El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Contraofensiva del MAS no frena protestas en 5 regiones

Gremiales, magisterio, evangélicos, transportistas, jubilados y sector salud se movilizaron contra la Ley 1386 en Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosí.

hace 1 mese(s)

,

A pesar de que el MAS desplegó una contraofensiva,  en al menos cinco regiones del país se registraron    movilizaciones  de distintos sectores  liderados por los gremiales. En Potosí   se llevó adelante un paro de actividades. Las manifestaciones,   que exigen  al Gobierno la abrogación de la Ley 1386, entran en cuarto intermedio hasta el lunes.

“Se ha resuelto para mañana (viernes) una nueva reunión con los restantes sectores sociales y el lunes se estará tomando ya decisiones, pero la decisión principal es seguir hacia adelante hasta que el Gobierno derogue la Ley 1386. Sólo tres departamentos han decidido continuar mañana más (con las movilizaciones) Potosí, Cochabamba y Tarija”, dijo anoche el dirigente nacional de los gremiales, Francisco Figueroa, tras una reunión multisectoral.

Las protestas

Además de Potosí, las ciudades donde ayer  hubo medidas de presión  son  Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y  Oruro.

Santa Cruz  fue la ciudad donde se registró una masiva movilización de al menos   cinco sectores, entre gremiales de todos los rubros, trabajadores en salud, magisterio, iglesias evangélicas y transportistas de carga pesada.

Según medios locales,  la movilización concentró a más de 200 mil personas, las cuales  partieron desde  cuatro puntos de la ciudad  para concentrarse en la plaza 24 de Septiembre. En ese lugar se realizó  un mitin, en el que los dirigentes emitieron discursos  contra la “ley madre”.

“Estamos en las calles exigiendo al Gobierno la abrogación de la Ley 1386 que no solo perjudica a los gremiales, también va en contra de los trabajadores independientes y de todo el pueblo boliviano”, afirmó Figueroa por la mañana.

En La Paz  marcharon al menos cinco sectores, entre gremiales de distintos rubros de El Alto y la sede de Gobierno, trabajadores en salud, magisterio urbano, jubilados y activistas. Se sumaron a la movilización el  Conade, plataformas y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia,   que estuvo liderada por su presidenta Amparo Carvajal.

Los manifestantes recorrieron las principales vías del centro paceño y se concentraron frente al Ministerio de Economía.

“¡Abajo el gobierno impostor, abajo el paquete de leyes malditas! Estamos exigiendo la abrogación total de la Ley 1386. No vamos a permitir que el Gobierno meta sus manos a nuestro bolsillo”, dijo una dirigente gremial.

En  Cochabamba,  gran cantidad de gremiales -entre comerciantes minoristas, cuentapropistas y artesanos- se movilizaron en  contra de la Ley 1386. La manifestación  terminó en un mitin en la plaza 14 de Septiembre.



“Hacemos un llamado a los del transporte federado que están  tibios, éste no es momento para estar tibios, sino  para tomar una posición y defender las garantías constitucionales de nuestros afiliados”, sostuvo el dirigente de los gremiales César Gonzales.

Potosí es  la única región donde se registra un paro de  actividades de 48 horas,  medida que es impulsada por  el Comité Cívico Potosinista  y que termina hoy. En la primera jornada, en el centro de la ciudad entidades públicas y privadas y negocios cerraron sus puertas, pero en la periferia  la actividad fue  normal. Para hoy se prevé una marcha.

“Nosotros no podemos castigar a nuestros afiliados, pero sí vamos a estar en las movilizaciones”, manifestó   el dirigente gremial Claudio Clemente. En cambio, los cuentapropistas apoyan el paro y las  movilizaciones.

En  Oruro, los comerciantes de la “súper feria” salieron en una marcha por el centro de la ciudad en contra de la norma 1386. Los movilizados  recalcaron que su protesta no es política.

Afines al MAS

Desde que comenzó la semana,   dirigentes afines al MAS se expresaron en contra de las manifestaciones que rechazan la Ley 1386  sostuvieron  reuniones con autoridades del Ejecutivo, y además impulsaron  una campaña contra las manifestaciones.

Tal es el caso del dirigente gremial Juan Carlos García, quien aseguró que su sector no participará de ningún tipo de protesta. “Como gremiales no vamos a cerrar ningún puesto de venta, no vamos a marchar, no vamos a bloquear”, declaró. En  marzo de 2018, cuando García fue posesionado como dirigente del sector, comprometió su pleno respaldo al “proceso de cambio”.

Asimismo, la exconcejala del MAS  Mabel Machicado, actual dirigente gremial,   se reunió el martes con autoridades de Gobierno. Después del encuentro, rechazó las marchas y salió en defensa de la Ley 1386.

Desde Santa Cruz, dirigentes gremiales afines al partido azul publicaron un comunicado en el que desconocieron   a  Figueroa, dirigente gremial nacional,  y rechazaron las manifestaciones.

En la ciudad de Sucre, donde ayer no hubo protestas, el dirigente gremial Sandro Paco desconoció la convocatoria a las  movilizaciones y afirmó que su sector puede perjudicarse más con paros y marchas.

En la ciudad de Potosí, dirigentes del Pacto de Unidad,  en conferencia de prensa, se declararon en estado de emergencia y ratificaron su protestas. “Si es que esto sigue, vamos a tomar las calles y no vamos a permitir que se perjudique a nuestro departamento”, afirmó  el dirigente Bismar Vásquez.


Notas Relacionadas