El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Cepal ajusta crecimiento a 5,2% para la región y 5,1% a Bolivia

La Cepal señala que el crecimiento seguirá siendo insuficiente para recuperar el nivel del Producto Interior Bruto (PIB) de 2019.

hace 3 mese(s)

,

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) elevó ayer su previsión de crecimiento en 2021 para la región del 4,1% estimado en abril pasado al 5,2%, una cifra que seguirá siendo insuficiente para recuperar el nivel del Producto Interior Bruto (PIB) de 2019.

Para Bolivia, el organismo internacional estimó un crecimiento del 5,1% en 2021.

“Esta expansión no alcanzará para asegurar un crecimiento sostenido, ya que los impactos sociales de la crisis y los problemas estructurales de la región se han agudizado y se prolongarán durante la etapa de recuperación”, alertó el organismo dependiente de Naciones Unidas.

Para 2022, la Cepal proyecta una tasa de crecimiento regional del 2,9%, “lo que implica una desaceleración”, indicó en el documento “La paradoja de la recuperación en América Latina y el Caribe. Crecimiento con persistentes problemas estructurales: desigualdad, pobreza, poca inversión y baja productividad”.

Los países que más van a crecer este año son Panamá (12%), Perú (9,5%), Chile (8%), República Dominicana (7,1%), Argentina (6,3%), México (5,8%) y  Colombia (5,4%)

En el medio se encuentran El Salvador (5%), Honduras (5 %), Guatemala (4,6%), Brasil (4,5 %), Uruguay (4,1%), las islas del Caribe (4,1%), Paraguay (3,8%), Costa Rica (3,2%) y Ecuador (3%).

Mientras que los que tendrán un peor desempeño este año son Cuba (2,2%), Nicaragua (2%), Haití (0,1%) y Venezuela (-4%).

“La tasa de crecimiento actual no es sostenible y existe un riesgo de retorno a trayectorias mediocres, con insuficiente inversión y empleo, y mayor deterioro ambiental”, avisó el organismo.

La Cepal urgió por tanto a los gobiernos a mantener las políticas de transferencias de emergencia, que entre enero y abril de este año alcanzaron los 10.000 millones de dólares (0,26% del PIB de 2020).



Vacunación y variantes

Con 38,3 millones de infectados y 1,29 millones muertos, Latinoamérica es la región del mundo más afectada por la pandemia en términos sanitarios y económicos.  Brasil, México y Perú están entre los cinco países más perjudicados del mundo.

El PIB regional cayó un 6,8% en 2020 -la mayor recesión en 120 años- y la pobreza y la pobreza extrema aumentaron hasta el 33,7% y 12,5%, respectivamente.

En términos de ingresos per cápita, la región continúa en una trayectoria que conduce a una década perdida, según el informe.

La mayor parte de la región ya se encuentra desconfinada y con sus actividades económicas en marcha, aunque los países temen la llegada de una nueva ola con la contagiosa variante Delta (detectada por primera vez en India) que podría obligar a imponer nuevas cuarentenas.

“El acceso desigual a las vacunas y a los servicios de salud y la aparición de nuevas variantes del virus aumentan la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y la consiguiente apertura y recuperación de las economías”, alertó la Cepal.

En Latinoamérica, el porcentaje de la población total con esquema de vacunación completo llega a sólo 13,6%, mientras que en la Unión Europea es del 34,9% y 46,3% en Estados Unidos y Canadá, por lo que el organismo pide a los países con excedentes “compartir” vacunas.

En materia de comercio exterior el panorama es más favorable: la Cepal prevé que las exportaciones regionales se incrementen 22% en 2021 -tras experimentar un descenso de 10% en 2020-, lo que se explica por el aumento de los precios de las materias primas y la recuperación de la demanda en China, EEUU y la Unión Europea.

Ayudas  directas

Transferencias La región, que en 2019 creció sólo un 0,1 %, destinó en 2020 en promedio el 1,55 % de su PIB en ayudas directas para combatir la crisis económica provocada por la covid para paliar los efectos de la crisis. Las transferencias de emergencia a los sectores más vulnerables permitieron atenuar el alza de la pobreza en la región en 2020, aunque sí aumentó la diferencia en la distribución del ingreso.


Notas Relacionadas