El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

La corrupción ensombrece a líderes cruceños y ven que el MAS aprovecha

Analistas consultados ven un reacomodo del poder, que es aprovechado por el Movimiento Al Socialismo para cuestionar el modelo cruceño de desarrollo y acusar a todas las autoridades de corrupción.

hace 23 dia(s)

,

La política y el liderazgo cruceño están afectados por denuncias de corrupción que son investigadas por el Ministerio Público, con impulso del Movimiento Al Socialismo, cuyos dirigentes se apuran a generalizar con el dedo acusador. Dos exalcaldes (Angélica Sosa y Percy Fernández) son acusados por delitos de corrupción; al actual edil lo señalan en la trama las declaraciones de su antecesora.

Al mismo tiempo, el exgobernador, Rubén Costas, el exsecretario general de la Gobernación y ex candidato, Roly Aguilera; así como el actual concejal Mamén Saavedra, son investigados por presuntos delitos vinculados al uso indebido de recursos públicos.

Lo llamativo es que uno de los acusadores es el actual gobernador, Luis Fernando Camacho, que declarará como testigo en enero y que ha denunciado una supuesta alianza entre Rubén Costas y el MAS.

Analistas consultados ven un reacomodo del poder, que es aprovechado por el Movimiento Al Socialismo (que hasta ahora no logra mucho respaldo popular en Santa Cruz) para cuestionar el modelo cruceño de desarrollo y acusar a todas las autoridades de corrupción.

Entretanto, ven una pugna de liderazgo entre el actual gobernador Luis Fernando Camacho y su antecesor Rubén Costas, que ya es investigado de oficio por el Ministerio Público.

En el caso de la Gobernación cruceña, el Ministerio Público inició esa investigación por un presunto desvío de fondos para un acto de campaña política con la presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes, conducta antieconómica, uso indebido de influencias y malversación. Los involucrados son Costas, , Roly Aguilera y Carlos Manuel Saavedra.

El exgobernador, que resultó contagiado con covid-19, anunció que prepara una contraofensiva legal en contra de Camacho.

Por su parte, el expresidente Evo Morales, que es jefe del Movimiento Al Socialismo, había pedido al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, que “ponga orden” en el Ministerio Público. Y, de hecho, la autoridad aceleró los procesos en Santa Cruz de inmediato.

Sin embargo, también dijo en un post de Twitter que con el caso ítems fantasmas y otros “se demuestra la existencia de un sistema perfeccionado de corrupción de algunos políticos de la oligarquía cruceña que durante años robaron la plata del pueblo boliviano para enriquecerse, financiar campañas, generar conspiración y (llevar al país a un supuesto) golpe de Estado (en 2019)”.

De hecho, la atención política nacional se ha centrado en Santa Cruz por el escándalo en el municipio.

El experto aseguró que la red que había construido Angélica Sosa en la Alcaldía cruceña era enorme y había involucrado a mucha gente. Ahora, Percy Fernández tiene una alerta migratoria por este caso y se anunció que lo convocarán a la Fiscalía.

El politólogo Daniel Valverde aseveró que “los cruceños sabemos muy bien” que la administración municipal en los últimos años “fue completamente irregular. Sabemos que hubo mal manejo de la Alcaldía”.



Como hecho palpable, Valverde señaló que se borró la potestad de fiscalizar porque “la señora Sosa fungía como alcaldesa, presidenta del Concejo, como secretaria de salud. Acaparó todo”.

Por eso, lamentó y dijo que el caso ítems fantasmas es resultado de ello. También mencionó al fallido proyecto del Sistema de Transporte Rápido (BTR), que tiene $us 36.6 millones de financiamiento para terminar su ejecución y eso nunca ocurrió.

En la misma línea, el analista Paul Antonio Coca complementó que los políticos han visto que “la Alcaldía es un lugar apetecible por las enormes recaudaciones impositivas por catastros, patentes, licencias de funcionamiento y bienes inmuebles. Es sin duda un municipio apetecible por el dinero que maneja”.

Esto abre la posibilidad de que se genere corrupción y que los liderazgos políticos cruceños sean mermados por este problema. “Pero hay errores que el pueblo corrige. Prueba de ello fue que Angélica Sosa se postuló a la Alcaldía y no consiguió ni un solo concejal. El voto castigó la gestión de Percy y que ella no pudo emular”, dijo.

Valverde complementó que esta coyuntura genera que en río revuelto haya ganancia de pescadores. “Todo el mundo lanza su caña tratando de pescar algo. Está el Gobierno, los diputados, las organizaciones políticas y se ha generado un enfrentamiento entre grupos de poder. Son ellos los que están detrás de todo esto”.
El analista está convencido de que el liderazgo cruceño tiene mejores características “de las que se han mostrado últimamente. Por supuesto que es sintomático que la misma fiscalía que ponía los casos debajo de la alfombra ahora las saca a luz. Obvio, hay un mandato político”.

Valverde no quiso hablar de que desde el MAS se esté buscando descabezar el liderazgo cruceño, “pero sí hay una intencionalidad de mostrar las deficiencias que hubo, eso debilita a autoridades vigentes, pero en Santa Cruz hay muchos mejores líderes que aquellos que hoy son cuestionados”.

Mientras, Coca recordó que no se puede dejar de lado que el rol del MAS en el municipio cruceño fue de acompañamiento. “Recuerdo que en 2010 el MAS tenía cuatro concejales y el único opositor a Fernández fue Hugo Siles, luego exviceministro de Autonomías”, rememoró.

Lo mismo ocurrió en la anterior gestión. Coca detalló que el MAS apoyó la gestión de Fernández y que Evo Morales estuvo muy de cerca con los últimos dos exalcaldes, quienes avalaron la reelección del exmandatario.

Sobre los hechos en la Gobernación, los analistas coincidieron que lo que ocurre en esa institución es una lucha política. Camacho no quiere dejar de tener el monopolio y el resurgimiento de Demócratas es una amenaza.

Esa es la teoría que maneja el analista Fernando Prado. Le resulta difícil creer que una valla, que generó una denuncia de mala utilización de recursos públicos y disparó este proceso de Camacho en contra de su antecesor, “hubiera tenido peso en otro momento. Evidentemente es una carta política que se está jugando, probablemente Camacho, que se espantó porque Costas hizo renacer su partido tres días antes”, manifestó.

Interpretó que en este caso llama la atención que inmediatamente después de la denuncia los fiscales iniciaron la investigación. “Ahí hay un trasfondo político. El MAS siempre estuvo y no quiere perder los privilegios que siempre tuvo”, aseguró Prado.

Según la visión de Coca, si Evo Morales estuvo 14 años en el gobierno, Rubén Costas pudo llegar a los 15. Primero, aseguró que la denuncia de Creemos no es nada en relación a lo que esta agrupación política irá sacando en el transcurso de los días o de las semanas siguientes.

“Esto, porque el ejercicio continuo de una persona en el poder, sea Percy, Costas o Evo, generan estas situaciones, actos de corrupción que se irán sacando día a día”, afirmó. Segundo, recordó que en política uno no ataca sin saber que también recibirá una respuesta. “Estoy esperando el momento en que Demócratas ataque a Camacho. Esto se puede trasladar de una lucha del municipio a nivel departamental”.


Notas Relacionadas