El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Escándalo en Chile por constituyente y líder de protestas que simuló tener cáncer

Rodrigo Rojas Vade, miembro de la convención constitucional de Chile, y uno de los rostros más reconocidos de las protestas de 2019, confesó que no padece cáncer como afirmó para justificar su lucha por un cambio de modelo social en un país desigual.

hace 1 mese(s)

,

El órgano que redactará la nueva Constitución de Chile confirmó este domingo la renuncia del constituyente chileno Rodrigo Rojas Vade, un líder de las protestas de 2019 que confesó haber fingido tener cáncer, un tema en el que basó su campaña electoral y un escándalo que ha sacudido a todo el país.

"Ante la seriedad de los hechos, hemos aceptado la renuncia que el señor Rojas ha presentado esta tarde a la vicepresidencia adjunta de la convención (...) Iniciaremos los procedimientos internos correspondientes", afirmó en un comunicado la mesa directiva del órgano.

Rojas, que hasta hoy era uno de los siete vicepresidentes de la convención, confesó el sábado la mentira, una nueva polémica que salpica a la Lista del Pueblo, un grupo heterogéneo de independientes que emergió de las protestas de 2019 y cuyo éxito en las constituyentes se vio como un rechazo a los partidos tradicionales.

Durante las manifestaciones, consideradas la antesala de la redacción de la nueva Constitución, el activista, de 37 años, afirmó en diversas ocasiones que padecía una leucemia linfoblástica mixta y reivindicó la sanidad chilena, criticada por muchos por sus altos costos y privatización.

Después de meses en las calles, Rojas saltó a la política como uno de los fundadores de la Lista del Pueblo, que en mayo obtuvo 27 de los 155 escaños de la convención, articulando su discurso y su campaña en torno a su enfermedad, sobre la que habló en varias entrevistas y en Internet.

El sábado, el independiente reconoció que padece otra enfermedad sobre la que existe un "gran estigma" social y agregó que sintió "mucha vergüenza por el daño que podría traer a su familia" reconocer su verdadero diagnóstico.



Reproches en las redes sociales

El futuro político de Rojas es incierto dada la excepcionalidad de la situación, aunque los expertos señalan que la renuncia voluntaria de un convencional, cargo que se rige con las normas de los parlamentarios, no está contemplada.

La mentira desató innumerables reproches en redes sociales y críticas feroces del oficialismo, que exigió la salida de Rojas y criticó duramente a la Lista del Pueblo.

El conservador Sebastián Sichel, uno de los candidatos favoritos de cara a las presidenciales del próximo noviembre, agregó que "la descomposición de la izquierda y la falta de conducción reafirma el desafío de mayorías que garanticen gobernabilidad".

"Es indignante que haya utilizado una enfermedad tan dolorosa para hacer campaña política, un discurso basado en una gran mentira (....) Su permanencia desprestigia al órgano constituyente", afirmó el diputado de Renovación Nacional (derecha), Tomás Fuentes.

En tanto, algunas figuras de izquierda quitaron peso a la situación y mostraron su apoyo al activista.

"Nadie merece un escrutinio público a favor o en contra por tener una enfermedad, un abrazo grande y mucha fuerza", manifestó la constituyente independiente Natalia Henríquez. 


Notas Relacionadas