El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Exministro ve irregular participación de Defensa en compra de material antimotines para la Policía

El exministro Carlos Romero dijo que Murillo incurrió en un delito "transnacional" y observó la intermediación para las compras.

hace 4 mese(s)

,

El exministro de Gobierno, Carlos Romero, identificó como irregular que el Ministerio de Defensa hubiera participado en la compra de material antimotines para la Policía Boliviana en 2019, cuando no era su área de competencia. Por esta adquisición con sobreprecio, fue detenido en Estados Unidos el exministro Arturo Murillo por el delito de lavado de dinero.

“Que tiene que ver el Ministerio de Defensa en la adquisición de gases lacrimógenos para la Policía Boliviana, es decir, para nada se justifica la participación del Ministerio de Defensa, solamente debería intervenir en las adquisiciones que tiene que ver con las Fuerzas Armadas. El solo involucramiento del Ministerio de Defensa para el equipamiento de la Policía, ya es irregular”, declaró la exautoridad en el programa A Media Mañana de Los Tiempos.

La demanda de material no metal fue del Ministerio de Gobierno porque estaba dirigido a la Policía Boliviana, sin embargo, la compra la hizo el Ministerio de Defensa, una situación “irregular” explica Romero. “No es una competencia del Ministerio de Defensa, hay muchos elementos de irregularidades que llaman la atención”, sostuvo.

El exministro de Gobierno fue detenido en Estados Unidos junto a su exjefe de gabinete Sergio Méndez, así como los propietarios de la empresa intermediaria que terminó sobornando a los funcionarios públicos para favorecerse de un contrato con el Estado boliviano por un monto de 5,6 millones de dólares.



Según las investigaciones del FBI, el soborno fue por más de 2 millones de dólares que se distribuyeron entre los implicados en este caso, en un esquema de lavado de dinero.

Romero señaló que incurrieron en un delito “transnacional”, porque transciende dos Estados, consecuentemente, los mecanismos investigativos y jurisdiccionales están plenamente habilitados en esta tipología delictiva”.

Añadió que el país está a la “zaga” y retrasados en materia investigativa, por eso el caso no se logró indagar plenamente en el país, sino que tuvieron que ser las instituciones estadounidenses las que reaccionen ante la detección de movimientos financieros sospechosos que tuvieron que ver son depósitos desde Bolivia, reenvíos de Estados Unidos, transferencias financieras en cuentas de ciudadanos bolivianos, comentó.

“Eso llama la atención que es una característica típica de un movimiento de lavado de capitales, normalmente está vinculado a dineros de origen ilícito, es una práctica muy ligada al narcotráfico y eso es lo que despierta la atención de la gente de investigación financiera”, comentó.

Asimismo, cuestionó el uso de empresas intermediarias para la compra, en este caso de material no metal porque no se trata de equipos "ultrasecretos" o de difícil acceso en su compra, según dijo en su gestión era una compra permanente y regular que no ameritaba la intervención de intermediarios.


Notas Relacionadas