El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Flurona: la infección simultánea por coronavirus y gripe no debe alarmar, dice infectólogo

Las probabilidades de una coinfección por coronavirus y una bacteria son del 6%, mientras que la ocasionada por dos virus, del 10%

hace 5 mese(s)

,

Pese a que en los últimos días la denominada flurona -combinación de gripe, (flu, en inglés) y coronavirus- ha hecho noticia en Israel y ha generado preocupación en el mundo, el médico infectólogo Juan Saavedra explicó que esa situación en la que dos virus, o un virus y una bacteria se asocian, llamada coinfección, ocurre con cierta frecuencia y no debe alarmar a la población.

Las probabilidades de una coinfección por coronavirus y una bacteria son del 6%, mientras que una infección simultánea por coronavirus y otro virus, como el de la gripe, es del 10%. Para determinar que existe una coinfección es necesario realizar dos pruebas PCR, una para identificar la presencia del coronavirus y, la segunda, para hacerlo con el otro virus.

El especialista remarcó que esta situación no es para alarmarse y puede ocurrir si hay mayor circulación del virus de la gripe, lo que suele suceder con mayor frecuencia a partir de marzo, en Bolivia.

“La coinfección ocurre, ha ocurrido y va a ocurrir”, afirma el especialista.

En el caso de una coinfección, Saavedra explicó que los síntomas son más intensos, y el órgano afectado puede tener un daño mayor. Por ello es importante continuar con el uso del barbijo, que protege contra el virus de la gripe y el coronavirus.

Adicionalmente, recomienda la vacunación contra la gripe una vez al año. Deben vacunarse, especialmente, los menores de seis años, las embarazadas, los mayores de 60 y aquellos con enfermedades crónicas.

Virus ómicron

Si bien, oficialmente esta variante no ha llegado a Bolivia, si lo ha hecho a los países vecinos, por lo que existe la posibilidad de que alguno de los casos de coronavirus reportados, corresponda a ómicron. 



El médico señaló que, para llegar a la transmisión comunitaria de esta variante, pueden pasar entre cuatro y cinco meses y que, como ciudadanía, debemos estar preparados para enfrentar esta quinta ola.

Según el especialista, para prevenir la propagación de la variante delta, la población inmunizada debería ser mayor al 80%, pero dado que la ómicron es más infecciosa, los vacunados deberán superar esa cifra y llegar, quizás, al 90%.

Saavedra sugiere tres medidas para Santa Cruz: Cuarentena rígida de siete días, vacunación de 50 mil personas al día, durante un mes (para alcanzar el 80% de población inmunizada) y la implantación de la telemedicina, que permita a la población ser atendida y reduzca los riesgos de contagio a los médicos.

Infección con diferentes variantes

Cuando un paciente ha sido infectado, por ejemplo, con el virus original, una variante, ha sido vacunado y después ha vuelto a infectarse con una nueva variante, lo que ocurre es que su sistema inmune se estimula y genera más anticuerpos, detalló el médico. Sin embargo esos anticuerpos son de corta duración, por lo que si el paciente no toma los cuidados necesarios, puede volver a infectarse.

Existen dos posibilidades, la primera es que el organismo hubiera producido suficientes anticuerpos de manera que, ante una nueva infección, las probabilidades de presentar síntomas son pocas. 

En la segunda opción, si el organismo no ha producido los anticuerpos suficientes, el paciente puede llegar a una neumonía y probablemente tendrá que ser tratado en un hospital, en el caso de agravarse.

Saavedra manifestó que, cuando existan las vacunas de segunda generación, cuyas características son: una acción protectora contra todas las variantes y anticuerpos que duren más tiempo, seguramente será necesaria una inmunización anual, como sucede con el virus de la gripe.

El Deber


Notas Relacionadas