El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Pekín le dice a Washington que no trate a China como un "enemigo imaginario"

hace 1 mese(s)

,

El Comité de Asuntos Exteriores de la Asamblea Popular Nacional, máximo órgano legislativo de China, expresó hoy miércoles un fuerte descontento y una firme oposición a la aprobación del proyecto de ley de Innovación y Competencia de Estados Unidos de 2021.

El proyecto de ley, lleno de prejuicios ideológicos y guiado por la mentalidad de la Guerra Fría, distorsiona y ataca las estrategias de desarrollo de China, así como sus políticas internas y externas, interfiere en los asuntos internos chinos e intenta contener el desarrollo de China bajo la bandera de "innovación y competencia", de acuerdo con un comunicado publicado por el comité.

Intenta mantener la hegemonía global de Estados Unidos a través de avivar la llamada amenaza de China, interferir en los asuntos internos de China bajo el pretexto de los derechos humanos y la religión, y quitarle a China el legítimo derecho al desarrollo mediante el "desacoplamiento" en el ámbito científico, tecnológico y económico, indica el comunicado.

El proyecto de ley muestra que el delirio paranoico de buscar el dominio unilateral ha distorsionado el propósito de la innovación y la competencia, señala el comunicado.

El mundo está entrando en un período de turbulencia y transformación y en este contexto, la práctica de apuntar continuamente a China como un enemigo hipotético va en contra de la tendencia mundial, es impopular y está condenada al fracaso, señala.



Al destacar que la cuestión de Taiwan concierne a la soberanía nacional y la integridad territorial de China y está relacionada con los intereses centrales de China, el comunicado dice que los artículos relacionados con Taiwan del proyecto violan gravemente el principio de una China y las disposiciones de los tres comunicados conjuntos China-Estados Unidos.

"Nos oponemos resueltamente cualquier intercambio oficial entre Estados Unidos y Taiwan", apunta el comunicado y agrega que "los asuntos relacionados con Xinjiang, Tíbet y Hong Kong son puramente asuntos internos de China, en los que no se permite interferencia extranjera".

China siempre busca el desarrollo pacífico y el derecho del pueblo chino a buscar una vida mejor a través del trabajo es sagrado e inviolable.

Ninguna fuerza debe albergar la fantasía que China permitirá que se infrinja sus intereses de soberanía, seguridad y desarrollo, dice.

China sigue comprometida con la construcción de las relaciones sino-estadounidenses caracterizadas por el no conflicto, la no confrontación, el respeto mutuo y la cooperación de beneficio mutuo, según el comunicado.

"Exigimos firmemente al Congreso de Estados Unidos que tenga una vista objetiva y racional sobre el desarrollo de China y las relaciones bilaterales, abandone inmediatamente la revisión del proyecto y deje de interferir en los asuntos internos de China con el objetivo de evitar dañar las relaciones sino-estadounidenses en general y su cooperación en áreas clave", agrega.


Notas Relacionadas