El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Brasil: Jair Bolsonaro admite nueva ola de pandemia, pero rechaza cerrar aeropuertos

El presidente de Brasil, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la COVID-19, descartó que pueda ordenar el cierre de los aeropuertos el mismo día en que las autoridades sanitarias del país recomendaron restricciones a pasajeros

hace 2 mese(s)

,

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, admitió este viernes que el país puede enfrentar una nueva ola de la pandemia de la COVID-19 tras el aumento de los casos que vienen registrando los países europeos y la aparición de una nueva variante más virulenta, pero descartó cerrar los aeropuertos.

El líder de la negacionista ultraderecha brasileña, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la COVID-19, descartó que pueda ordenar el cierre de los aeropuertos el mismo día en que las autoridades sanitarias de Brasil recomendaron restricciones a pasajeros procedentes de seis países africanos en los que se detectó una nueva y más amenazante variante del coronavirus.

"Tenemos que aprender a convivir con el virus. No podemos clausurarnos. ¿Qué locura es esa? ¿Si cerramos el aeropuerto el virus no entra? Pero si ya estamos con el virus aquí adentro", afirmó el gobernante en una conversación que tuvo con un grupo de seguidores frente al Palacio de la Alvorada, la residencia oficial de la Presidencia.

El gobernante aseguró que la prensa "sin noción" lo critica y lo tacha de "genocida" por su gestión frente a la COVID-19, pero alegó que Brasil no es el único país que enfrenta dificultadas para frenar la pandemia y que la prueba de ello es la llegada de una nueva ola a Europa y otros países.



"Está llegando otra ola de COVID. Eso es lamentable", afirmó el mandatario.

Nueva variante y medidas

Las declaraciones de Bolsonaro coincidieron con la divulgación de la recomendación que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) le hizo al Gobierno para que imponga medidas restrictivas, de forma temporal, a los pasajeros procedentes de seis países africanos en los que se detectó la circulación de la variante del coronavirus identificada como B.1.1.529.

De acuerdo con la autoridad sanitaria, el Gobierno debería restringir el ingreso a Brasil de pasajeros procedentes de Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia y Zimbabue, en donde circula una nueva variante de la COVID-19 considerada una amenaza.

"Es una variante que posee características más agresivas y que, obviamente, exige de las autoridades sanitarias mundiales medidas inmediatas", afirmó el director de la Anvisa, Antonio Barra Torres.


Notas Relacionadas