El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Terceros: Evo no sacó a las FFAA a reprimir porque estaban cortos de municiones

El general detalló que Morales le llamó la atención al entonces ministro de Defensa, por no prever la dotación de municiones para los militares.

hace 3 mese(s)

,

El 9 de noviembre de 2019, un día antes de su renuncia, el expresidente Evo Morales tenía previsto sacar a las Fuerzas Armadas (FFAA) para reprimir a los movimientos ciudadanos que denunciaban el fraude electoral y organizaban paros y bloqueos en diferentes ciudades del país, detalló el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Jorge Terceros, quien explicó a la Fiscalía que no lo hizo por falta de municiones.

“(Evo Morales) le preguntó al general (Williams) Kalimán que cómo estaban las FFAA en cantidad de armamento y municiones. El general Kaliman le da la palabra al general (Pastor) Mendieta, quien le informa que estarían cortos en municiones de guerra, que máximo habrían 40 cartuchos por fusil y que en munición no letal estaban en cero. A lo que el presidente Evo Morales se dirigió al Ministro de Defensa y le reclamó por qué no había previsto esto”, señaló Terceros en su declaración.

El testimonio corresponde a los hechos de la mañana del 9 de noviembre, cuando Morales, junto con el exvicepresidente Álvaro García Linera y los exministros de Defensa y Presidencia, Javier Zavaleta y Juan Ramón Quintana, respectivamente, tuvo una reunión con el alto mando militar en la Residencia Presidencial.

El excomandante de las FFAA Kaliman le dio a conocer al entonces mandatario que la situación social era insostenible y le recomendó que convoque a los actores políticos para una segunda vuelta en las elecciones, según la declaración.

El exmandatario en ese momento señaló que iba a consultar con sus asesores y ministros la posibilidad de un balotaje. Fue entonces que le preguntó a Kalimán cómo estaban los militares respecto a municiones y armamento.

En 10 de noviembre, el exgobernante se volvió a reunir con el alto mando militar. El excomandante de las FFAA le indicó que la situación estaba en un punto más álgido, puesto que los ciudadanos pedían su renuncia y rechazaban una segunda vuelta. Ante este reporte, el expresidente dio la orden de que los uniformados se mantengan acuartelados.

“El presidente le dijo (a Kalimán) que estaba esperando el pronunciamiento del informe de la OEA para tomar una decisión. En forma de broma se dirigió al alto mando militar y dijo de manera textual: 'Como no tiene munición, no pueden sostener un conflicto, deben mantenerse en sus cuarteles y cuiden las instalaciones'”, especifica en otro fragmento del testimonio.



Renuncia y convulsión

La declaración del exjefe militar precisa que entre el 5 y 7 de noviembre, el expresidente Evo Morales planificó la llegada de 2.000 personas a La Paz para contrarrestar el paro de los activistas y agrupaciones ciudadanas.

El encargado de recibir y organizar a esta gente era el exministro Carlos Romero, quien debía coordinar su alojamiento con el ministro de Deportes Tito Montaño.

A las 15:30 del 10 de noviembre, el excomandante Kaliman sabía que Morales iba a renunciar a la Presidencia y le pidió al Alto Mando Militar que publiquen un comunicado para "quedar bien" ante el pueblo.

Tras la renuncia, grupos MAS salieron a generar destrozos en las ciudades de El Alto y con mayor intensidad en La Paz, donde quemaron estaciones policiales, la casa de la periodista Casimira Lema, del exrector de la UMSA Waldo Albarracín y buses Pumakatari.

 

Pagina Siete


Notas Relacionadas