El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Talibanes instan a la resistencia a deponer las armas tras primeros combates en Panjshir

Los talibanes exhortaron a los combatientes en el valle de Panjshir, uno de los últimos focos de resistencia al nuevo régimen, que depongan las armas para evitar una guerra sangrienta en Afganistán.

hace 1 mese(s)

,

Dos días después de la retirada estadounidense de Afganistán, los talibanes instaron este miércoles a los combatientes en el valle de Panjshir, uno de los últimos focos de resistencia al nuevo régimen, que depongan las armas para evitar una guerra sangrienta, luego de registrarse los primeros combates.

"Hermanos míos, hemos hecho todo lo posible para resolver el problema del Panjshir mediante conversaciones y negociaciones, pero lamentablemente ha sido en vano", señaló el alto funcionario talibán Amir Khan Muttaqi en un mensaje de audio en la red Twitter dirigido a los resistentes afganos del valle.

"Ahora que las conversaciones han fracasado y los muyahidines (talibanes) rodean Panjshir, aún hay gente (en el valle) que no quiere resolver los problemas pacíficamente", continuó el responsable. "Les toca a ustedes hablarles. A aquellos que quieran luchar, díganles que ya es suficiente", añadió.

Panjshir, un feudo antitalibán de larga data, es un valle remoto y de muy difícil acceso, ubicado en medio de las montañas Hindu Kush, cuyo extremo sur se encuentra a unos 80 km al norte de Kabul.

Conflicto en Afganistán

Un movimiento de resistencia afgano y las fuerzas del levantamiento anti-talibanes toman posiciones durante una patrulla en la cima de una colina en el área de Darband en el distrito de Anaba, provincia de Panjshir | Fuente: AFP

La oposición armada está organizada alrededor del Frente Nacional de Resistencia (FNR), liderado por Ahmad Masud, hijo del comandante Ahmed Shá Masud, asesinado en 2001 por la red Al Qaida. Amrulá Salé, vicepresidente del gobierno derrocado, también se encuentra refugiado allí.

Integrado por combatientes de milicias antitalibanas y exmiembros de las fuerzas de seguridad afganas, el movimiento se comprometió a resistir toda ofensiva de los nuevos dirigentes del país y simultáneamente dejar las puertas abiertas a la negociación, si los islamistas ponen punto final a sus ofensivas.

Varios frentes

Pero, la posibilidad de alcanzar un acuerdo parece haber fracasado. El lunes de noche, cuando el último avión militar estadounidense estaba por despegar desde el aeropuerto de Kabul, se registró una nueva ofensiva talibana contra el valle del Panjshir, de acuerdo a miembros de la resistencia y habitantes de la región.

"Tal vez intentaron probar suerte atacando al Panjshir. Pero, por gracia de Dios, la suerte no estuvo de su parte (...) Nuestros compatriotas no deben inquietarse", indicó Fahim Dashti, miembro destacado del FNR, mediante un video transmitido el martes por el servicio en lengua darí (dominante en el país) de Voice of America.



Conflicto en Afganistán

El movimiento de resistencia afgano y las fuerzas del levantamiento anti-talibán se muestran en un tanque de la era soviética mientras se despliegan para patrullar a lo largo de una carretera en el área de Astana de Bazarak en la provincia de Panjshir. | Fuente: AFP

Según éste, siete u ocho talibanes fueron abatidos en los combates, y uno o dos combatientes entre las filas del FNR.

Los talibanes no comentaron nada respecto a este ataque, que según los habitantes de la región se desarrolló en varios frentes, inclusive en el puerto de montaña de Khawak, al oeste y al sur.

"Estamos dispuestos a defendernos hasta verter la última gota de sangre", indicó a la AFP un vecino que solicitó el anonimato. "Todos llevamos un arma colgada al hombro, preparada para disparar", señaló otro. "Desde los más jóvenes hasta los mayores, todos arengan a la resistencia", afirmó.

Otra ofensiva habría tenido lugar el martes de noche, de acuerdo a Bismilá Mohamadi, exministro de Defensa. En total, 34 talibanes resultaron muertos y otros 65 heridos, tuiteó este miércoles.

Conflicto en Afganistán

El personal del movimiento de resistencia afgano y las fuerzas del levantamiento anti-Talibán patrullan a lo largo de una carretera en Rah-e Tang, en la provincia de Panjshir. | Fuente: AFP

"Queremos la paz"

En estas últimas semanas, los talibanes enviaron centenares de hombres a zonas de los alrededores del Panjshir, aunque afirmaban que preferían negociar en vez de combatir.

Entonces, el FNR indicó que estaba dispuesto a resistir a toda agresión talibana, pero también a debatir sobre la formación de un gobierno inclusivo.

"Nuestro mensaje a los talibanes es que queremos la paz", ratificó este miércoles un resistente. Pero, "si no aceptan la paz y entran por la fuerza, el campo de batalla estará allí para acogerlos" advirtió.

El lunes, los combatientes del Panjshir realizaron un ejercicio militar a gran escala, según constató un fotógrafo de la AFP. Se les veía sobre todo cargando grandes troncos sobre los hombros cruzando ríos helados.

Sobre sus vehículos blindados y bases flamea la bandera nacional de Afganistán, un gesto de desafío a enseña talibana izada en todas partes en el resto del país.

(Con información de AFP)

Conflicto en Afganistán

El movimiento de resistencia afgano y las fuerzas del levantamiento anti-talibanes participan en el entrenamiento militar en el área de Abdullah Khil del distrito de Dara en la provincia de Panjshir. | Fuente: AFP


Notas Relacionadas