El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

En abril, las vacunas cubrirán un poco menos del 50% de los grupos previstos

hace 22 dia(s)

,

Para abril se tiene prevista la vacunación de personas mayores de 60 años que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), llegan 1,2 millones en Bolivia. Además, para ese mes   se  contempla inmunizar a   1,3 millones de personas con enfermedad de base, según el Ministerio de Salud. Los dos grupos previstos  para recibir las dosis en el primer mes de la campaña masiva de inmunización  suman 2,5 millones de ciudadanos.  

Según estos datos,  para abril  el país  requerirá cerca de  cinco millones de dosis,  pero tendrá listas      algo más de dos millones. Esto quiere decir que las vacunas disponibles cubrirán a poco menos del 50% de los grupos previstos  para ese mes.
  
“Son un poco más de dos millones los que tenemos que vacunar (para abril). Se trata de personas con enfermedades de base y adultas mayores de 60 años y la población de médicos en la primera fase”, dijo a Página Siete  la viceministra de Vigilancia Epidemiológica, María Renee Castro. 

El INE, según las proyecciones de población, determinó que para este 2021 habría 1,2 millones de personas mayores de 60 años y 6,1 millones de habitantes entre 18 y 59 años (ver infografía).  De tal forma que la población que podrá ser inmunizada en todo el país  es de 7,3 millones de habitantes. Los menores de cero a 18 años -que no recibirán los inmunizadores- alcanzan a 4,4 millones.
 
Castro dijo en febrero  que las personas con enfermedad de base a nivel nacional llegan a 1,3 millones. Los dos grupos  previstos  para inmunizar (mayores de 60 y personas con enfermedad) en abril suman  2,5 millones de ciudadanos. Para alcanzar esta meta se requerirán   cinco millones de vacunas,  pero hasta la fecha para ese mes hay una disponibilidad de 2,1 millones. El Gobierno anunció la llegada de más dosis.   

“Esperamos la confirmación de la llegada de las vacunas y el ajuste de la microplanificación para la inmunización. Tenemos un compromiso de reunirnos con los Sedes cada 15 o 20 días para ajustar los procesos de vacunación con base en la dinámica que se va llevando, la disponibilidad de las fábricas y empresas que nos proveen de vacunas. Es bastante dinámico y puede ser que algunas fechas se vayan moviendo un poco; una o dos semanas de acuerdo    cómo respondan los proveedores”, dijo Castro.

El cronograma nacional tiene previsto concluir la vacunación en los siguientes seis meses. En abril deberán ser inmunizados los mayores de 60 años y las personas con enfermedades de base; en mayo aquellas que estén entre 50 y 59 años; en junio a quienes tengan de 40 a 49; en julio de 30 a 39 y en agosto de 18 a 29. Septiembre está reservado para las personas que no pudieron ser inmunizadas  en fecha destinada porque podrían estar cursando la enfermedad,  dando de lactar o embarazadas. 

El presidente Luis Arce, en una conferencia en México, amplió  el  cronograma hasta octubre. “Es un tema de producción de vacunas que faltan en el planeta, pero logramos varios contratos que nos permitirán llegar -esperamos-  hasta octubre de este año  para  vacunar al 100% de las personas potencialmente vacunables, porque no hay una vacuna para menores de 18 años”, dijo. 

Sin embargo, el cálculo de personas que deberán ser vacunadas en abril fue cuestionado por el exministro de Salud Guillermo Cuentas. “¿Basados en qué estadística sacan el dato de personas con enfermedad de base? El INE no tiene el dato. Por ejemplo, en Bolivia debemos tener 40.000 personas con cáncer y sólo se registraron 21.000. Además, esta cifra contempla a todas las edades, incluidas las menores de 18 años. Si una de ellas, además, es mayor de 60 años no se puede multiplicar por dos para ser vacunado”, sostuvo.

El especialista agregó que a medida que avanza  la edad de una persona, la misma tiene  la probabilidad de contraer una dolencia. “Lo que debemos saber es la cantidad de ciudadanos menores de 60 años que están con una enfermedad de base para saber cuántos serán  vacunados. Técnicamente es muy difícil saber esta cifra”, apuntó.

