El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Los préstamos reprogramados no representan riesgos en las ganancias que perciben las entidades financieras

hace 5 mese(s)

,

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) informó este sábado que la cartera diferida, que representa el 8% de la cartera total del sistema financiero, no genera riesgos importantes a las entidades, por lo tanto, alrededor del 65% de los señalados préstamos se están pagando normalmente o ya fueron cancelados.

Asimismo, un 25% ya presentó su solicitud de reprogramación o refinanciamiento, con lo cual se puso en manifiesto la voluntad de realizar el pago; y el 10% restante, aún tiene plazo para acogerse a este beneficio, siendo responsabilidad de las entidades financieras esforzarse en aplicar mecanismos para acercarse a sus prestatarios y pactar con ellos las condiciones más adecuadas para la recuperación de los créditos.

De esta manera, la ASFI aclara sobre los criterios vertidos por el representante de Asoban, Nelson Villalobos, y supuestos analistas que erróneamente confunden a la población al no reflejar la situación real del sistema financiero, como es el caso de una publicación en un medio de prensa, que sostiene que “los préstamos reprogramados se duplicaron en el último año y las utilidades de las financieras cayeron un 52%”, señala un reporte de prensa institucional.

La ASFI realizó puntualizaciones con relación a la cartera reprogramada que se incrementó entre diciembre de 2020 y abril 2021 en Bs 11.000 millones, precisando al respecto que “este incremento no debe preocupar en absoluto a la población, toda vez que es uno de los objetivos de la política financiera actual, lograr que los prestatarios acudan a sus entidades para retomar el pago de sus créditos, luego del periodo de diferimiento concedido en 2020”.



Añade que este mecanismo permite tomar en cuenta la nueva capacidad de pago de los prestatarios, con el propósito de que éstos retomen su relacionamiento con las entidades financieras, antes de representar un riesgo para el sistema financiero; demostrando, además, que los prestatarios no perdieron su voluntad de pago y están acudiendo a las entidades a pactar nuevas condiciones para mantener el cumplimiento de sus obligaciones.

En este marco, se espera que los indicadores financieros se mantengan razonables en el segundo semestre de la presente gestión, contrariamente a lo que señalan algunos supuestos analistas. Más bien, considerando la reactivación económica actual, en los próximos meses los prestatarios mantendrán el pago de sus cuotas y un mayor número de ellos habrá conciliado con su entidad la mejor forma de retomar el pago de sus créditos, pudiendo solicitar el período de prórroga y/o gracia, para la reprogramación y/o refinanciamiento de sus créditos, cuya vigencia no ha concluido.

De hecho, al 30 de abril de 2021, de acuerdo a la ASFI, el índice de mora del sistema financiero nacional se situó en 1,8%, inferior al valor registrado en marzo, de 1,9%, ubicándose por debajo del promedio de la región que es del 3%, aspecto que se constituye en una fortaleza del sistema financiero, pues dicho indicador, es más estricto que en la mayoría de los países, toda vez que considera como morosas las operaciones con atrasos superiores a 30 días, mientras que internacionalmente se suelen consideran retrasos mayores a 90 días.

Finalmente, la ASFI indicó que, al 30 de abril de 2021, los activos líquidos (disponibilidad más inversiones temporarias) en poder de las entidades de intermediación financiera alcanzaron a más de Bs 50.000 millones y equivale al 62% de sus depósitos de corto plazo, permitiéndoles a las entidades continuar canalizando recursos a los sectores económicos que así lo requieran.

Esta fortaleza se debe, en gran parte, a las distintas medidas asumidas desde el Órgano Ejecutivo y el Banco Central de Bolivia, para asegurar que las entidades de intermediación financiera cuenten con la liquidez suficiente para mantener la dinámica del sistema financiero.


Notas Relacionadas