El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Las tasas de natalidad bajan drásticamente en China y llegan al punto más bajo desde 1978

La cifra de 8.5 nacimientos por 1.000 habitantes en 2020 alertan a los especialistas, mientras que el régimen lucha por evitar una crisis demográfica

hace 5 dia(s)

,

La tasa natural de crecimiento de la población en China, teniendo en cuenta los nacimientos y las muertes, se situó en un nuevo mínimo de 1,45, lo que presiona a las autoridades a luchar para prevenir una disminución de la población, después de décadas de intervenir y aprobar políticas públicas sobre los nacimientos y los altos costos de vida.

Si bien no hay razones puntuales por la caída tan severa, los demógrafos han señalado anteriormente el número relativamente bajo de mujeres en edad fértil y el costo creciente de formar una familia. El reporte anual, informó una caída en el gasto per cápita en costos educativos, culturales y recreativos, y servicios médicos y de salud para los chinos rurales y urbanos, y un aumento en los ingresos familiares. Los costos de la vivienda también aumentaron.

Este mismo reporte, reveló una caída en los divorcios por primera vez desde al menos 1985, a alrededor de 4,3 millones, aunque también hubo menos matrimonios; 8,14 millones, en comparación con los 9,27 millones del año anterior.

Los problemas de población de China están impulsados en gran medida por una política de un solo hijo que se implementó en 1980 y se ejecutó, con algunas exenciones, hasta 2015, pero forman parte de un patrón más amplio en todo el mundo, particularmente en el este de Asia.

Los gobiernos y las autoridades locales han introducido una serie de políticas que buscan revertir la tendencia, desde relajar los límites para tener hijos hasta aliviar los costos asociados con la educación y la crianza de los hijos. Asimismo, se introdujeron períodos obligatorios de “reflexión” para los divorcios

bdad03c2-caf6-4bbf-a4a8-5613de264afc.jpg



Pero parece que las políticas del gobierno hasta ahora no han abordado adecuadamente las preocupaciones de los jóvenes sobre los costos asociados con tener hijos.

“Lo que está haciendo el gobierno chino ya lo ha hecho el gobierno japonés, y el primero no es tan rico como el segundo”, dijo Yi Fuxian, científico senior en obstetricia y ginecología de la Universidad de Wisconsin-Madison. “Japón puede proporcionar atención médica y educación gratuitas, pero China no”.

Yi, el autor de Big Country With an Empty Nest, dijo que había muchas influencias sociales en la baja tasa de natalidad de China, y las políticas intervencionistas sobre reproducción también habían moldeado el sentimiento público.

“La mayoría de la gente solo quiere un hijo, como promovió el gobierno, y se han acostumbrado a tener un solo hijo. No quieren un segundo o un tercero a pesar de los cambios de política “, dijo Yi.

“En el futuro previsible, el gobierno chino no puede hacer mucho, porque Japón ha hecho todo lo posible y debe considerar su sociedad y su economía para realizar cambios fundamentales. La dificultad de esto es incluso mayor que la reforma y la apertura en 1979. No sé si el gobierno chino va a ceder a tantas reformas“.

Yao Meixiong, experto en demografía y profesor adjunto de la escuela de economía y finanzas de la Universidad de Huaqiao, dijo al medio local Jiemian que los bajos niveles de deseo de tener hijos eran una llamada de atención para el desarrollo de China.

“La respuesta a la crisis de población es una carrera contrarreloj y se deben acelerar las medidas para fomentar la natalidad”, dijo Yao.


Notas Relacionadas