El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Corchado dice que su misión no era dilucidar si hubo fraude y que el informe debía ser interno

El docente de la "U" de Salamanca admitió que su informe se centró en los datos proporcionados por la FGE y que la OEA auditó todo el proceso de 2019.

hace 1 mese(s)

,

El docente de la Universidad de Salamanca Juan Manuel Corchado, quien fue el encargado del grupo de investigación que hizo la pericia del proceso electoral de 2019, manifestó que su trabajo no era dilucidar si hubo fraude electoral. Además dijo que tenían entendido que el documento iba a tener carácter interno para uso de la Fiscalía General del Estado y no público.

“Voy a ser sincero, pensábamos que este informe que debíamos hacer para la Fiscalía era un informe privado, para su uso interno, pero, bueno, parece que se ha hecho público (…). Nosotros no entramos (a señalar) si esto ha sido un proceso fraudulento o no fraudulento, eso no es nuestra misión, eso lo tiene que decir el fiscal, el juez o quien corresponda, o al pueblo boliviano en sí mismo”, declaró ayer Corchado en entrevista con el canal estatal.

La anterior semana, el fiscal general de Estado, Juan Lanchipa, hizo público el documento de la pericia y las conclusiones a las que llegó el grupo de Salamanca. Afirmó que en el informe aseguraba que no hubo alteración de los resultados de las elecciones de 2019, proceso que fue anulado por sospechas de fraude.

Lanchipa aseguró así que, sobre la base de ese informe, se daba por cerrado el caso fraude electoral y se liberaba de culpa a todos los imvolucrados.

El análisis realizado por miembros de la casa de estudios superiores de España detalla que se detectó varias irregularidades en el sistema del Órgano Electoral y en el de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP). 

Entre  estos, usuarios externos que tuvieron acceso al sistema y que pudieron añadir y modificar datos; negligencia en los protocolos por parte de la empresa Neotec, y el funcionamiento de un servidor no registrado, entre otros.



Pese a estas anomalías, las conclusiones niegan que pudo haber alteración en los resultados electorales para favorecer al MAS.

El catedrático español explicó que las falsificaciones de firmas en actas y lo que sucedió con la cadena de custodia de éstas hasta que lleguen a los tribunales electorales departamentales (TED) no fue objeto de su peritaje.

Además reconoció que el informe fue elaborado con base en el cuaderno de investigaciones que entregó el Ministerio Público y que realizaron un estudio “pequeño” en comparación a la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Hemos hecho un informe a posteriori, años después del suceso (de 2019), centrado en los datos que la Fiscalía General de Bolivia nos ha transmitido (…) y se centra en el estudio de los datos y lo que pasó con ellos. El informe (de la OEA) va mucho más allá, ellos hacen un informe de todo el proceso electoral; nosotros ahí no nos hemos metido porque no tenemos datos”, reconoció.

 

Página Siete


Notas Relacionadas