El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Abogado de las víctimas de Octubre Negro afirma que EEUU actúa con hipocresía sobre hechos en Bolivia

El abogado estadounidense Thomas Becker es reconocido por ser uno de los abogados impulsores del juicio al expresidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada

hace 22 dia(s)

,

Thomas Becker, abogado de las víctimas del denominado Octubre Negro, aseguró que Estados Unidos (EEUU) actúa con hipocresía al pronunciarse sobre los procesos judiciales a exautoridades del régimen de Jeanine Áñez, investigadas por los hechos de violencia registrados en Bolivia el 2019.

“Hipocresía de EEUU: cuando el ex-gobierno ilegal de Bolivia detiene a cientos de opositores políticos y masacra a personas indígenas, silencio; cuando el actual gobierno boliviano arresta a las personas que llevaron a cabo estos delitos, ‘persecución’ (sic)”, publicó en su cuenta en Twitter.

Se refirió al tema luego del pronunciamiento del secretario de Estado de EEUU, Antony J. Blinken, respecto a supuestos “signos de comportamiento antidemocrático y la politización del sistema legal”, en alusión a los procesos judiciales contra exautoridades.

La expresidenta Jeanine Áñez, el exministro de Energía, Rodrigo Guzmán, y el exministro de Justicia y Transparencia Institucional, Álvaro Coímbra, están detenidos de manera preventiva en La Paz y son investigados por la presunta comisión de los delitos de sedición, conspiración y terrorismo por hechos de 2019.

El abogado estadounidense Thomas Becker es reconocido por ser uno de los abogados impulsores del juicio al expresidente de Bolivia, Gonzalo Sánchez de Lozada, quien se encuentra en EEUU y para quien se busca la extradición por los hechos del denominado Octubre Negro de 2003 que saldó con 63 muertos.

Durante el 2019, luego del golpe de Estado denunciado por el entonces presidente Evo Morales tras los comicios presidenciales de esa gestión, se registraron hechos de violencia en varias regiones del país. Según datos oficiales de la Defensoría del Pueblo, el conflicto poselectoral dejó en Bolivia 35 muertos, 833 heridos y 1.504 arrestos o aprehensiones en el régimen de Áñez.


Notas Relacionadas