El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

La Unión Europea rechaza categóricamente las acusaciones de haber preparado un "golpe"

La posición del organismo se produce ante las acusaciones sistemáticas de que la UE fue un actor del presunto golpe de Estado.

hace 2 mese(s)

,

La Unión Europea (UE) “rechaza categóricamente” las acusaciones de haber participado en una conspiración con el objetivo de preparar un “golpe de Estado” durante la crisis política en noviembre de 2019.

Este jueves la Delegación de la Unión Europea, junto con las misiones diplomáticas de los Estados miembros de la UE en Bolivia, emitió una declaración en el que “rechaza categóricamente las acusaciones de haber participado en noviembre de 2019 en una conspiración con el objetivo de preparar un golpe de Estado”.

Precisa que ese mes, la UE, bajo el liderazgo de la Iglesia, “ayudó a facilitar” reuniones con actores clave de todos los partidos políticos, incluido representantes del Movimiento al Socialismo (MAS).

Esas reuniones tenían como único objetivo “ayudar a pacificar el país en tiempos de extrema tensión facilitando una plataforma para el diálogo, con el propósito de evitar más violencia y poner fin a la crisis que sacudió al país”.

La Iglesia católica, la Unión Europea, la embajada de España en Bolivia, promovieron reuniones con los actores políticos cuando Evo Morales renunció a la Presidencia, así como toda la línea de sucesión constitucional.

El escenario era de conflictividad, con un vacío de poder de por medio, el país por al menos 48 horas no tenía un presidente. La Policía había sido rebasada con las protestas de afines al MAS.



En el mes de mayo, el expresidente y líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, arremetió contra la Unión Europea y la Iglesia Católica, instituciones a las que acusó de participar en el supuesto "golpe de estado" en su contra durante los conflictos en noviembre de 2019.

No es el único que sostiene este tipo de acusaciones, el exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y otras autoridades de la actual gestión de Gobierno y legisladores del MAS siguen el mismo relato.

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, en la comisión de Gobierno de Diputados al hacer un recuento de los hechos ocurridos en la crisis de octubre y noviembre de 2019, manifestó que la Iglesia Católica no tenía facultades para convocar a reuniones políticas, junto a la UE.

“No somos colonia ni del Vaticano, ni de la Unión Europea”, dijo Chávez, al sostener que quienes asistieron a la Universidad Católica Boliviana (UCB) para tratar la sucesión constitucional, tras la renuncia de Evo Morales, tuvieron una “participación delincuencial, pues se estaban atribuyendo el derecho del pueblo”.

La Iglesia señaló en un informe que el único objetivo de esas convocatorias y reuniones fue para pacificar el país, de las que participaron miembros del MAS y que además estuvieron de acuerdo con la sucesión de Jeanine Áñez.

La Unión Europea y Bolivia mantienen desde hace mucho tiempo relaciones fructíferas y diversas, basadas en un dialogo bilateral sostenido.


Notas Relacionadas