El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Choquehuanca descarta candidatura presidencial: «Quiero ir a la Isla del Sol»

En un encuentro en España, el vicepresidente acusó a los medios de "tergiversar y descontextualizar declaraciones" y eludió manifestarse sobre la situación en Nicaragua.

hace 19 dia(s)

,

El vicepresidente, David Choquehuanca, descartó este viernes presentar su candidatura a la presidencia del Gobierno en un futuro y señaló que quiere retirarse a la Isla del Sol, ubicada en el lago Titicaca.

"Ya estoy cansado, viejito", dijo Choquehuanca durante su participación en una Tribuna organizada por la Agencia EFE y la Casa de América, en el marco de la visita que el vicepresidente está realizando a España.

"Quiero irme a la Isla del Sol, un lugar maravilloso, un centro energético ubicado al lado del lago más alto del mundo, que nosotros llamamos el sagrado lago Titicaca. Allí uno se llena de energía y se aleja de los problemas", explicó.

El político boliviano, de origen aimara, fue ministro de Relaciones Exteriores entre enero de 2006 y enero de 2017, durante el primer, segundo y tercer gobierno del expresidente Evo Morales.

Entre 2017 y 2019 también ejerció como secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) y en la actualidad ocupa la vicepresidencia en el Ejecutivo actual encabezado por Luis Arce. 

Elude pronunciarse sobre Nicaragua "por falta de información"

Consultado sobre la situación en Nicaragua, con las próximas elecciones y las detenciones de opositores, la autoridad evitó pronunciarse "por falta de información". El vicepresidente prefiere esperar a tener "una comunicación directa" para saber lo que está sucediendo allí.

"Justo estos días estábamos hablando y he requerido mayor información, porque yo no creo en los medios de comunicación", indicó el vicepresidente de Bolivia.

Reiteró que no es que no crea en lo que ha pasado con los líderes opositores, "pero necesito mayor información, una comunicación directa. Recién hemos mandado a nuestro embajador en Nicaragua".

Nicaragua celebrará elecciones generales el 7 de noviembre, en las que el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, buscará su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.



Ortega, un exguerrillero próximo a cumplir 76 años y en el poder desde el 10 de enero de 2007, arrancará la campaña con siete de los que se perfilaban como sus principales contendientes en la prisión o arresto domiciliar, acusados por la Fiscalía por presunta traición a la patria o lavado de dinero.

Crítica a los medios y al silencio internacional en el supuesto golpe

En la misma jornada, Choquehuanca acusó a los medios de comunicación de "tergiversar y descontextualizar declaraciones" constantemente para crear confusión y denunció el silencio de la comunidad internacional ante el supuesto "golpe de Estado".

"A veces la prensa lo tergiversa o lo descontextualiza. Los bolivianos han vivido días de luto, desaliento, persecución política, de tortura, de violación de derechos humanos, y la comunidad internacional se ha mantenido callada, no ha denunciado estos hechos", recalcó. 

"Todo eso hace que reclamemos a los países que se pronuncien y eso a veces es mal interpretado por algunos medios de comunicación", señaló el vicepresidente boliviano, quien remarcó que es "bien importante" que se conozca la verdad, pero no a través de informaciones en los medios: "Tiene que haber una comunicación directa, eso nos va a ayudar a superar cualquier malentendido, porque estos problemas surgen a través de interpretaciones interesadas".

En su afrenta personal con los medios, Choquehuanca justificó las declaraciones a un medio internacional del presidente Arce acusando a varios países y a la Unión Europea de haber intervenido en el presunto golpe, ya que se trataba de una información pública, "ya se conocía".

"Las reuniones que se mantuvieron en una universidad de Bolivia y quienes participaron en ellas eran de conocimiento público, y el presidente Arce se refirió a eso", apuntó.

Respecto a la situación de la expresidenta interina Jeanine Áñez, detenida hace más de seis meses en un penal en La Paz, indicó que "eso está en manos de la justicia, nosotros no investigamos. Hubo muchas irregularidades y todos tenemos que aprender a cumplir las normas".

Sobre los recientes disturbios con los cocaleros, las marchas indígenas y tensiones sociales que se están dando en el país señaló que ese tipo de protestas y bloqueos se dan en todas partes del mundo, pero que muchas veces ese tipo de problemas son "magnificados por los medios de comunicación, sin saber qué persiguen".

"Todos los días tenemos manifestaciones de muchos sectores, pero nuestro Gobierno es de diálogo", apuntó el vicepresidente, quien dijo que personalmente intenta ayudar a superar cualquier malentendido, pero "hay posiciones intransigentes que no sabemos a qué intereses corresponden y muchas veces eso es lo que recogen los medios de comunicación", insistió.


Notas Relacionadas