El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Brasil: Sao Paulo reabre comercios e iglesias pese a las altas cifras de la pandemia de la COVID-19

El Gobierno de Sao Paulo, el estado de Brasil más castigado por el coronavirus, anticiparon que los restaurantes, las peluquerías y los gimnasios también podrán funcionar, igualmente con límites de capacidad.

hace 28 dia(s)

,

El Gobierno de Sao Paulo, el estado brasileño más castigado por el coronavirus, anunció este viernes la reapertura, con limitaciones, de comercios e iglesias a partir del domingo, a pesar de las altas cifras de contagios y muertes que aún registra la región.

Las autoridades paulistas justificaron la flexibilización de las restricciones, vigentes desde el pasado 6 de marzo, con base a un leve descenso de los ingresos hospitalarios por COVID-19.

Asimismo, anticiparon que los restaurantes, las peluquerías y los gimnasios también podrán funcionar, igualmente con límites de capacidad y horarios restringidos, a partir del 24 de abril, así como los museos y los parques.

"Esta semana, que aún no ha acabado, es la segunda semana consecutiva de caída porcentual de ingresos. Bajamos un 10%", señaló en una rueda de prensa el secretario de Salud de Sao Paulo, Jean Gorinchteyn.

CASOS Y CIFRAS



El estado de Sao Paulo, el más poblado, con 46 millones de habitantes, y rico del país, contabiliza hasta la fecha más de 2,7 millones de positivos y 86 500 muertes asociadas al nuevo coronavirus.

Solo este jueves, Sao Paulo añadió 1 060 fallecidos y 18 067 casos de COVID-19. La tasa de ocupación de las unidades de cuidados intensivos de la región llegó a estar por encima del 90% y en estos momentos se ubica en el 85,3%, lo cual indica que la red hospitalaria todavía está fuertemente presionada por la alta incidencia del SARS-CoV-2.

El Gobierno regional mantuvo, sin embargo, el toque de queda nocturno entre las 20.00 y las 05.00 horas y la obligatoriedad del teletrabajo para actividades administrativas.

La secretaria de Desarrollo Económico de Sao Paulo, Patrícia Ellen, señaló que esta "fase de transición" garantiza un "retorno seguro y gradual", al tiempo que reconoció que hubo presión de algunos sectores económicos para iniciar la desescalada.

Brasil vive actualmente la peor fase de la pandemia del coronavirus con un promedio en la última semana de unos 3.000 fallecidos diarios vinculados a la COVID-19.


Notas Relacionadas