El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Seis regiones no salen de la meseta y tres están a un paso de la nueva ola

hace 6 mese(s)

,

Pando, Beni y Santa Cruz cada vez están más cerca de una tercera ola de la Covid-19 y en riesgo por el ingreso de  la cepa brasileña que es más agresiva e incluso  -según los especialistas- puede afectar más  a los niños. Las otras seis regiones no logran salir de la meseta de  contagios.

“Se incrementan los casos activos y no estamos en una situación de control de la enfermedad. Estamos en riesgo inminente  del ingreso de  la cepa brasileña que en los últimos cuatro días mató a 7.000  personas (en el vecino país). Esta cepa puede ingresar por la frontera, aeropuertos y ahora puede estar en una movilidad cualquiera porque las personas viajan y con ellas también las enfermedades”, dijo el gerente de epidemiología del Sedes de Santa Cruz, Carlos Alberto Hurtado.

El reporte epidemiológico del Ministerio de Salud da cuenta que Santa Cruz sumó 5.475 casos desde el primero de este mes. Pando mostró un incremento sostenido desde la primera semana de marzo y   este panorama se repite en  Beni.

“Lo que necesitamos para evitar una tercera ola –agregó Hurtado- es que el 70% de la población esté vacunada. Como departamento requerimos alrededor de dos millones de dosis y recibimos 145.212. Estamos muy lejos del grupo o cantidad de vacunas necesarias”. 

Wilfredo Camargo,  epidemiólogo y médico del Hospital Germán Busch,  de Trinidad, indicó a Página Siete  que “posiblemente” su región esté ingresando a una tercera ola. “Se está incrementando el número de casos. Estábamos en una meseta, ya no había muchos positivos, pero de repente comenzaron a aumentar  los enfermos. No tenemos una explicación, pero sí una hipótesis: estamos  ingresando en la tercera ola”,  explicó.

Jorge Gómez, exdirector del Sedes de Beni, sostuvo  que el poco control causó el incremento de casos. “Se abrieron las fronteras con Chile y comenzamos a tener un ascenso masivo a nivel de Bolivia de las infecciones. La variante británica afectó Europa y no se cerró en ningún momento el espacio aéreo cuando se detectó esta nueva cepa y el flujo entre Bolivia con el viejo continente era constante”, afirmó.

Según el profesional,  tampoco se controlaron  los vuelos desde Miami,  donde se reportó  una nueva cepa. Indicó que  con el ingreso constante y sin control  al país,  en Bolivia estarían circulando cuatro cepas. 

“Nos preocupa que la variante brasileña agarra también a niños. Sufren  complicaciones digestivas. Comienza con síntomas diarreicos y, de pronto, tenemos una complicación pulmonar y en 72 horas se  produce un daño fatal”, sostuvo.



El director del centro de Salud Covid-19 de Trinidad, Juan Diego Almendras, advirtió que su hospital fue rebasado. “Hace tres días llegó un paciente de Guayaramerín y ocupó la última cama. Tenemos otros dos pacientes que necesitan UTI,  pero ya no hay más espacios. Sus familiares están buscando -con sus propios medios- terapia intensiva en una clínica privada”,  dijo. Tampoco quedan camas de cuidados intensivos en los municipios de Riberalta y Guayaramerín. 

Robín Ojopi, excoordinador de la Red de Salud de Guayaramerín y ahora concejal, confirmó que los casos son más agresivos. “Está llegando el cuadro clínico de Brasil. Antes teníamos un período de  siete  a 14 días de incubación de la enfermedad y la presentación de los primeros síntomas. Ahora, en mis pacientes,  tres días después del contacto (con un enfermo) se desencadena la sintomatología de la Covid-19”, explicó. 

De acuerdo con  los médicos,  los nuevos contagios ya no presentan  la  pérdida del gusto o del olfato. “Vienen directamente con lesiones pulmonares. El cuadro clínico ya no es igual. El primer día de contagio los  pacientes  ya tienen un ligero dolor de espalda, de cuerpo y no presentan inflamación de garganta,  pero sus pulmones ya están comprometidos”, aseguró Ojopi.

El director del Sedes de Pando, Danny Mendoza, dijo que su región  está  “en puertas de la tercera ola de la pandemia”. “Hace dos semanas reportamos  25 casos positivos de Covid-19 (por semana), pero esta última semana registramos 95. Eso nos  causó  una profunda preocupación. Ahora, la mayoría de los afectados tienen  entre 25 y 35 años. Eso llama  mucho la atención”, pero aclaró que los decesos son más recurrentes “en los mayores de 60 años”.

La directora de Gestión Nacional del Sistema Único de Salud, María Bolivia Rothe, confirmó el incremento de casos en estas regiones. “En Beni, en las localidades de Guayaramerín y Riberalta subieron de 79 a 169 casos. También en Pando tenemos un incremento de 16 casos a 33 .  Consideramos que (esta situación es el resultado) del paso de las fronteras de Brasil y se han activado las medidas para el control  del  brote. Se restringieron las entradas y las salidas en los puestos fronterizos. De hecho, nos preocupa que el incremento de casos se deba a la presencia de la cepa brasileña en nuestro país”, sostuvo. 

En cambio, en  los otros  departamentos  -La Paz, Potosí, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca y Tarija- el nivel de contagio se mantuvo. El jefe de Epidemiología del Sedes paceño, Mayber Aparicio, dijo que en las   pasadas semanas epidemiológicas el contagio fue continuo. “Tuvimos una tasa de incremento diario de 1,5 y un RT de uno. Eso significa que  una persona está contagiando a otra. A esto denominamos contagio continuo”, dijo.

Pese a esa situación, en dos jornadas La Paz registró un incremento de casos. Para Aparicio, este ascenso  ocurrió  por las elecciones o porque  la  gente  está bajando las medidas de bioseguridad. “Todavía no hicimos un análisis y recién estamos buscando un estudio para saber dónde se están originando los brotes. Pero (este trabajo) no se realiza de un día a  otro porque se debe desplazar gente para saber dónde están los brotes y saber cuál es la razón”, aseguró. 

Según Aparicio,  es “imposible hablar de una tercera ola” con  un incremento de  dos días. “El comportamiento para una tercera ola necesita una aceleración de contagios sostenido. Si no tenemos esos datos, no sabemos si es tercera ola o un brote de foco puntual o casos reportados por las elecciones”, aseguró el especialista. 

Los hospitales de Pando  no dan abasto

  • Problema Wilson Salazar,  expresidente del Colegio Médico de Pando, declaró que el incremento de casos de personas contagiadas con Covid-19 provocó  una  alta demanda de internados en el hospital Covid. “Hace dos semanas tenía sólo un paciente  internado en medicina interna y uno en terapia intensiva. Ahora las dos salas están llenas”, sostuvo el profesional.
  • Demanda  El Hospital Perla del Acre -que  en las últimas semanas estaba sin internos-  hoy  tiene diez pacientes  con coronavirus en medicina interna y cuatro en terapia intensiva. Ante esa situación, las autoridades sanitarias aseguraron que los  controles serán más estrictos. Una situación similar  se repite  en  los hospitales de Beni, en especial  en los centros de Guayaramerín y Riberalta.

Notas Relacionadas