El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Copa, la aymara que se rebeló al MAS y supo leer mejor a El Alto

hace 1 mese(s)

,

Eva Copa lideró una rebelión aymara dentro del partido azul y de cara a los comicios tuvo una mejor lectura de la realidad de El Alto, que la del MAS, facilitada por su contacto con la vivencia cotidiana alteña, coinciden analistas.

“Eva Copa es una persona joven con bastante contacto con la población;  su percepción es con base en  la vivencia cotidiana de las personas de El Alto”, comentó a Página Siete Pedro Portugal, director de Pukara.

El experto indicó que Copa, por el contacto que tiene con las necesidades de la población, tiene percepciones cotidianas más importantes que las simplemente teóricas, a diferencia del expresidente Evo Morales, quien –a su juicio- estuvo más inclinado a ese ámbito. 

“Tiene esa visión menos ideologizada. Evo Morales tenía una visión que obedecía a un momento histórico y de planteamiento de poses que tenía la izquierda en ese momento, y su vinculación con Cuba, por ejemplo, la vinculación que reclamaba con Fidel Castro, a quien llamaba el abuelo sabio.  Entonces, Evo tenía una vinculación de tipo teórico y sobre todo con fuerzas exógenas, mientras que Eva Copa tiene una vinculación más interna, más endógena y vinculada sobre todo a las necesidades concretas del ciudadano boliviano”, indicó Portugal.   

En campaña, Copa sostuvo que durante el año de la transición no se escapó ni se escondió; llamó a terminar con el pasanku de cargos políticos, dijo “basta” de ser llunkus, pregonó la idea de que las personas salgan adelante por sí mismas con sus capacidades, y hasta habló de un “convenio estratégico” con los kamiris (empresarios) alteños.



El analista y político Fernando Untoja sostuvo que Copa es la expresión de la rebelión aymara que se dio dentro del partido azul, fuerza que –en su opinión- está perdiendo la capacidad de leer la realidad del país.

“El MAS ha perdido la lectura del país, pensó que alienando durante 14 años tenía  todo controlado. Yo debo decir que el aymara es indomable, es inalienable. Eva Copa es una de esas muestras, es un voto más de esa gran rebelión aymara que se está gestando en Bolivia a partir de El Alto”, sostuvo.

Durante la campaña, Copa expresó que la falta de apoyo, de incentivos, de seguridad jurídica y seguridad social provocaron que empresas instaladas en esa urbe “migren” a otros lugares, lo que generó mayor desempleo. En ese marco, planteó:  “un convenio estratégico con la empresa privada, con nuestros kamiris alteños, con los empresarios que se fueron, para que vuelvan”.

Untoja aseguró que cuando Copa hizo esa propuesta lo hizo desde su vivencia. “Cuando Eva Copa plantea eso, plantea desde una vivencia, porque ella ha sido comerciante minorista, de la calle, una mujer que estudió vendiendo ají de fideo con su madre. Ése es uno de los méritos de Eva, que teniendo una lectura clara de la realidad que viven miles de aymaras y que también pueden hacer dinero pueden ser kamiris, potentados;   entonces Eva Copa cambió y vio que el MAS era un freno, casi era un enemigo de los aymaras y quechuas en cuanto concierne a la acumulación del capital”, afirmó.

Copa también en campaña instó a la gente a que  “salgan con sus capacidades, salgan por sí mismos”, y fustigó la práctica del pasanaku de cargos políticos y dijo “basta” de ser llunkus.

Portugal expresó que el triunfo de Copa parte de un elemento importante. “Vemos que el triunfo de Eva Copa parte del hecho de que no se puede tener un puesto en la vida social si no se tiene una compresión de esa vida social. Esa vida la da la educación, la formación, no formaciones de tipo milenarista, esotéricas, fraudulentas,  sino de dominio del conocimiento, del saber actual contemporáneo y que eso va ligado al esfuerzo por poder concretizar una mejora social, política, económica concreta, en el trabajo cotidiano, en la mejora de las condiciones de vida”, aseguró el experto.  


Notas Relacionadas