El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Expertos ven pocas opciones de inversión para los que retiren aportes de las AFP

De acuerdo con la norma, Bs 15.000 es el monto máximo que pueden devolver las AFP a los aportantes. Tres analistas consideran que este monto es pequeño para pensar en oportunidades de inversión

hace 1 mese(s)

,

El 8 de septiembre, el presidente Luis Arce promulgó la Ley de Devolución Total o Parcial de Aportes de las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP). La norma establece la devolución de aportes realizados a las AFP, de manera excepcional y por única vez. El retiro, que se viene efectuando desde el miércoles 6 de octubre, es voluntario y los recursos económicos para los retiros están garantizados para los que forman parte del Sistema Integral de Pensiones (SIP).

La ley determina que las personas que tengan en su cuenta personal un monto menor a Bs 100.000 pueden retirar hasta el 15%, independientemente de la edad. Por otra parte, aquellos que tengan un monto mayor a los Bs 100.000 podrán retirar hasta Bs 15.000. En tanto, que las personas que tengan menos de Bs 10.000 y sean mayores a 50 años pueden retirar el 100%.

Tomando en cuenta que Bs 15.000 es el monto máximo que devolverán las AFP, EL DEBER consultó a tres analistas económicos acerca de cuáles son las mejores opciones de inversión que pueden tener los aportantes que retiren ese monto o qué le convendría más al que quiere obtener algún beneficio.

Los especialistas coinciden en que la norma tiene aspectos positivos y negativos; sin embargo, advierten que es necesario tomar en cuenta que un retiro que pueda beneficiar hoy, significa perder los ahorros para años posteriores cuando, y posiblemente, existan mayores necesidades. Es decir, lo que se puede presentar hoy como un beneficio, ya sea retirando el dinero e invirtiéndolo en negocios u otros emprendimientos, en el largo plazo puede ser perjudicial.

El economista Róger López sostiene que, antes de decidir invertir en algo el dinero o gastarlo, se deben hacer algunas consideraciones previas, como ser cuidadoso en no destinar la totalidad del dinero al consumo, pues más bien sería un préstamo que luego será cobrado. Recuerda que, si se desea invertir para generar un excedente, los depósitos a plazo fijo (DPF) del sistema financiero están pagando en torno al 4% y 5% anual. “Si estos Bs 15.000 se colocaran ahí, se tendría una ganancia de Bs 700 anual o casi Bs 60 de forma mensual”, menciona.

López indica que otra forma de generar excedente es invirtiendo el dinero en actividades más riesgosas. Sin embargo, aclara que estas oportunidades de inversión son más bien difíciles de que aparezcan para capitales pequeños.

“El comercio es una actividad que genera buenos excedentes (por eso las tasas que se cobran a los créditos MyPE están en el orden del 20%); no obstante, para que rinda, se debe dedicar tiempo y esfuerzo que se debe descontar de los beneficios esperados de la inversión; por ejemplo, el salario que hubiese ganado en el mejor empleo que rechazaría por dedicarse a invertir en su negocio propio”, añade López.



El experto en pensiones, Alberto Bonadona también cree que las oportunidades de inversión disminuyen cuando los capitales no son altos. “Salvo que tengas un negocio muy pequeño, se podrá invertir en algo; pero, en general, yo creo que la gente que retira su dinero, a pesar de todas las condiciones que le ha puesto el sistema, lo hace porque necesita consumir más que invertir, el que retire ese porcenaje máximo de ahorro que se le permite lo usará para pagar alguna deuda o comprar algunas cosas, más que todo por precaución”, apunta.

En el caso de un pequeño empresario, Bonadona considera que puede pensar en invertir en algo ese dinero, si es que se tratara de alguien que se quedó sin trabajo y piensa adquirir insumos para un proyecto en el corto plazo. Pero pensar que puede hacer un gasto más importante de inversión es difícil. “Si se dedica a pintar casas puede ser que logre comprar alguna compresora relativamente barata, pero después no le veo que se tenga muchas posibilidades”, ejemplifica.

“El problema es que esta medida del Gobierno tiene tantas restricciones que el casi millón y medio de aportantes que se espera que retiren su dinero no va a llegar ni a la mitad. Esas personas, por supuesto, van a gastar y este consumo seguramente va a mover la economía, lo cual es favorable. Ayuda, pero no es suficiente”, agrega Bonadona.

Sobrevivir

El experto en finanzas, Mauricio Ríos García, considera que la devolución de estos aportes más que darle la posibilidad a los que reciban el dinero de invertirlo en algo les permitirá sobrevivir a las eventualidades que ha generado la pandemia, pero, si hay alguien que debería explicar cuáles serían los mejores inversores de este dinero, precisamente son las AFP.

“Por tratar de salvar el consumo o las consecuencias en el corto plazo generadas por la crisis, se están sacrificando los horizontes de más largo plazo de cada uno de los ciudadanos que ha ido aportando sagradamente. Si las AFP no han logrado la rentabilidad de sus ideales es, en parte, porque cuentan con un marco regulatorio obsoleto, una ley que fue creada a mediados de los años 90 y no se adecúa a los tiempos actuales y mucho menos permite a los ciudadanos poder refugiarse en sus inversiones”, asegura.

Una de las cosas que Ríos sugiere a los que deciden retirar los Bs 15.000 de límite permitidos es comprar dólares y ahorrar a largo plazo: “Si existe la posibilidad de ahorrar, que una parte de ese ahorro se lo haga en dólares”.

Mientras que López complementa que, dependiendo de la situación en la que uno se encuentre, se pueden tomar distintas decisiones: “Si se encuentra empleado, quizás lo mejor es abrir un DPF en el sistema financiero y mantenerlo como un ahorro. Si se está desempleado, se puede tomar una parte para mantener el hogar y otra para realizar alguna actividad económica que no implique grandes costos de entrada, aunque sí pueden necesitar de mucho esfuerzo, por ejemplo, el comercio”, concluye.


Notas Relacionadas