El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Austria aprobó la ley que permite el suicidio asistido para enfermos graves

Por amplia mayoría, el Parlamento autorizó la legislación por la cual, a partir de 2022, los pacientes podrán acceder a la medicación letal para poner fin a su vida

hace 1 mese(s)

,

El Parlamento de Austria ha aprobado este jueves, por amplia mayoría, la legislación para legalizar el suicidio asistido para enfermos graves, que a partir de 2022 podrán acceder a la medicación letal para poner fin a su vida.

La nueva normativa se ha aprobado después de que el Tribunal Constitucional levantara la prohibición del suicidio asistido, ya que en opinión de los jueces, esto viola el derecho de autodeterminación del individuo. Por el contrario, la eutanasia activa sigue estando prohibida.

 

Según el texto, que tuvo el apoyo del conjunto de los partidos salvo la formación de extrema derecha FPÖ, los adultos en fase terminal o que sufran de una enfermedad permanente y debilitadora podrán tener una ayuda para suicidarse.

Para que una persona pueda acceder a este procedimiento deben cumplirse varios requisitos: tener más 18 años, un diagnóstico médico, charlas explicativas con dos médicos y un periodo de reflexión de varias semanas. Sólo entonces se permitirá a los enfermos redactar su testamento con un notario o un defensor del paciente y después podrán obtener un medicamento en una farmacia para morir.

Dos médicos (uno de ellos especializado en medicina paliativa) deberán evaluar cada caso. Deberán determinar si el paciente es capaz de tomar la decisión de forma independiente.

Además, tendrá que haber un plazo de 12 semanas hasta que se acepte la ayuda al suicidio, en el caso de que el demandante hubiera vivido una crisis temporal. Este plazo se reducirá a dos semanas para los pacientes en “fase terminal” de una enfermedad.



Ninguna de las personas involucradas en el proceso del suicidio asistido podrán ser denunciadas ante la Justicia. El enfermo deberá ingerir sin asistencia la sustancia, en el caso de no ser posible deberá ser él mismo que active la sonda que introduzca el fármaco en su organismo.

 

El gobernante Partido Popular Austriaco (OVP, por sus siglas en austriaco) y los Verdes han apoyado la ley en el Consejo Nacional -una de las dos cámaras del Parlamento austriaco-, al igual que los socialdemócratas de la oposición y el partido liberal Neos. Sólo el Partido de la Libertad de Austria (FPOE), de extrema derecha, se ha mostrado en contra de la ley.

La ministra de Justicia, Alma Zadic (Verdes) consideró que la ley permite la dignidad humana, según recogió la agencia de prensa APA. Además, se aprobó un presupuesto de 108 millones de euros para los cuidados paliativos, para garantizar que “nadie escoja la muerte si existen otras posibilidades”.

A fines de octubre, Zadic habló de un “tema muy delicado” que necesitaba “seguridad jurídica” mediante la nueva ley, para que personas que desean ayudar a sus parientes o amigos enfermos no incurran en ningún delito y “puedan asistir a personas muy enfermas en su decisión de morir con dignidad”.

La ley no permitirá el suicidio asistido de menores de edad, al tiempo que incluye medidas para evitar que familiares puedan forzar el suicidio de un pariente con el fin de hacerse con su herencia u otros “motivos despreciables”.

El Gobierno austríaco, que cuenta con una mayoría estable en el Parlamento, estaba obligado a presentar la nueva ley después de que el Tribunal Constitucional del país suspendiera este año la actual ley que prohibía el suicidio asistido. Sin la nueva ley, el suicidio asistido hubiese sido legal sin ningún tipo de restricciones.

La eutanasia está legalizada en otros países de Europa como Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos y España. En Sudamérica, solo Colombia permite la eutanasia activa.


Notas Relacionadas