 Cuentas se preguntó si el Gobierno tiene la capacidad de aplicar 2,1 millones de vacunas en un mes; es decir, cerca de 71.000 dosis cada día desde el 1  de abril. “Si en lo que va de este mes se vacunó a alrededor de 170 mil personas. ¿Cómo pretenden vacunar a dos millones en el mismo tiempo? El gran desafío es saber  qué tiempo le llevará  al Gobierno vacunar a los 7,3 millones de bolivianos”, agregó. 

La viceministra María Renee Castro  confirmó que  en abril  comenzará el plan masivo. “El proceso está avanzando de buena forma. Esperamos que lleguen las otras vacunas para sumarse al esquema de vacunación y posteriormente ir escalando al resto de los grupos etarios a medida que lleguen más dosis. Las cajas de la seguridad social, el sector público, universidades y otras entidades se sumarán  a este trabajo  y se abrirán  más puntos de vacunación”, dijo.

Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, demandó mayor cantidad de dosis para su región que una de las mayores poblaciones adultas. “No se olviden que en Santa Cruz tenemos 250 mil personas mayores, por lo tanto, para cubrir esa  cantidad de ciudadanos,  necesitaríamos medio millón de estos fármacos porque se debe aplicar dos dosis  a cada persona”, afirmó.

El profesional  explicó que, además, requieren  mayor número de vacunas porque tienen municipios fronterizos con Brasil y corren mayor peligro  de un posible ingreso  de  la cepa Amazónica o brasileña. “Tenemos municipios fronterizos de mucho riesgo y esperamos que se cumpla con el arribo de 1,7 millones de vacunas rusas (Sputnik V) y de ellas nos llegarían entre 200 mil  a 220 mil dosis que es una cantidad insuficiente”, dijo. 

La responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del departamento de La Paz, Peggy Ibáñez, informó que sólo para los adultos mayores se necesitarán  350 mil vacunas. “Para las personas de 18 a 59 años necesitamos 393.677  dosis; y para los mayores de 60, requerimos  349.678. Es decir, que en total  precisaremos  743.345 dosis. Verán que es alta la cantidad que requerimos,  ni lo que llegó a nivel nacional nos podría abastecer”, detalló. 



Para la aplicación de las vacunas, Ibáñez dijo que todos los pacientes deben portar el certificado que acredite  que tienen la enfermedad, como hipertensión y  diabetes. “Eso garantiza que podrán ser vacunados. Además, no sólo los mayores van a enfermar, sino jóvenes”, dijo.

 

Los lotes previstos, distribución y demora de las vacunas contra  la Covid-19 en Bolivia

  • Demora El Gobierno de Bolivia llegó a un acuerdo con el laboratorio Pfizer y las posibles demandas de indemnización que podría surgir tras la aplicación de la vacuna serán cubiertas por fondo rotatorio Covax y no por el país. Sin embargo, ello implicará un retraso de al menos dos meses para la llegada de las 92.430 dosis que requieren una refrigeración  de 70 grados bajo cero.
  • Distribución La nueva distribución de las vacunas contra  la Covid-19  contemplará el riesgo de cada uno de los departamentos y  dará prioridad  a los que se encuentran en frontera. Esta es una nueva medida adoptada ante el inminente ingreso de la cepa brasileña a las regiones de Pando, Beni y Santa Cruz. Esta nueva variante es mucho más contagiosa y  causa mayor daño en menor tiempo.
  • Sputnik V El Gobierno suscribió un contrato con el laboratorio Gamaleya para la provisión de 5,2 millones de vacunas. En enero llegaron las primeras 20.000. Según el acuerdo, se espera el arribo de 1,7 millones de dosis hasta finales del primer trimestre. Para abril se espera una cantidad similar y en mayo llegará un lote de  1,78 millones de dosis restantes para concluir el cronograma.
  • AstraZeneca En enero, el Gobierno boliviano  suscribió un contrato para la provisión de cinco millones de vacunas. El primer lote de un millón de dosis deberá llegar hasta finales de abril y concluir con todos los envíos hasta julio. De este mismo laboratorio llegó una primera remesa de 228 mil dosis, pero que forma parte del acuerdo Covax, programa  al que Bolivia se adscribió.

