El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Bolsonaro, ingresado en un hospital por ataque de hipo y dolores abdominales

Desde que asumió la Presidencia, en 2019, Bolsonaro fue sometido a varias cirugías abdominales para corregir secuelas de la puñalada que sufrió durante un acto de su campaña electoral, en septiembre de 2018. 

hace 21 dia(s)

,

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo que ser ingresado en la mañana de este miércoles en el Hospital de las Fuerzas Armadas por un ataque de hipo y dolores abdominales y deberá estar incapacitado durante 48 horas, no necesariamente hospitalizado, informaron fuentes oficiales.

En un comunicado, la Presidencia indicó que "por orientación de su equipo médico" el mandatario pasará este miércoles por exámenes para investigar el hipo que le viene afectando desde hace ya casi una semana y "quedará por observación entre 24 y 48 horas, no necesariamente dentro del hospital".

"Está de buen humor y se encuentra bien", precisó la Presidencia, añadiendo que el mandatario permanecerá bajo observación durante las próximas 24 o 48 horas, aunque "no necesariamente en el hospital".

Bolsonaro, de 66 años, se viene quejando públicamente de un hipo persistente desde la semana pasada, después de someterse a una cirugía de implante dental. 



"Estoy con hipo hace cinco días. Me hice una cirugía para implante dental el sábado (3). Ya ocurrió conmigo antes, tal vez debido al remedio que estoy tomando, estoy con hipo 24 horas por día", afirmó durante una entrevista a una radio local a mediados de la semana pasada. 

Bolsonaro volvió a quejarse el martes por la noche de las contracciones involuntarias del diafragma ante seguidores en la entrada del Palacio de Alvorada, su residencia oficial en Brasilia. 

"Gente, estoy sin voz. Si empiezo a hablar mucho, vuelve la crisis de hipo... ya volvió", afirmó, con aspecto cansado, ante el grupo que lo esperaba para tomarse fotos y manifestarle apoyo. 

Desde que asumió la Presidencia, en 2019, Bolsonaro fue sometido a varias cirugías abdominales para corregir secuelas de la puñalada que sufrió durante un acto de su campaña electoral, en septiembre de 2018. 

En 2020 tuvo covid-19 con síntomas leves y no requirió hospitalización para recuperarse. 


Notas Relacionadas