Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Ebrio prende fuego a su hijo y él acaba ardiendo

hace 16 dia(s)

,

Un desalmado padre en estado de ebriedad quemó vivo a su hijo de 18 años por haber defendido a su madre cuando era golpeada. En la acción, el pirómano también se quemó; ambos fueron trasladados a emergencias del Hospital Viedma.

El hecho se registró a las 20.00 del domingo en el municipio de Arbieto, población del Valle Alto cochabambino, desde donde los heridos fueron derivados en ambulancia hasta el hospital Viedma.

Jaime Amurrio Cejas, de 54 años, llegó a su domicilio ebrio, en horas de la noche y comenzó a golpear a su mujer que dormía, por no prepararle un plato de comida. 

La golpiza que sufría la inocente mujer enfureció al hijo, de nombre Cristian, de 18 años, quien salió en defensa de su madre y agarró a empujones y puños a su padre.

La violencia intrafamiliar  se tornó dramática cuando el iracundo padre salió y fue a buscar un bidón de 20 litros donde guardaba gasolina y volvió al cuarto de su hijo quien se había vuelto a acostar y le roció con el combustible y prendió fuego.

Debido a su estado de ebriedad, el padre se derramó gasolina en sus manosy torso, pero también en el piso del dormitorio por lo que el fuego cundió sobre su humanidad convirtiendo a Jaime Amurrio Cejas en una antorcha humana.

La madre agredida pasó de ser la agredida a ser la salvadora, ya que apagó el fuego de la humanidad del hijo y del esposo agresor que se retorcían en el suelo tratando de aplacar por sí mismos las llamas que los consumían.

Jaime Amurrio y su hijo Cristian fueron trasladados en horas de la noche a  la Sala de Emergencias del Hospital Viedma donde fueron internados por orden de los galenos. Según un informe médico preliminar, ambos asistidos  presentan quemaduras de primer y segundo grado en la cara, las manos, el cuello pecho y abdomen.

Se estima que tienen quemaduras en un 40 por ciento de la superficie corporal; el más grave resultó siendo el padre.

FILICIDIO

Efectivos policiales de Arbieto se hallaban custodiando al padre que se quemó con gasolina, sindicado de atentar contra la vida de su hijo y haberle causado lesiones graves y gravísimas.

 

mg


Notas Relacionadas