El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

La cadena de mando renunció por decisión política en 2019

hace 1 mese(s)

,

El día de la renuncia de Evo Morales, 10 de noviembre de 2019, las autoridades del MAS que formaban parte de la cadena de sucesión de mando renunciaron públicamente a sus cargos. En enero de 2020, Adriana Salvatierra sostuvo que su renuncia se debió a “razones políticas” y que fue coordinada con Evo Morales y Álvaro García Linera.

“Evo Morales abandonó el cargo de presidente, si no salía del país no operaba la sucesión constitucional (…).  Jeanine Añez es Presidenta Constitucional por sucesión de la misma Constitución. Hay que  recordar que Adriana Salvatierra renunció a la presidencia del Senado por orden de Evo Morales, ella declaró eso”, manifestó el  constitucionalista Williams Bascopé.

El 10 de noviembre de 2019, el entonces  vicepresidente Álvaro García Linera,  quien  debía suceder de forma inmediata como Presidente, comunicó su renuncia de forma voluntaria junto a Morales,  el mismo día en que éste dimitió   desde  el trópico cochabambino. 

Esa misma jornada, Salvatierra renunció a  la presidencia de la Cámara de Senadores, lo que comunicó a la ciudadanía a través de medios televisivos. Salvatierra, según el artículo 169 de la Constitución Política del Estado, debía asumir la Presidencia  a falta del Vicepresidente.   

En enero de 2020, Salvatierra sostuvo que su renuncia no fue por  motivos personales, sino políticos  y que su dimisión fue coordinada con los exmandatarios del MAS.



 “Mi renuncia verbal a la presidencia de la Cámara de Senadores no se debió a motivos personales, sino a razones políticas. Esta decisión fue asumida de manera conjunta con el presidente Evo Morales, con el vicepresidente Álvaro García Linera”, indicó Salvatierra en un video difundido el 24 de enero de 2020. 

Pese a esos  antecedentes, la Fiscalía señala en la ampliación de la denuncia por el caso de supuesto “golpe de Estado” contra Jeanine Añez y sus excolaboradores, que Salvatierra fue obligada a renunciar para que Añez, segunda vicepresidenta del Senado, asuma la Presidencia del país de “forma amañada”.  

Por otro lado, entre las renuncias voluntarias del 10 de noviembre de 2019 está la de Rubén Medinaceli al cargo de primer vicepresidente del Senado, quien en una carta señaló que confiaba en que la auditoría de la OEA les  “limpiaría la cara frente a las acusaciones” de sus detractores.

El 10 de noviembre de 2019 renunció a la  presidencia  de Diputados  Víctor Borda, quien manifestó que decidió dimitir debido a la presión social.

“Quiero comunicar mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la Cámara de Diputados (...). Ha sido tomado de rehén mi hermano”, dijo Borda después del mediodía.


Notas Relacionadas