La vacuna Sputnik V necesita un mayor grado de congelamiento, según los Sedes


La adquisición  de refrigeradores, principal problema de  municipios  

El Servicio Departamental de Salud de  La Paz (Sedes) advirtió que algunos municipios  paceños  tienen problemas en la compra de refrigeradores, en especial si reciben  vacunas como  la Sputnik V que necesitan una mayor grado de congelamiento.

“Tuvimos una capacitación hace días de una empresa, pero lamentablemente el costo de esos refrigeradores es alto. Me imagino que son más de 170 mil dólares por equipo y las alcaldías  informaron que no tienen ese presupuesto. Además, en algunos municipios tienen entre cinco y 20 establecimientos de salud que no podrían comprarlos”, explicó a Página Siete  la responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Sedes de La Paz, Peggy Ibáñez.

Las vacunas rusas necesitan un grado de conservación de aproximadamente  20 grados bajo cero, además necesitarían equipos especiales. En cambio, las vacunas chinas Sinopharm  y  AstraZeneca sólo deben ser congeladas entre dos a ocho grados, por lo que pueden ser conservadas en  la cadena de frío con  la que cuentan los centros de salud de los municipios rurales.

La funcionaria explicó que varias alcaldías ya hicieron la adquisición de refrigeradores. “Algunos municipios están por comprar. Por ejemplo, vino una representante de la Alcaldía  de Tipuani para saber qué tipo de refrigeradores deben comprar. De esta forma, algunos municipios están adquiriendo estos equipos”, dijo.

Ibáñez explicó que en el área rural se pueden presentar problemas porque  la población es muy dispersa. “Todos, hasta fin de este mes tienen que terminar de vacunar al personal de salud y en el área rural no tenemos datos de los  enfermos con cáncer y renales. Si padecen  estos males son transferidos aquí (a la ciudad) y acá se les realiza sus quimioterapias. Por eso allá no cuentan con ese tipo de enfermos”, afirmó.

A partir   de  abril, cuando comenzará   la vacunación  a las  personas  mayores de 60 años y con enfermedades de base,  las zonas rurales deben tener a esa población cuantificada. “Ellos los conocen. Es más fácil que en el área urbana porque son menos”, aseguró.

El gerente de epidemiología del Sedes de Santa Cruz, Carlos Alberto Hurtado, explicó  que hace un mes ya comenzaron la vacunación en las zonas rurales. “(El plan) se llevará  adelante según la programación. Estamos viendo el tema de la logística, en especial, al que se refiere al almacenamiento de los fármacos y lo  haremos en los 56 municipios del departamento”, explicó. 

“Continuaremos  con el plan que lo venimos ejecutando hace tiempo: en las redes rurales no  será  tan problemático ni difícil. Ya comenzamos, el personal de las redes tiene mucha experiencia en la vacunación. El PAI tiene gente con experiencia y el único problema que se temió en un inicio y se está estudiando con los municipios es el tema del almacenamiento de la vacuna Sputnik V”,  dijo Hurtado. 

Por el contrario, las dosis Sinopharm no tienen ningún problema porque se pueden almacenar a temperaturas de las heladeras normales. “Sólo se requieren heladeras o  freezer  que puedan congelar entre menos dos  (para las chinas o AstraZeneca) y menos 18 grados para la Sputnik V. También estamos viendo la estrategia de contratación de más personas. Le propusimos al ministerio contratar  personal para reforzar las zonas débiles. Necesitaremos  150  personas para atender unos  tres   municipios”, afirmó el especialista. 

Para finales de este mes se tiene prevista  la llegada de 200 mil dosis de las vacunas chinas Sinopharm y todavía  se espera la confirmación de Rusia para el arribo de 1,7 millones de vacunas rusas Sputnik V. Con la llegada de este importante lote se podrá iniciar la vacunación de las personas mayores de 60 años y con enfermedad de base a nivel nacional. Luego se podrá continuar con el resto de los grupos etarios hasta concluir en septiembre.


Notas Relacionadas