El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Tras presentación de informe del GIEI, observan que documento de la Iglesia Católica fue dirigido y exigen a jerarcas pedir “perdón”

Cabezas lamentó que el clero de la Iglesia Católica en Bolivia no profese lo que manda la Biblia y se hayan convertido en cómplices de las violaciones a los derechos humanos en 2019.

hace 1 mese(s)

,

El diputado Renán Cabezas (MAS) sostuvo este jueves que los jerarcas de la Iglesia Católica deberían pedir “perdón” al pueblo boliviano, luego de que en su “Informe-Memoria de los hechos del proceso de pacificación en Bolivia”, presentado el 15 de junio, afirmaran que las masacres de Sacaba y Senkata fueron “enfrentamientos”.

“Le tienen que pedir perdón al pueblo boliviano, tienen que rectificar la mentira que ellos han realizado en ese momento, claro, por ser cómplices del golpe de Estado han tenido que mentir, pero bueno, los seres humanos podemos cometer errores, pero hay que ser modestos y reconocer los mismos”, indicó.

El informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) sobre los hechos de violencia de 2019, presentado el martes, calificó como masacres lo ocurrido en Senkata y Sacaba. Además, determinó un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas (FFAA).

Cabezas lamentó que el clero de la Iglesia Católica en Bolivia no profese lo que manda la Biblia y se hayan convertido en cómplices de las violaciones a los derechos humanos en 2019.



“No tenemos confianza en los jerarcas, ellos no vienen a profesar lo que dice la Biblia, lo que ha hecho Jesucristo, ellos vienen a hacer política, ellos vienen por negocios, eso han hecho durante la historia”, ratificó.

Por su parte, su colega senador Adolfo Flores dijo que luego de que se difundiera públicamente el informe final del GIEI-Bolivia, no queda duda de que el documento de la Iglesia Católica fue completamente dirigido.

“Aquí se demuestra que estaba dirigido el informe de la Iglesia Católica, que mencionaba que efectivamente había existido enfrentamiento entre grupos; y aquí no existió enfrentamientos, aquí existió masacres, aquí existió ejecuciones sumarias”, indicó.

Resaltó que el informe del GIEI es completamente contrario a lo que sostiene el documento de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) respecto a los hechos violentos acaecidos en Bolivia en noviembre de 2019.

“Lo que sucedió en Sacaba, después de gasificar, después de correr, las personas han sido prácticamente interceptadas por proyectiles de larga distancia, de 9 milímetros, esos son asesinatos, eso dice el informe del GIEI, que contradice totalmente con el informe de la Iglesia Católica, espero que tengan la valentía de decir: ‘nos hemos equivocado’”, resaltó.


Notas Relacionadas