El tiempo
     Santa Cruz

F Futbol

Problemas en el Manchester United: se quieren ir varios jugadores

El club inglés no ofrece señales de mejoría tras perder contra el Wolverhampton, el lunes. Según The Mirror, 11 jugadores están abiertos a dejar el equipo.

hace 22 dia(s)

,

El espiral de despropósitos en el que está sumido el Manchester United no tiene fin. Estrenaron el año perdiendo (0-1) en casa contra el Wolverhampton, la cuarta derrota en 10 jornadas disputadas en Old Trafford, y con Luke Shaw entregándose a la evidencia: “Ni les complicamos la vida. La verdad es que fueron mucho mejores”.

Sufrir contra el conjunto de Bruno Lage se puede considerar normal, asumiendo que son la segunda mejor defensa de la Premier con 14 goles encajados en 19 jornadas. Sin embargo, son también el segundo peor ataque de la liga. El lunes, en el Teatro de los Sueños, cuando el United registró su primer tiro el Wolverhampton ya llevaba 15.

Ha pasado un mes desde el aterrizaje de Rangnick y, de toda la revolución que se presuponía, el Manchester United parece seguir en la casilla de salida. Según informa este miércoles The Mirror, hay un total de 11 jugadores de la plantilla dispuestos a dejar el equipo, desilusionados con el momento que vive el club. Entre ellos, nombres como Lingard, Van de Beek, Bailly o Henderson, que no han dispuesto tampoco de oportunidades con Rangnick.

La misma información cita a una fuente cercana a la plantilla siendo muy pesimista con el momento en el club: "No pinta bien. El ambiente está muy mal y todo apunta que vendrán problemas importantes para el United en el futuro". Algo a lo que se añade el Daily Mail, asegurando que la moral está tan baja en la plantilla que las grandes espadas del vestuario temen tocar fondo, y que más de la mitad de la plantilla está descontenta.



“Si digo que estamos 100% convencidos que vamos a acabar la temporada en Champions, no sé si algún fan me creería”, concedió el técnico alemán en rueda de prensa. Aún así, atizar sólo al entrenador sería injusto.

“Tras el pitido final, los jugadores alzaron los brazos protestando como si no fuera culpa suya. Luego dan entrevistas al final del partido hablando de falta de intensidad. Otra vez. No puede ser siempre culpa del entrenador. Deberían mirarse a ellos mismos”, sentenció ESPN sobre los jugadores del United.

La división en el campo era evidente, no sólo a nivel táctico. De Gea discutió con Cristiano Ronaldo, al que tampoco le han faltado críticas. “Incluso sus mayores defensores pueden cuestionar si, ahora mismo, su presencia aporta lo mismo que resta al equipo a nivel colectivo”, razonó The Athletic.

La grada pitó el cambio de Greenwood, y tampoco celebró la suplencia de Bruno Fernandes. Cavani, Martial y Lingard pidieron salir, pero el club de momento no les deja cuando otro atacante como Rashford tiene espacio para ser tan solo un revulsivo.

Mientras, miran al banquillo y no hay opción que mejore una pareja de pivotes formada por Matic y McTominay. Un desequilibrio sin sentido que dibuja una cruda realidad: pasan los años y, en el United, no cambia nada. /Sport


Notas Relacionadas