El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Ministro de Gobierno abre cooperación antidroga con Perú con el reto de anular al “puente aéreo”

Autoridades bolivianas y peruanas se reúnen para analizar la problemática del narcotráfico. El país ofrece ayuda para aplicar un modelo de concertación para erradicar cocales ilegales sin vulnerar los DDHH.

hace 1 mese(s)

,

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, y su colega del Interior del Perú, Juan Carrasco Millones, reactivaron la comisión binacional que analizará nuevos mecanismos de coordinación para enfrentar al narcotráfico y al crimen organizado.

Del Castillo inauguró el evento, que se desarrolla de manera virtual. En la ocasión, expresó su preocupación por el incremento del “puente aéreo de la droga”, que es empleado por organizaciones criminales para llevar cocaína a otros países de la región a través del territorio boliviano.

En ese marco, la autoridad anunció que, hasta fin de año, estarán instalados 13 radares que serán monitoreados por el Comando de Seguridad de Defensa Aérea (Cosdea), dependiente de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), para detectar vuelos considerados sospechosos.

“Como Bolivia vamos a presentar el trabajo del Comando de Seguridad de Defensa Aérea, que va a ser implementado en su totalidad durante el segundo semestre de la presente gestión. El Comando fue creado ante los crecientes vuelos provenientes de Perú,  que se internan a territorio nacional y que tienen como destino final Brasil y Paraguay para el transporte de las sustancias controladas”, expresó el ministro de Gobierno.

Del Castillo anticipó que, en breve, efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) serán parte del control aéreo para facilitar “un intercambio de información en tiempo real” sobre las operaciones aéreas irregulares.

La fuerza antidrogas de Perú había detectado al menos cuatro rutas por donde los alijos de pasta base de cocaína transitan a Bolivia. La droga es purificada o pasa por el país antes de ser transportada hasta la frontera con Brasil o Paraguay. Desde allí es enviada a mercados clandestinos en ultramar, situados en África y Europa.



Además, este tráfico ilegal incluye operaciones de resguardo y control que están a cargo de agentes de los resabios del grupo irregular peruano Sendero Luminoso, así como del Comando Vermelho y del Primer Comando de la Capital (PCC), que están a cargo del “puente aéreo”, según el informe Tendencias de las redes criminales de tráfico ilícito de drogas de Perú - 2020, publicado este año por la Dirección Antidrogas (Dirandro) de Perú.

Las avionetas con droga salen del valle del Vraem, ubicado en el centro del Perú. Esta zona concentra el 70% de la producción cocalera en el vecino país. 

En 2020, Perú acumuló unas 68.000 hectáreas de hojas de coca que es la materia prima de la cocaína, pero al mismo tiempo son usadas en estado natural para fines rituales y medicinales.

Al respecto, el ministro Del Castillo ofreció formalmente la cooperación del país para la aplicación de un modelo de control de cultivos que no afecte los derechos humanos.  

“Estamos prestos a compartir no sólo nuestras experiencias, sino también nuestra capacidad técnica para la aplicación de nuestro modelo, pero respetando las características que tiene cada país”, puntualizó el ministro boliviano.

El Deber


Notas Relacionadas