El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Concejales ven la necesidad de contrapesos en el poder para evitar nuevos casos de corrupción

Observan injerencia política en labor de la justicia además de un interés por "tachar a los cruceños de incapaces en la administración pública". Esperan un proceso justo que permita al municipio recuperar el dinero.

hace 1 mese(s)

,

La detención preventiva de la exalcaldesa Angélica Sosa supone un primer paso para desnudar la corrupción al interior del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra y dar un giro a un manejo absoluto en el ente municipal. Concejales de oposición proponen retomar el sistema de contrapesos para fiscalizar las acciones del Ejecutivo y evitar el manejo discrecional de la entidad.

"Estamos rascando la punta del iceberg", expresó Manuel 'Mamén' Saavedra, concejal de Demócratas, al señalar que "el nivel de corrupción al que se llegó en la Alcaldía era absurdo y alcanzó a todo nivel. ¿Qué otras cosas nos iremos a enterar?".

El concejal José Alberti, de Comunidad Autonómica (C-A), observa "una debilidad institucional a todo nivel", propiciada por "reglas de juego que se rompen fácilmente por los tomadores de decisiones".

Ambos ediles coinciden en señalar la importancia de la labor fiscalizadora del Concejo Municipal para frenar los actos de corrupción. Alberti sugiere, además, otras formas de control que combatan "una corrupción que vemos normalizada".

'Mamén' defiende la función de contrapeso del Concejo Municipal "para que no haya impunidad". El munícipe refiere que el problema central surge "por lo dañino que es la percepción que da el poder, que maneja todo de forma absoluta".

Alberti plantea una vía para minimizar los actos de corrupción y coimas. Dice que la tecnología al servicio de la ciudadanía y de la gestión municipal agilizaría los procesos administrativos y limitaría la relación de los ciudadanos con los funcionarios públicos "donde se suele transar las coimas". 

Además plantea la recuperación "de los valores y principios para promover un cambio en la sociedad". De esta forma, el ciudadano será parte activa en la vigilancia a la gestión pública. "Se trata de priorizar la prevención y recurrir a herramientas tecnológicas que permiten agilizar los procedimientos", aclara Alberti.

Más político que jurídico

Para los dos concejales opositores, la investigación por el caso de los ítems fantasmas y los contratos irregulares debería enmarcarse en una acción estrictamente judicial. La injerencia política que envuelve el caso despierta las suspicacias sobre la profundidad que se dará a las indagaciones.

"El Gobierno quiere cerrar el relato del golpe de Estado vinculando el caso con el paro de los 21 días", manifiesta Alberti. Desde el MAS se "traiciona" a un socio (Sosa) ahora que ahora "la ven sin poder" y se aprovecha la oportunidad de direccionar el debate hacia su imposición del relato.

Dentro de esta lógica, el oficialismo usa el caso de los ítems fantasmas para "tachar a los cruceños de ser incapaces de administrar la cosa pública y así enterrar la autonomía", expresa el representante de C-A.



Para Saavedra, resulta necesario entender que los casos son personales y no se puede manchar a una sociedad en su conjunto. "Se debe sentar un precedente y sancionar a las personas involucradas", dice.

De esta manera, se podrá detener la imagen que se tiene del político o del trabajador público. "El ciudadano piensa que está todo podrido. Es una sensación de hace muchos años y en todos los niveles", reconoce Saavedra.

La posibilidad de aclarar las denuncias debe ir acompañada de la recuperación del dinero malversado. "De esta forma se podrá recobrar la confianza de a poco", dice.

Hablan las redes

La prisión preventiva de Angélica Sosa ha repercutido de manera inmediata en las redes sociales. Un gran número de usuarios compartía la noticia del traslado de la exautoridad al penal de Palmasola, en la madrugada del viernes.

El activista José Antonio Prado se mostró siempre crítico con la gestión de la exalcaldesa. Desde su cuenta de Facebook reconoce que "jamás pensé que viviría para verlo".

La detención de Sosa "no es otra cosa que vendetta entre mafiosos, pero pienso que deberíamos aprovechar para irnos haciendo a la idea de que los poderosos no son intocables, que los corruptos tienen pies de barro, y que hay lugar para ellos en las cárceles", escribió en sus cuentas de redes sociales.

Leonardo Roca, exconcejal, también se refirió al caso. "Nos debe llamar a una profunda reflexión, así como en los años 80 la sociedad cruceña hizo una purga moral contra los narcotraficantes, estamos ante el mismo ejemplo actual. Santa Cruz hará una purga moral contra los corruptos", expresó.

Roca, que fue por un breve periodo de tiempo concejal de la agrupación Santa Cruz Para Todos, expresa sus "sentimientos encontrados ya que ver a la señora Sosa en esta situación me recuerda todos los abusos sufridos que viví con otros concejales". Hace alusión a los" 5 años de proceso, cuentas embargadas que casi me costaron la libertad. La señora sosa fue cabecilla en todo esto", comenta.

ElDeber


Notas Relacionadas