El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

El Congreso de Brasil aprobó el presupuesto de 2022 con el triple de fondos para las campañas electorales

Los partidos políticos tendrán mucho más financiamiento para luchar por la presidencia que en los comicios de 2018. La ley también dio luz verde al programa social Auxilio Brasil, con entregas de 70 dólares mensuales a 18 millones de familias

hace 1 mese(s)

,

El Congreso brasileño aprobó este martes la Ley de Presupuestos para 2022 en que incluyó el millonario programa de distribución de subsidios a los más pobres propuesto por el presidente Jair Bolsonaro en pleno año electoral y un criticado aumento de los recursos destinados a las campañas políticas.

El Presupuesto de 2022 fue aprobado en el último día de sesiones del Legislativo antes del receso de fin de año y en votaciones separadas de la Cámara de Diputados, en el que el proyecto de ley recibió 357 votos a favor y 97 en contra, y del Senado, en donde contó con 51 votos favorables y 20 contrarios.

El proyecto aprobado prevé que los gastos públicos de Brasil en 2022 se elevarán hasta 4,82 billones de reales (unos 845.614 millones de dólares), de los que un 39% (1,88 billones de reales o 329.824,6 millones de dólares) será destinado a la refinanciación de la deuda pública.

Del valor restante y descontados los gastos ordinarios del Gobierno, la suma destinada a la inversión se limitará a 44.000 millones de reales (unos 7.719,3 millones de dólares), el menor valor en las últimas décadas.

El aumento de cuestionados gastos en año electoral hizo con que la proyección del Congreso para el déficit fiscal del Estado en 2022 fuera elevada desde 49.600 millones de reales (unos 8.701,7 millones de dólares) hasta 79.300 millones de reales (unos 13.912,3 millones de dólares).

El presupuesto aprobado prevé el gasto de 89.000 millones de reales (unos 15.614 millones de dólares) en el llamado Auxilio Brasil, el revitalizado programa social de distribución de subsidios a los más pobres que Bolsonaro propuso para el año en que intentará su reelección como jefe de Estado.

Pese a que la propuesta inicial del Gobierno era destinar 34.700 millones de reales (unos 6.087,7 millones de dólares) para beneficiar a 14,7 millones de familias, el Congreso aprobó un valor más de dos veces superior, que permitirá al Ejecutivo distribuir un auxilio de 415 reales (unos 72,8 dólares) mensuales a 17,9 millones de familias.



El Presupuesto de 2022 destina 4.900 millones de reales (unos 859,6 millones de dólares) al fondo del que disponen los partidos políticos para financiar sus campañas para las elecciones presidenciales, legislativas y regionales de 2022.

Este valor ha sido objeto de duras críticas, incluso entre algunos parlamentarios, debido a que casi triplica los 1.700 millones de reales (unos 298,2 millones de dólares) que los partidos recibieron del Estado para financiar las campañas electorales de 2018.

El Gobierno había propuesto inicialmente 2.100 millones de reales (unos 368,4 millones de dólares) para las campañas electorales de los partidos, pero el Congreso llegó a elevar ese valor hasta 5.700 millones de reales (unos 1.000 millones de dólares), que finalmente redujo ligeramente por las críticas y presiones recibidas por los congresistas.

El Congreso incluyó a última hora en el Presupuesto, a petición del propio Bolsonaro, una reserva de 1.700 millones de reales (unos 298,2 millones de dólares) para garantizar un aumento salarial de los agentes de la Policía Federal.

El beneficio para los policías federales, considerados en su gran mayoría como electores del líder ultraderechista, fue criticado por los demás funcionarios públicos, cuyos salarios han estado congelados por varios años.

La ley de presupuestos aprobada prevé que la economía de Brasil crecerá un 2,1 % en 2022, porcentaje inferior al 2,5 % inicialmente proyectado por el Gobierno pero muy superior al esperado por los economistas del mercado (0,5 %).

Igualmente prevé que Brasil terminará 2022 con una inflación del 4,7 %, por encima del 3,5 % inicialmente proyectado por el Gobierno.

A partir de esas proyecciones, el proyecto establece un aumento del 10,04 % para el salario mínimo legal en Brasil, que será de 1.210 reales (unos 212,3 dólares) a partir de enero próximo para los cerca de 50 millones de brasileños que lo reciben, incluyendo 24 millones de pensionistas y jubilados.


Notas Relacionadas