El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

IBCE sugiere una política de promoción selectiva de exportaciones para posibilitar la reactivación

La entidad también recomienda dar incentivos al agricultor para que produzca materias primas y el sector privado pueda fabricar biodiésel a la brevedad posible.

hace 6 mese(s)

,

Concluye el 2021 y la evaluación de lo visto durante el año tiene un sabor agridulce para el IBCE (Instituto Boliviano de Comercio Exterior). “La economía avanza y vuelve a crecer, luego de la peor caída del PIB en 67 años (-8,8%); el comercio exterior presenta un importante superávit gracias al crecimiento de las exportaciones por encima de lo que suben las importaciones, que crecen por la recuperación económica”, dijo Demetrio Soruco, presidente de la institución.

Soruco señaló que existe una lección aprendida con los sectores agropecuario-agroindustrial y forestal-maderero, que no paran de crecer, y hasta lo hicieron pese a la crisis de la pandemia; sin embargo, Bolivia no crece lo suficiente, ni tan rápido como es necesario; la desocupación es alta; la informalidad sube y las Reservas Internacionales Netas (RIN) del Banco Central de Bolivia, bajan (BCB); se observa el 2022 como un escenario de oportunidades en un mundo que se recupera.

El presidente del IBCE indicó que hay enormes desafíos para el país, siendo la mayor preocupación, la confrontación interna y la falta de un diálogo Gobierno-Empresariado, que impide armar una agenda compartida. “Hoy más que nunca debemos trabajar juntos por la economía, por una inflexión del comercio exterior, pues de su desempeño dependerá la estabilidad y el futuro de nuestros hijos; no tenemos el derecho de equivocarnos”, dijo.

Según información oficial, el Producto Interno Bruto (PIB) boliviano acumuló un crecimiento del 9,4% en el primer semestre del 2021, pero "dada la debacle del 2020 en igual periodo (-13%), tal crecimiento es insuficiente: ni creciendo al 5,5% este año, como dice el Banco Mundial, la economía será del tamaño del 2019; el país debe crecer al 7% o más, sostenidamente, para recuperar los empleos perdidos y revertir el recrudecimiento de la pobreza; manejando bien el comercio exterior, se lo puede hacer, pero debemos trabajar Gobierno y empresarios, mientras más rápido mejor, pues el tiempo apremia", dijo Soruco.



Cabe recordar que, las exportaciones bolivianas, hasta octubre, crecieron 65% en valor y 12% en volumen, superando a las importaciones, que subieron 31% y 32%, respectivamente, lo cual generó un superávit de $us 1.584 millones.

Aguardamos que 2021 marque un punto de inflexión para el sector externo boliviano, siendo que ha sido deficitario entre 2015 y 2020, restando $us 5.000 millones a las RIN. No hay tiempo que perder, porque la estabilidad de Bolivia está de por medio; si se quiere mantener el tipo de cambio fijo -como está desde el año 2011- debemos exportar más, atraer capitales externos y sustituir importaciones, no hay otra forma; nuestras reservas en el BCB ya no son las del 2014, cuando teníamos $us 15.000 millones, hoy no llegan ni a $us 5.000 millones; es necesario revertir tal situación; estamos convencidos que lo podemos y debemos hacer, no hay elección, es imperativo”, dijo Soruco.

El presidente del IBCE recomienda combinar cuatro medidas de bajo costo y alto impacto: Una política de promoción selectiva de exportaciones, enfocada en sectores de rápida reacción en inversión, producción y generación de excedentes, como el agropecuario-agroindustrial y el forestal-maderero, garantizando la libre exportación y el pleno uso de la biotecnología en el agro; una política de sustitución competitiva de importaciones, sin sobreproteger, con medidas asertivas, como aumentar la compra de etanol por parte de YPFB, y dar incentivos al agricultor para que produzca materias primas y el sector privado pueda fabricar biodiésel a la brevedad posible; una política de combate frontal al contrabando, con una alianza público-privada, involucrando a toda la sociedad civil; y, una política de incentivo al consumo del producto nacional para recuperar el mercado interno.

El Deber


Notas Relacionadas