El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Exembajador ante la OEA: Imagen de Bolivia está muy dañada por insistencia de que no hubo fraude

La Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA rechazó una invitación del embajador ante ese organismo, Héctor Arce.

hace 1 mese(s)

,

El exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Jaime Aparicio, sostuvo este jueves que la imagen internacional del país “está muy dañada” porque el Gobierno intenta posicionar su narrativa de que el 2019 no hubo “fraude electoral”. Aseguró que el Consejo Permanente de esa institución internacional no quiere escuchar más sobre un caso que está cerrado.

“La imagen de Bolivia está tan dañada que ya el Consejo Permanente (de la OEA) no quiere escuchar más sobre un caso cerrado y por eso México y Argentina han pedido un salón de la OEA para pretender que es una reunión de la OEA, que va a hablar sobre el fraude, cosa que no es cierto”, aseveró Aparicio en entrevista con la Red Uno.

La Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA rechazó una invitación del embajador ante ese organismo, Héctor Arce, para asistir a un evento denominado: ¿Qué pasó al final en las Elecciones de 2019?. Francisco Guerrero, secretario para el Fortalecimiento de la Democracia mediante una carta dijo que “por razones de fortaleza, solvencia, seguridad y dignidad institucional”, no concurrirían a ese tipo de eventos, porque además, las elecciones de Bolivia de ese año es un "tema cerrado".

En criterio de Aparicio, hubiera sido posible organizar una reunión del Consejo Permanente de la OEA si los países miembros no estuvieran cansados de ser utilizados con fines de política interna de Bolivia.

Recordó que el Gobierno ya intentó en una sesión del Consejo Permanente convencer que en el país no hubo fraude sino una manipulación del secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la auditoría a los comicios de 2019, pero que no tuvo éxito, porque excepto tres países, el resto de los Estados destacó el trabajo de las misiones de observación electoral.



El gobierno de Luis Arce intentó posicionar en diferentes escenarios internacionales de que en el 2019 en el país se gestó un “golpe de Estado” y no hubo “fraude electoral”. En diferentes sesiones del Consejo Permanente de la OEA, el embajador de Bolivia ante esa organización, Héctor Arce, acusó al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, de ser uno de los principales autores del presunto “fraude”.

En criterio de Aparicio, el evento que organiza Arce será apoyada por las Misiones Permanentes de Argentina y México, pero avizora que tendrá más tintes políticos y será replicado en Bolivia, sin embargo, no tendría ningún eco a nivel del resto de los Estados miembros de la OEA.

“Entonces uno se pregunta a qué obedece esta insistencia. Esa reunión va ser un fracaso desde el punto de vista del exterior; es decir, va tener sólo la asistencia de la gente afín al grupo de Puebla, va ser un acto político ya que no es un acto oficial, pero lo van a retransmitir en Bolivia”, manifestó Aparicio.

Cuestionó la constante insistencia de posicionar en la OEA el discurso de que en Bolivia no hubo “fraude”, dijo que podría entenderse como intentos de victimizar al expresidente Evo Morales. 

“No sabemos cuál es el objetivo, si reponerlo en la presidencia o sacarle esa imagen de que hizo fraude, de que se fugó del país a México; no está claro cuáles son los objetivos o la estrategia tanto de Bolivia como del grupo de Puebla en el campo político, no me atrevería a asegurar nada, pero todo muestra que tienen alguna intención”, sostuvo.

Indicó que el Gobierno de Arce seguirá intentado establecer que en Bolivia no hubo fraude porque es parte de su estrategia como el desacreditar el informe electoral de la OEA.


Notas Relacionadas