El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Temores de inflación en EE. UU. sacuden a mercados internacionales

hace 4 mese(s)

,

La extensión en que los mecanismos de la economía global están atados al funcionamiento de la economía de EE. UU. nunca es tan aparente que cuando la Reserva Federal hace algo de sorpresa, incluso si la sorpresa es menor.

Algo así sucedió esta semana cuando el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed sugirió que probablemente elevaría las tasas de interés en un pequeño 0,5% en alrededor de dos años.

Las acciones cayeron en Londres y Tokio horas después del anuncio, no por la perspectiva de un pequeño aumento de las tasas de interés en el futuro, sino porque fue percibido como una señal de preocupación por el aumento de la inflación y temores d que la Fed no está haciendo lo suficiente para impedir que la inflación se dispare hasta un punto en que necesite acciones drásticas.

Mientras la economía estadounidense despierta después de la recesión causada por la pandemia, los precios en ciertos sectores de la economía están subiendo más de lo esperado. Los autos, la gasolina, los alimentos y la vivienda todos están más caros.

Esto fue se reveló el miércoles cuando el comité anunció que la expectativa media entre sus miembros era que la inflación al finalizar 2021 será del 3,4%, un punto porcentual más elevado de lo que vaticinaron en abril.

Todo se reduce ahora a quién está en lo cierto: los planificadores de la Fed u observadores más estrictos como Lawrence Summers, el secretario del Tesoro durante la administración Clinton, quien teme que los estímulos fiscales del presidente Joe Biden disparen seriamente la inflación.

Se resquebraja confianza de la Fed

Desde hace varios meses, algunos funcionario de la Fed han estado explicando pacientemente que esperaban que la inflación aumentara por un corto período de tiempo.

La pandemia dejó a muchas familias y corporaciones con ahorros adicionales que ahora quieren gastar. Sin embargo, los negocios, desde restaurantes hasta aserraderos, necesitan tiempo para restaurar su capacidad y hay una escasez de suministro.



Es una ecuación económica básica: mucho dinero + pocos bienes = alza de precios.

La diferencia entre la Fed y sus críticos es la confianza en que los funcionarios aseguraron a los mercados que los aumentos de precios eran temporales. El anuncio del miércoles sorprendió a los mercados porque sugirió que la Fed ya no está tan confiada como antes.

¿Cuál es la preocupación?

Para estar claros, a pesar de unos pocos titulares alarmistas, nadie está hablando de que EE. UU. esté en serio peligro de una superinflación, donde los precios suben hasta el punto en que arrasan con el valor de los ahorros.

El peor escenario que preocupa a los economistas es un salto de la inflación tan elevado que la Reserva Federal se vea en la necesidad de reducirla con altas tasas de interés que desataría una breve recesión.

Aunque mejores que una hiperinflación, las recesiones son malas para los negocios, lo que en cierto sentido explica el movimiento en los mercados tras el anuncio de la Fed. Solo que haya una mínima posibilidad de recesión hace que algunos inversionistas reevalúen su perfil de riesgo.

Y como la demanda en EE. UU. impulsa el crecimiento en países muy lejos de sus fronteras, los temores de inflación en Washington pueden impactar a mercados en todo el mundo. Si la Fed tiene que reducir la demanda para enfrentar los aumentos de precios, esa decisión se siente en toda la economía global.

Los economistas aconsejaron cautela al evaluar los datos que vienen de la Fed, señalando que para los dos próximos años las expectativas de los planificadores no han cambiado casi nada.

"El pronóstico medio de la tasa de desempleo para fines de 2023 es igual al de marzo de 3,5% y el de inflación en 2022 y 2023 solo es 0,1% más alto”, dijo David Wilcox, miembro del Instituto Peterson para Economía Internacional.

La Voz de América 


Notas Relacionadas