El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Dos abatidos integraban la guerrilla paraguaya Ejército del Mariscal López

Los militares murieron al explosionar un artefacto al paso del camión en el que viajaban y del que eran los únicos ocupantes, en un camino rural cuando realizaban una patrulla.

hace 2 mese(s)

,

Las fuerzas de seguridad confirmaron anoche que las dos personas muertas en un enfrentamiento con militares en el norte de Paraguay son miembros del grupo armado Ejército del Mariscal López (EML), que en 2016 secuestró a un ganadero de quien desde entonces no se tienen noticias.

Uno de los fallecidos fue identificado como Alejandro Ramos, de 22 años, cuyo padre, con el mismo nombre, es considerado líder de ese grupo, una escisión de la guerrilla Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP).

El Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) informó que Ramos y su acompañante murieron en un enfrentamiento pasada la tarde del domingo con integrantes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en una zona a 16 kilómetros de la localidad de Horqueta, en el departamento de Concepción.

La familia del ganadero Félix Urbieta había señalado a Ramos hijo como uno de los autores de su secuestro, en 2016 cuando se encontraba con su esposa en su finca de Horqueta.

Los familiares, que reconocen que no pudieron reunir la cifra exigida por los secuestradores para su puesta en libertad, vienen pidiendo desde entonces una prueba de vida de Urbieta.



Alejandro Ramos padre, el considerado líder del EML, habría organizado el grupo tras diferencias con los dirigentes del EPP, guerrilla que hace un año secuestró en su estancia del norte del país al exvicepresidente Óscar Denis, de quien se desconoce su paradero.

Al EPP se le atribuye el atentado con bomba que la semana pasada mató en el norteño departamento de San Pedro a tres integrantes de la FTC, la unidad creada para combatir a esa guerrilla.

Los militares murieron al explosionar un artefacto al paso del camión en el que viajaban y del que eran los únicos ocupantes, en un camino rural cuando realizaban una patrulla.

Fundado en 2008, las autoridades calculan que el EPP es responsable de unos sesenta asesinatos, entre policías, militares y civiles.

La guerrilla se financia secuestros y el cobro del "impuesto revolucionario" a empresarios agroganaderos del norte.

Otra escisión del EPP, la Agrupación Campesina Armada Ejército del Pueblo (ACA-EP), que se creía desarticulada, reapareció a inicios de mes con el secuestro y asesinato de un hombre de 23 años, hijo de los dueños de una estancia en el departamento de Concepción.


Notas Relacionadas