El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Ingresos de empresas públicas bajaron en 61% el año pasado

hace 1 mese(s)

,

Los ingresos consolidados de las empresas estatales el año pasado disminuyeron de 1.638,7 millones de bolivianos en 2019 a 641,3 millones de bolivianos, es decir en 61%, informó el Ministerio de Desarrollo Productivo.

 Los datos fueron expuestos en la audiencia de rendición pública de cuentas  final 2020 de esa cartera de Estado realizada hace algunos días.

  El viceministro de Producción Industrial a Mediana y Gran Escala, Luis Joshua Siles Castro, atribuyó la caída a la mala administración de las empresas de parte del gobierno de transición de Jeanine Añez.

“Hubo una pésima administración,  se redujeron ingresos en 61% y  eso es dramático porque  implica menos ventas, ingresos para el Estado y menor   empleo”, precisó la autoridad.

Según el informe,  hubo una contracción general  de las operaciones de las empresas públicas y en algunos casos esto duró  toda la gestión 2020.

Se reemplazó a personas con experiencia y calificados,   que generó fallas y retrasos en los procesos que ejecutan las firmas y  desplazaron productos nacionales por importados en el programa de subsidio de lactancia.

También hubo discontinuidad en las inversiones programadas que generaron un debilitamiento de la actividad productiva estatal, problemas de tipo legal y administrativo.

Por otra parte, se aplicaron medidas que ocasionaron dificultades y complejidades en materia de aprovisionamiento de insumos y materias primas para las empresas, señala el Gobierno.

Siles explicó que con el Decreto Supremo 4388 se autorizó la asignación de recursos adicionales del Tesoro para cubrir el déficit de 1,2 millones de bolivianos ocasionado por la contratación de personal eventual no justificado. “Se incrementó de 76 a 130 funcionarios en época de cuarentena rígida”, subrayó.



Los datos oficiales revelan que en el caso de las empresas del Servicio de Desarrollo de Empresas Públicas Productivas (Sedem) los ingresos bajaron en 55,7% en un año.

De este servicio dependen las estatales Papelbol, Cartonbol, Envibol, Empresa Pública de Abonos y Fertilizantes (EPAF), Empresa Estratégica de Producción de Semillas (EEPS), Promiel, Lacteosbol y Empresa Boliviana de Alimentos (EBA).

Los datos revelan que los ingresos de estas empresas públicas fueron en ascenso desde 2010  y, por ejemplo, en 2018 habían alcanzado 109,3 millones de bolivianos y en 2019 llegaron a su pico con 272,5 millones de bolivianos, pero el año pasado descendieron a 120,6 millones de bolivianos (observar gráfica).

 “Los ingresos disminuyeron significativamente a partir de noviembre de 2019 a marzo de 2020 y la distribución de subsidios se volvió más compleja y poco oportuna”, apuntó Siles.

La autoridad indicó que se están aplicando acciones para la reactivación productiva y la implementación de los proyectos en curso como la mejora de la gestión logística del subsidio.

En el  caso de la empresa Quipus, el informe oficial revela que los ingresos por ventas antes de la cuarentena llegaban a 46.570 bolivianos y no se ensamblaron equipos tecnológicos.

Durante y la poscuarentena los ingresos sumaron 2,5 millones de bolivianos y los equipos ensamblados 21.000 unidades.

Un informe emitido en junio de 2020 por exautoridades del Sedem revelaba que Cartonbol en 2019 reportó utilidades de 4,5 millones de bolivianos, la EPAF  un resultado negativo de 9,6 millones de bolivianos, la EEPS 15,5 millones de bolivianos de pérdida y Envibol cifras rojas de 11,3 millones de bolivianos. La mayoría dependen de los ingresos del subsidio de lactancia.

El Gobierno actual asegura que se continuará con el fortalecimiento de los complejos productivos, financiamiento, mejora de la tecnología, calidad y diversificación productiva.


Notas Relacionadas