El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Vuelven los cobros irregulares en Palmasola; visitas pagan hasta Bs 50 por ingresar sin hacer fila

El director departamental de Régimen, Mauricio Romero, confirmó que ha recibido denuncias de personas que aseguran que tuvieron que pagar para poder ver a algunos de los internos y aseguró que ya se está trabajando en la identificación de estos funcionari

hace 1 mese(s)

,

Los cobros irregulares en el penal de Palmasola han regresado. Las visitas denuncian que los custodios policiales cobran hasta 50 bolivianos para ingresar a la cárcel. Desde Régimen Penitenciaron admitieron que conocen de este tipo de casos y la Policía pide denunciar a los funcionarios que incurran en este delito.

Son varias víctimas las que comentaron a EL DEBER sobre los gastos económicos que deben realizar para poder visitar a sus familiares que se encuentran detenidos en el penal de máxima seguridad de la capital cruceña. “No solo te cobran en la entrada, también se paga para que te registren si visitas por primera vez el penal. Además, hay que pagar para entrar a los diferentes bloques, dependiendo de donde se encuentre al privado que uno visite”, relata uno de los afectados, que por temor prefiere mantenerse en el anonimato.

Según los denunciantes, los cobros ilegales retornaron cuando disminuyeron los contagios de Covid-19 y Régimen Penitenciario volvió a permitir las visitas a Palmasola, pero con la terminación de cédula de identidad por día y con el requisito de haber recibido la vacuna contra el coronavirus.

El director departamental de Régimen, Mauricio Romero, confirmó que ha recibido denuncias de personas que aseguran que tuvieron que pagar para poder ver a algunos de los internos, pero aseguró que ya se está trabajando en la identificación de estos funcionarios.

 

Explicó que, para evitar los contagios por Covid-19 dentro del penal, se determinó exigir a los visitantes el carnet de vacunación y el ingreso escalonado de acuerdo a la terminación de cédula. Los lunes entran los números 0 y 1, los martes los 2 y 3, los miércoles los 4 y 5, los jueves los 6 y 7, los viernes los 8 y 9. Mientras que los sábados ingresan todos los números pares y los domingos, los impares.

El fin de semana es cuando más se nota esta irregularidad, pues en la entrada del penal se puede observar hasta tres filas. En la primera se encuentran las personas que no tienen dinero para pagar y deben esperar varios minutos, incluso horas, para que se autorice su ingreso. Luego se encuentra el otro grupo, que prefiere pagar Bs 30 para entrar rápidamente y, por último, en la tercera fila están las personas que cancelan Bs 50 para ingresar al penal en un día que no le está permitido la visita por la numeración de su carné.

 

 



Las filas son interminables en el ingreso de Palmasola.

 

Uno de los afectados, comentó que tuvo que pagar a los dos policías que se encuentran en puerta principal de Palmasola debido a que solo tiene tiempo para visitar a su familia el domingo, y no los días que le toca por la terminación de su carnet.

Otra de las víctimas relató a EL DEBER, que denunció que fue víctima de violencia verbal y amenazas contra su integridad física por reportar que otra mujer pretendía ingresar al penal pagando, pese a que estaba vetada por algunos días, por haber cometido alguna falta anteriormente.

“Pedí que me resguarden y el policía que atendió mi denuncia verbal pidió a la mujer parar con las amenazas e insultos hacia mi persona. Lastimosamente eso no fue suficiente, pues otro grupo de señoras me esperaron en las afueras de la puerta principal del penal para amedrentarme y, quién sabe, tal vez cumplir con sus amenazas”, lamentó la afectada.

Ante este tipo de hechos, Romero pidió a la ciudadanía denunciarlos ante Régimen Penitenciario, pues aseguró que los cobros son irregulares. Asimismo, confirmó que existen funcionarios dependientes del Ministerio de Gobierno que trabajaron en el penal, que están siendo procesados tras ser denunciados de realizar este tipo de cobros.

Sin embargo, las víctimas dicen que, pese a los reclamos que realizan, los cobros no cesan y desconocen el destino de las cuantiosas sumas de dinero que se recaudan a diario, pues las filas son largas y generalmente, la mayoría de las visitas prefiere pagar para no esperar mucho.

EL DEBER se contactó con el comandante departamental de la Policía, Orlando Ponce, para conocer sobre las irregularidades que se vienen registrando en Palmasola, pero dijo desconocer de este tipo de hechos y que no han recibido ningún tipo de denuncia.

“Si recibimos una denuncia de este tipo de casos, inmediatamente se informa a la Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi) de la Policía para que se le siga un proceso interno administrativo al uniformado que haya incurrido en estos cobros”, aseguró.

Ponce pidió hacer conocer de manera inmediata a las autoridades policiales si se les exige pagar para entrar al penal, pues aseguró que es un acto irregular, que debe ser investigado y sancionado.

El Deber


Notas Relacionadas