El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Protestas contra restricciones pese a riesgo de tercera ola de contaminaciones de Covid-19 en Alemania

La mayoría de los manifestantes no llevaban máscaras y no respetaron la distancia, dijo la policía de Dresde, una antigua ciudad de la RDA donde el movimiento antimáscaras es particularmente activo.

hace 1 mese(s)

,

Varias manifestaciones contra las restricciones antiCovid-19 reunieron el sábado a miles de personas en varias ciudades alemanas, a pesar del riesgo de una tercera ola señalado por las autoridades sanitarias. 

En Múnich, la policía dijo que había disuelto una manifestación de varios miles de personas cerca del parlamento bávaro

Unas 2.000 personas, según la policía, se manifestaron también en Düsseldorf (oeste), donde un desfile de un centenar de caravanas atravesó la ciudad para protestar contra las medidas antiCovid-19.

En Dresde (Sajonia), cientos de personas, entre ellas activistas de extrema derecha y antivacunas, se manifestaron cerca del parlamento estatal, según la policía local. La manifestación fue prohibida por las autoridades locales, decisión confirmada por el tribunal administrativo el viernes por la noche.

La mayoría de los manifestantes no llevaban máscaras y no respetaron la distancia, dijo la policía de Dresde, una antigua ciudad de la RDA donde el movimiento antimáscaras es particularmente activo. 



La policía intentaba dispersar la procesión a última hora de la tarde del sábado. Se produjeron pequeñas refriegas entre los participantes y la policía, según las fuerzas del orden.

Se colocaron cañones de agua cerca de un centro de vacunación en el centro de la ciudad.

Para el fin de semana estaban previstas concentraciones en otras ciudades alemanas, como Kiel, Hannover y Magdeburgo.

Las manifestaciones se producen mientras las autoridades sanitarias alemanas advierten de una tercera oleada de infecciones relacionadas con la propagación de la variante británica del cornavirus.

Sin embargo, las restricciones siguen siendo fuertes en Alemania, con bares, restaurantes, lugares culturales y deportivos y tiendas consideradas no esenciales cerradas durante meses.

Angela Merkel y los líderes de los 16 estados regionales deben revisar la situación y negociar nuevas medidas el 22 de marzo.