El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Puerto Quijarro en riesgo: hay 2 muertos tras viaje de 50 vecinos a boda en Brasil

hace 27 dia(s)

,

Medio centenar de  vecinos que viven  en el municipio de Puerto Quijarro (Santa Cruz)  pasaron la frontera a la localidad brasileña de Corumbá para celebrar una boda. Seis de ellos se contagiaron de la Covid-19 y dos más fallecieron por la enfermedad. Ante el riesgo del posible ingreso de la cepa brasileña al país,  el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz llevó un equipo de contención  y 9.000  dosis de vacunas para iniciar la inmunización.

Autoridades del Sedes piden el cierre de fronteras con Brasil para evitar la propagación de la nueva cepa brasileña. Desde el  Consulado de Bolivia en Corumbá, un funcionario  informó que en  la  población brasileña ya se determinaron medidas, como el cierre de espacios públicos.

 Anoche,  el gerente de epidemiología del Sedes cruceño, Carlos Alberto Hurtado,  dijo que Brasil no está cerrando sus fronteras. “Ellos no se preocupan por dejar salir la enfermedad. Nosotros como Gobierno debemos prestar atención a este problema y no Corumbá. Brasil tiene 100 mil casos en un día, están en el pico de la epidemia y no les interesa cerrar sus fronteras”.

 Según Hurtado, todos los países están cerrando sus fronteras con Brasil. “Ya lo hicieron Chile, Argentina, Uruguay y  Paraguay, pero   no Bolivia”, agregó.

Desde el Consulado de Bolivia en Corumbá, un funcionario informó que los puentes de la frontera no se cerraron. Indicó que en el municipio brasileño se comenzó a restringir el paso migratorio  de las personas.

 Además, el funcionario   dijo  que en Corumbá prohibieron las salidas y los encuentros en espacios públicos y   los supermercados sólo pueden operar hasta las 21:00.  

Hace 12 días, los más de 50 ciudadanos bolivianos viajaron los 136 kilómetros que separan ambas ciudades para participar de un  matrimonio religioso y al día siguiente regresaron al país  para la ceremonia civil. “Se presentaron seis casos positivos de la Covid-19 y dos fallecidos luego de asistir a un matrimonio  en el  municipio de Corumbá. El hijo de la señora que falleció vino desde Campo Grande (a la recepción),  dio positivo y tuvo contacto con su mamá”, dijo  Hurtado.  

Para evitar la propagación de la enfermedad un equipo de contención y respuesta rápida partió  en las últimas horas al municipio fronterizo. “Haremos  una investigación de contactos y  tomaremos pruebas  de antígeno nasal y PCR. Estamos hablando con el Cenetrop para ver la posibilidad de enviar alguna de estas pruebas al laboratorio de Brasil y saber si estos casos corresponden a la variante de la cepa P1 la Amazónica (brasileña) o es una de las cuatro que circularon  desde el inicio de la pandemia en Santa Cruz y en Bolivia”, explicó   Hurtado.

Este equipo debe  coordinar con el municipio de Puerto Quijarro para implementar un área de aislamiento ante la posibilidad de que se presenten nuevos casos. “Esta nueva cepa es 80 veces más contagiosa que las otras cuatro que estaban circulando en Bolivia”, apuntó.

 El profesional añadió que el cuadro clínico es el mismo  que se conoce hasta el momento, sólo que las personas se complican más rápido y corren el riesgo de morir en tres a cuatro días. “Las anteriores cepas daban un margen de cinco a siete días en que el paciente debería recibir la atención para evitar ingresar a terapia intensiva. Con esta variante  no tenemos ese tiempo”.



El director del Sedes de Santa cruz, Marcelo Ríos, calificó la situación de Brasil como “lamentable” y de “riesgo” para su región, en especial, en lugares fronterizos. “Se hicieron medidas de contención epidemiológica inmediatas. Es más, se modificó la planificación para la vacunación y también se enviaron  equipos de contención rápida a San Matías y Puerto Suárez. Se está haciendo una investigación (en estos otros dos municipios) ante un aparente brote de Puerto Quijarro, donde se produjo una fiesta, un matrimonio que generó   una recirculación de la Covid-19”, afirmó.

Los equipos de contención están compuestos por  personal de laboratorio, científicos y médicos especialistas en el manejo clínico de los pacientes. Estos grupos están haciendo la verificación,  las entrevistas y   la toma de muestras. Además,  en coordinación con la gerencia de red de Salud se realiza el aislamiento de los contactos directos.

Sedes manda pruebas y vacunas a San Matías y Puerto Suárez

El  Servicio Departamental de Salud (Sedes)  de Santa Cruz llevó equipos de protección, pruebas de antígeno nasal y vacunas a  San Matías y Puerto Suárez, municipios que están  cerca de la  frontera con Brasil. 

 En San Matías comenzó la inmunización con 2.999 dosis. A  Puerto Suárez  se enviaron  9.000  vacunas  para personas mayores de 60 años y con enfermedad de base. “Éstos son los grupos de población que tienen mayor riesgo de letalidad o de contraer formas graves de la enfermedad. Se hace un cordón de protección en la frontera, además  de las actividades que hacen los municipios”, aseguró

Marcelo Ríos, director del Sedes  cruceño,  pidió al Gobierno más vacunas. “Del lote de  las 228 mil AstraZeneca,  no nos llegó ni una sola. Estamos esperando ansiosamente iniciar la vacunación. Ya comenzamos en provincias y zonas de mayor riesgo. En Camiri  arrancamos porque es un lugar  que funciona  como paso fronterizo”

Según la autoridad departamental, el Gobierno indicó al Sedes cruceño  que “posiblemente” el fin de semana entregará al departamento  35.000 dosis del nuevo lote que llegó al país. “Consideramos que es una cantidad muy pequeña en relación a las necesidades que tiene Santa Cruz donde está concentrada la mayor cantidad de casos”, afirmó.

La directora de Gestión Nacional del Sistema Único de Salud, María Bolivia Rothe, presume que la cepa brasileña ya  está  en el país. Indicó que se enviaron las muestras de los casos  a los laboratorios para confirmar este hecho.

“Hay varias variantes y diferentes cepas. La que nos preocupa es la brasileña y pensamos que ya se encuentra en territorio boliviano.  La anterior semana tuvimos un brote de Covid en el norte del país: en Guayaramerín, Riberalta y Cobija”, dijo  la funcionaria  a Unitel. 

Rothe afirmó que ello se debe a que hay un flujo “constante” de bolivianos en esas zonas. “Hay mucha gente que trabaja en Brasil o viceversa; hay niños que estudian en Epitaciolandia y viven en Cobija. Tuvimos  un aumento de casos y pensamos que ya es la cepa brasileña”,  explicó.


Notas Relacionadas