El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

700 efectivos son desplegados para el control en la frontera con Brasil

hace 18 dia(s)

,

Desde las cero horas de este viernes, todos los puntos fronterizos con el Brasil quedaron cerrados por siete días como medida para controlar la escalada de casos de coronavirus y la amenaza de la variante de Manaos, que está causando estragos en el vecino país.

Solo en Santa Cruz, más de 700 efectivos, entre policías y militares, se encargarán del control especialmente en los dos pasos fronterizos más importantes de Puerto Quijarro y San Matías.

El comandante departamental de la Policía, Vladimir Orlando Ponce, confirmó anoche que 200 efectivos policiales fueron desplegados hacia la frontera con el vecino país, para apoyar la labor de los militares.

Por su parte, el comandante de la Naval de Puerto Quijarro, Óscar Vaca, informó que tiene a disposición 500 efectivos, que saldrán a controlar la frontera en distintos horarios.

“En Puerto Quijarro tenemos un punto fronterizo formal, pero sabemos que hay pasos ilegales. Una vez que tengamos la orden, los efectivos saldrán a realizar el control en los distintos puntos”, señaló Vaca.

El viceministro de Régimen Interior, Emilio Rodas, informó que los controles se harán tanto en puntos limítrofes formales como en los “que la población utiliza” de forma irregular. La frontera con Brasil está entre las diez más extensas del mundo, con una longitud de 3.423 kilómetros.

Durante toda esta semana, los esfuerzos de las autoridades regionales y nacionales estarán enfocados en contener la expansión del virus, reforzando la vigilancia epidemiológica y la protección de la población susceptible en los municipios más amenazados por la nueva variante.

El presidente del Estado, Luis Arce, comunicó ayer a través de su cuenta de Twitter la disposición, que fue requerida por las autoridades sanitarias de los departamentos colindantes con Brasil como Santa Cruz, Beni y Pando.

Después, el ministro de Salud, Jeyson Auza, confirmó la emisión del Decreto Supremo 4481 con las nuevas medidas de contención de la tercera oleada del Covid-19.

En las últimas semanas, el país ha registrado una escalada de casos y brotes de coronavirus en poblaciones fronterizas de Santa Cruz, Pando y Beni, desatando la preocupación de autoridades sanitarias, que creen que esto se debe a la variante brasileña por el grado de contagio y gravedad de los cuadros en pocos días.

El ministro de Salud señaló que el cierre de fronteras, como el control en el ingreso de personas, pretende “mitigar los riesgos asociados al ingreso de nuevas variantes de Covid-19 al país”, aunque aclaró que mientras no se conozcan los resultados de los estudios, no se puede afirmar que la nueva variante se encuentra en el país.

No obstante, la autoridad sanitaria adelantó que en las poblaciones fronterizas donde se confirme la circulación de la variante brasileña, se “coordinará el encapsulamiento por el tiempo que sea requerido y de acuerdo con los informes epidemiológicos”.

Para evitar afectaciones por el cierre temporal de la frontera con Brasil, el Gobierno dispondrá tres horas diarias para el tránsito con las medidas de bioseguridad, detalló Auza.

Las medidas y controles

El Decreto Supremo 4488 contempla el cierre temporal de la frontera con Brasil por un espacio de siete días, pero deja la posibilidad de que la medida pueda ampliarse a otros pasos fronterizos en caso de que se detecte un incremento de los casos de contagios por Covid-19.

No obstante, flexibiliza el “tránsito fronterizo para realizar actividades comerciales por el lapso de hasta tres horas” diarias y deja en manos de los gobiernos municipales la reglamentación y el control de las medidas de bioseguridad en los pasos fronterizos. “Los gobiernos autónomos municipales fronterizos dispondrán diariamente el tránsito para realizar actividades comerciales por el lapso de hasta tres horas”, dice el artículo 7 de la mencionada norma.

Ayer por la tarde, Guayaramerín definió que las tres horas de tránsito serán de 8:30 a 11:30; mientras que Pando determinó que sea de 15:00 a 18:00.



Para las horas de tránsito, Pando desplegará personal a siete puntos, el mismo que se encargará de tomar pruebas de coronavirus y temperaturas a los ciudadanos que ingresen, informó el director del Sedes de Pando, Danny Mendoza.

Pruebas negativas

El Decreto Supremo también dispone que todas las personas mayores de cinco años que pretendan ingresar al país deberán presentar pruebas de PCR negativas, certificada y con una vigencia menor a 72 horas.

En el caso de los vuelos aéreos que tengan por destino a Bolivia, la prueba se exigirá al momento del embarque. Para el ingreso por vía terrestre, fluvial o lacustre, las personas deberán mostrar su certificado al momento de ingresar a nuestro país.

Junto a las pruebas de coronavirus, la norma también dispone el aislamiento, al menos por diez días, de las personas luego de su ingreso a territorio boliviano.

Las autoridades de salud controlarán y monitorearán el cumplimiento del aislamiento domiciliario. Por ello, al momento de ingresar, las personas deberán declarar el lugar donde permanecerán aisladas.

Vacunación

El decreto también instruye iniciar o reforzar la inmunización de la población que reside en los municipios colindantes con Brasil para ampliarla, de forma gradual, con el resto de las fronteras.

El Ministerio de Salud acompañará esta medida con la dotación de insumos necesarios para el diagnóstico y tratamiento médico de la población, para lo cual se anunció el envío de profesionales médicos a regiones fronterizas.

Precisamente para proteger a la población susceptible, el Sedes de Santa Cruz, decidió distribuir las 82.386 dosis que recibió el miércoles a los municipios fronterizos con el Brasil. Todas las dosis fueron llevadas a los municipios de San Matías, Puerto Suárez, Puerto Quijarro y San Ignacio de Velasco, donde ya se estaba vacunando desde la semana pasada, pero el objetivo es alcanzar una cobertura del 100%. Esta meta ya se alcanzó en el municipio de El Carmen Rivero Tórrez.

Chuquisaca también decidió distribuir la totalidad de su nuevo lote de vacunas, que supera las 20.400 dosis, a los municipios colindantes con Santa Cruz, también como una forma de blindarse contra la nueva cepa. Allí se vacunará siguiendo criterios de riesgo, es decir, se comenzará con los mayores de 60 años y las personas con patología de base.

Todas las vacunas fueron destinadas a los municipios de la Monteagudo, Muyupampa, Macheretí, Huacareta, Huacaya y Villa Serrano, donde ya están aplicando medidas de contención, como la toma de pruebas de PCR y de antígeno nasal a las personas que llegan o que están en tránsito.

Reacciones

Tras conocerse las medidas, el presidente del Colegio Médico Departamental, Wilfredo Anzoátegui, calificó como insuficiente el cierre de fronteras por siete días, pues el periodo de incubación del virus es de 14 días.

Pidió que también se decrete cuarentena rígida en los municipios fronterizos para evitar los contagios y la propagación del Covid-19.

“No basta con cerrar las fronteras, esta medida debe ser complementada con una cuarentena rígida en los municipios de por lo menos 14 días y máximo 21 días, para prevenir una tercera ola de coronavirus en nuestro país”, señaló Anzoátegui.

Brasil es el país más golpeado por el coronavirus en América del Sur, el pasado miércoles reportó 4.000 muertos a causa del virus en un solo día. Desde el inicio de la pandemia hasta la fecha ha registrado más 321.000 decesos.

La situación de la pandemia en ese país se agravó con el surgimiento de una variante de Covid-19 en Manaos.


Notas Relacionadas