba en Beni y Santa Cruz; Tarija es otra ruta

En 2021 fueron intervenidas 46 pistas clandestinas utilizadas por el narcotráfico. De esas, 22 estaban en Santa Cruz y 17 en Beni. Se hallaron cinco en La Paz, una en Cochabamba y otra en Tarija. La ruta a Paraguay se está consolidando

hace 17 dia(s)

,

Beni y Santa Cruz concentran el 84% de las pistas clandestinas que eran utilizadas para el narcotráfico. En 2021, la policía antidroga logró destruir 46 narcopistas en cinco departamentos del país. Lo inédito sucedió en Tarija, donde se encontró una senda que servía para cargar cocaína producida en el Chaco y luego era llevada a Paraguay y Argentina, informaron voceros del Gobierno.    

En Santa Cruz se destruyeron 22 pistas clandestinas, mientras que en Beni 17, en La Paz fueron cinco, en Tarija una y otra en Cochabamba. El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, anunció que para esta gestión la meta consiste en duplicar la destrucción de pistas clandestinas comparada a la del año pasado. La autoridad reafirma que Bolivia es un país de tránsito de la droga producida en Perú. 

“Estas pistas eran utilizadas para que las aeronaves provenientes de Perú recarguen combustible y continúen su trayecto hasta Brasil u otro país de la región debido a que Bolivia es un país tránsito en la cadena del narcotráfico”, recalcó Del Castillo.

En el reporte final sobre la destrucción de drogas incautadas en Bolivia en la gestión 2021, realizado por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc por su sigla en inglés), se informó que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico y el Ministerio Público realizaron 565 actos de destrucción de drogas ilegales, un 21% más con relación al 2020 cuando se efectuaron 467 eventos. En la pasada gestión, la Unodc participó en 213 actos de destrucción de drogas ilegales, equivalentes a un 38% del total de actos realizados.

 

En este informe se reveló que en Bolivia fueron destruidas e incautadas 28 toneladas de drogas, distribuidas entre pasta base de cocaína, clorhidrato de cocaína y marihuana. Según el reporte del representante de la Unodc en Bolivia, Thierry Rostan, fueron 10.935 kilogramos de pasta base, 7.328 kilos de clorhidrato de cocaína y el secuestro de 9.766 kilogramos de marihuana, lo que hace un total de 28.029 kilogramos de estupefacientes.

En áreas protegidas

Mientras, Del Castillo informó sobre las pistas clandestinas en su mayor parte repartidas en parques naturales y áreas protegidas. La autoridad remarcó que en este año  se incrementará el control de las narcopistas y se pretende duplicar los hallazgos de drogas comparados a 2021.

 

Por su parte, el viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani, informó que la mayoría de las 46 pistas clandestinas destruidas fueron encontradas en zonas de difícil acceso, por lo general, están en las orillas de ríos.

“Hemos internado efectivos por vía aérea y terrestre hasta las pistas clandestinas, se han anulado y también hemos destruido laboratorios y secuestrado toneladas de droga. En cuestión de segundos ingresan estas avionetas con droga. A veces es muy difícil detenerlas cuando despegan de manera intempestiva. En varios casos han dejado la carga y han partido”, dijo Mamani.

 

El viceministro acotó que una de las 46 narcopistas encontradas estaba asfaltada. Se trata de una pista en la provincia Iténez, Beni, con 1.000 metros asfaltados.

Según oficiales de la Felcn, las narcopistas son construidas por un tiempo debido a que las mafias se mueven por diversas zonas. Hay otras que fueron abandonadas y no son operadas. Estas pistas tienen dos funciones: cargar y dejar droga y también para que la avioneta pueda abastecerse de combustible.



“Hay avionetas que llegan con carga (droga) desde Perú y la dejan en un punto de refinación de Bolivia. Inmediatamente cargan la cocaína purificada (clorhidrato de cocaína) y también cargan Avgas (combustible para avionetas). Todo eso se hace en menos de dos minutos y la avioneta vuelve a partir con el fin de no ser detectada”, explicó un oficial antinarcóticos. 

Pista en Tarija

El caso de Tarija es inédito. Es la primera vez que se destruyó una narcopista. Se lo hizo en la región del Chaco tarijeño, cerca al municipio de Villamontes. En el operativo, a mediados de la anterior gestión, también se destruyó un laboratorio de purificación de cocaína y al lado estaba la pista que servía para cargar la droga refinada y que las avionetas puedan abastecerse de combustible. 

En la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) dicen que esta narcopista servía para llevar la droga boliviana hacia Paraguay, una ruta que está en proceso de consolidación. Pero esta senda y el propio laboratorio servía también para llevar la sustancia controlada a Argentina.

Según un oficial de la policía antidroga, el estricto control con radares en la frontera con Brasil obliga a las mafias a buscar nuevas rutas para sacar la droga a Estados Unidos y otros continentes. Una de esas rutas es por Paraguay. En el vecino país se aumentó el control de narcóticos en el límite con Bolivia. Solo a cinco kilómetros de la línea fronteriza, el Gobierno paraguayo instaló un puesto militar para evitar que la cocaína boliviana ingresé a suelo paraguayo.

Pero también el control en el lado paraguayo es para que la marihuana producida en ese país no llegué a Bolivia y a otras naciones, como Brasil, Chile y Perú. Paraguay es uno de los principales productores de marihuana.

El ministro de Defensa de Paraguay, Bernardino Soto, recalcó que se incautó cerca de 23.000 hectáreas a mafias dedicadas al narcotráfico en la frontera y que ese terreno tiene “una importancia enorme” por su ubicación cercana a la frontera paraguayo-boliviana.

“Las Fuerzas Armadas tomarán posesión de estas fracciones y establecerán un destacamento militar con la misión de controlar el área y de evitar fundamentalmente el aterrizaje de aviones con vuelos ilícitos, porque se debe considerar que en esa propiedad existe una pista de aterrizaje utilizable”, explicó Soto.

El terreno incautado a las mafias funcionaba como una empresa ganadera y en el lugar se descubrió pistas de aterrizaje ilegales y hangares para avionetas.

Paraguay se convirtió en una de las rutas de tráfico internacional de cocaína que ingresa generalmente por vía aérea o terrestre en el Chaco, junto a la frontera con Bolivia, con destino a otros países como Brasil o Argentina.

La narcopista encontrada en el departamento de Cochabamba está cerca de la región del Chapare. Mientras que las cinco pistas halladas en La Paz están en el norte de esa región, en el parque nacional Madidi. 

El Deber

 

 


Notas Relacionadas